Ecoaula

Tecnología para atraer y retener el talento

  • Esta realidad deriva de una situación complicada, donde desde hace algún tiempo escasean los profesionales TI
Madridicon-related

En los últimos años, las empresas de todos los sectores se están encontrando con problemas para retener el talento, una situación que se agrava todavía más en el sector tecnológico, donde el 40% de los profesionales rota de empresa antes de 12 meses. Esta realidad deriva de una situación complicada, donde desde hace algún tiempo escasean los profesionales TI. Con la llegada de la pandemia y su impulso en la transformación digital de las empresas, la demanda de estos perfiles ha crecido todavía más, pero la oferta de talento es algo que no se puede acelerar, pues la formación requiere tiempo.

Gartner revela que, debido a la gran demanda, sólo el 29% de los trabajadores de TI de todo el mundo tiene intención de permanecer en su actual puesto de trabajo1. Los negocios que tienen alta dependencia de las capacidades tecnológicas de sus empleados sufren las consecuencias de esta tendencia, no solo por el desajuste que puede llegar a generar, sino porque no les permite capitalizar el conocimiento y experiencia de sus profesionales, ni el uso de la información del proceso y del dato.

Se unen también los cambios en las demandas y preferencias de los trabajadores a nivel laboral, que introducen más variables en la decisión quedarse o no en un empleo. El salario y las buenas condiciones ya no son suficientes para convencer al personal de que nuestra empresa es el mejor lugar para desarrollar sus capacidades. Los profesionales quieren sentirse realizados, valorados, recompensados, y la satisfacción en el entorno laboral se convierte en un factor fundamental.

Una problemática para las empresas que no parece que vaya a cambiar, porque son las generaciones más jóvenes, la llamada generación Z, que ya comienza a entrar en las plantillas, las más desarrolladas tecnológicamente hablando y las más concienciadas con esta premisa. Esta concepción ha llegado para quedarse y las empresas, todavía más las tecnológicas, deben adaptarse si quieren seguir atrayendo el talento.

Como empresas tenemos que cubrir los requerimientos y necesidades que demandan los empleados, intentando siempre mantener un equilibrio con la realidad del negocio. Pero retener el talento es nuestra responsabilidad, y para eso nuestro aliado es la tecnología.

El proceso de transformación digital está trayendo consigo la implantación de tecnologías innovadoras que permiten hacer los negocios más ágiles y eficientes, repercutiendo en evidentes beneficios para las empresas. Pero no debemos olvidar que la tecnología se crea también para hacer la vida más fácil a las personas, y la digitalización de las empresas también puede facilitar y mejorar el entorno laboral de nuestros empleados.

Un ejemplo muy claro es el trabajo en remoto o teletrabajo, que a día de hoy se está convirtiendo en una prestación básica para los empleados y un factor clave en su toma de decisión. Mientras que algunas grandes tecnológicas como Tesla se empeñan en condenarlo, otras están absolutamente convencidas del potencial que tiene la deslocalización del trabajo. La posibilidad de crear células de conocimiento, aprovechando el talento que tiene la empresa, independientemente del lugar en el que esté, y para la tarea que mejor se ajuste a sus necesidades y a las ambiciones de desarrollo del trabajador. Una muestra de sinergia positiva entre empresa, tecnología y trabajadores.

A medida que sigamos implantando tecnologías podremos hacer más sencillo el trabajo para los profesionales que contribuyen a nuestro negocio. Al contrario de lo que se suele pensar, la automatización de las tareas y la digitalización, no destruyen empleo, sino que generan un empleo de valor.

Hay que facilitar que los empleados desarrollen sus capacidades para el éxito del negocio. Mientras nos acercamos cada vez más a las operaciones inteligentes, creamos un entorno laboral que cambia la valoración desde la mera ejecución de tareas, hacia la real creación de valor. Aunque a veces se nos pueda olvidar, las empresas somos las personas que la forman y nuestro éxito está estrechamente ligado al talento interno. Mejorar la calidad del empleo trae muchos beneficios, entre ellos una mayor innovación que nos coloque a la cabeza frente a nuestros competidores.

Elaborado por Miguel Ángel Barrio, Director Desarrollo Negocio y Transformación de Entelgy

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud