Ecoaula

Estudiantes de la Escuela de Ingeniería Industrial presentan 18 productos para facilitar la vida a personas en situación de dependencia

  • Esta iniciativa es fruto del Proyecto de Innovación Docente
Logroño

Un sistema para extraer la tarjeta del cajero, otro para volcar productos con seguridad en la cocina, adaptaciones a medida para la silla de ruedas y una prótesis para ejercitar la movilidad del meñique son algunos de los ingenios para ayudar a personas en situación de dependencia diseñados y fabricados por los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial.

En total, son 18 los productos desarrollados por los estudiantes de la asignatura Tecnología de Fabricación –común al 2º curso de los grados de Ingeniería Eléctrica, Ingeniería Electrónica Industrial y Automática e Ingeniería Mecánica- y que se han presentado en formato de feria.

Esta iniciativa es fruto del Proyecto de Innovación Docente 'Aprendizaje Servicio como medio de desarrollo de la empleabilidad en los Grados de Ingeniería Industrial' financiado por el Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado de la UR, y coordinado por Alpha Pernía E., profesora de la ETSII de la UR, junto a Andrés Sanz G., profesor de la Universidad de Salamanca; Sergio Peciña M., graduado en Ingeniería Eléctrica en la UR; Javier Martínez de Pisón A.; y Julio Blanco F., también profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial.

Los estudiantes lo conocen como Proyecto OSOR (Opensource and SOcial Responsibility) y pretende combinar el aprendizaje activo y el compromiso social como vía de motivación del alumno; ya que los conocimientos adquiridos en el aula se afianzan de una forma sólida y duradera en el tiempo cuando son puestos en práctica en proyectos ilusionantes. Además, durante el proyecto se desarrollan habilidades blandas como el trabajo en equipo, el liderazgo, el pensamiento crítico, etc. muy importantes para la empleabilidad de los futuros ingenieros.

Esta es la tercera edición de los ingenios creados por los alumnos de Tecnología de Fabricación, en la que se ha contado con la colaboración del Hospital Calahorra, la Asociación Riojana de Esclerosis Múltiple y el Centro de Referencia Estatal de Autonomía Personal y Ayudas Técnicas del Centro de Recuperación de Personas con Discapacidad Física de Lardero.

De la mano de Mónica Herreros, Lucía Garro, Javier Calbet y Sara Ibarz, se han propuesto casos de personas específicas que necesitan de estos ingenios y se ha ofrecido a los estudiantes. Las personas a las que se destinan estos productos han sufrido alguna enfermedad cerebrovascular (ictus), una esclerosis, daños en el sistema nervioso o parálisis cerebral.

Mónica Herreros impartió un seminario muy ilustrativo sobre la Terapia Ocupacional mientras que Miguel Ángel Espinar (@espinarplay, @RedGuadalinfo), experto en creatividad, innovación social, Design Thinking y EntreComp, impartió un seminario de forma igualmente altruista sobre herramientas de creatividad del Design Thinking orientadas al Proyecto OSOR.

Los estudiantes de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de la UR se enfrentaron al objetivo de desarrollar un producto para facilitar la autonomía de estas personas en actividades de su vida diaria tales como: vestirse, asearse, comer, cocinar, cortar, recoger cosas, entre otras. Así como favorecer su bienestar mejorando su situación en la silla de ruedas, su autonomía al desplazarse en coche o el confort al dormir.

En España, a día de hoy, hay casi millón y medio de personas con algún grado de dependencia reconocido y que por lo tanto necesitan algún tipo de ayuda para desarrollar su vida diaria.

Los productos de ayuda que hay en el mercado suelen ser costosos y difícilmente adaptables a cada persona, pero el uso de impresoras 3D permite desarrollar productos personales económicos y reparables como han demostrado los estudiantes de Tecnología de Fabricación.

Los estudiantes han trabajado en grupos de 3 personas y han desarrollado 18 productos empleando diferentes tecnologías (entre ellas, la impresión 3D). Algunos grupos han abordado el mismo caso, pero desde diferentes perspectivas.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin