Ecoaula

La educación de idiomas

  • Hoy en día optamos por otros sistemas en los que la práctica hablada tiene un peso mucho mayor
Madrid

Hace algunos años estudiar idiomas no estaba al alcance de todos y no se le daba la importancia que hoy en día tiene. Sin embargo, la sociedad ha evolucionado enormemente en los últimos 30 años. Actualmente vivimos en un mundo completamente globalizado que nos obliga a desenvolvernos en más de un idioma, especialmente, en inglés. Por lo que ser capaces de hablar distintos idiomas se ha convertido en algo imprescindible en el plano laboral actual, una circunstancia que irá a más conforme pasen los años.

Este contexto ha hecho que la manera en la que se aprenden nuevos idiomas también haya cambiado. Hasta hace no mucho, el método empleado se basaba en la gramática-traducción, que consiste en aprender reglas gramaticales y vocabulario de memoria. Este modelo iba asociado a un programa cerrado e igual para todos los alumnos. De este modo, muchos alumnos adoptaron, erróneamente, la concepción de que no se le daban bien los idiomas.

Hoy en día optamos por otros sistemas en los que la práctica hablada tiene un peso mucho mayor. En nuestro caso, desde British School of Valencia llevamos haciendo esto desde nuestros inicios en 1992. Al ser un colegio que basa su currículo en el modelo educativo británico, nuestra tarea docente y formativa refuerza los vínculos entre la cultura española y la inglesa ofreciendo una inmersión completa en la cultura británica desde los cursos de Educación Infantil puesto que los alumnos se empapan del inglés a lo largo de toda la jornada escolar. De este modo, el aprendizaje es similar al de la lengua materna, lo que facilita en gran medida su asimilación. En este sentido, para nosotros como colegio 100% británico, es muy importante que los alumnos comiencen a familiarizarse con el inglés desde muy pequeños. Ya con tan solo dos años, toda la jornada escolar de los niños se desarrolla en este idioma consiguiendo así que sientan esta nueva lengua como suya al mismo nivel que el español mientras aprenden a través de juegos sensoriales, cuentos y canciones todo a través de la práctica diaria y la experimentación en primera persona.

Estudiar un idioma desde pequeños hace que el aprendizaje sea más fácil y que se interiorice de manera más correcta

Estudiar un idioma desde pequeños y estar en contacto, ya no solo el idioma, sino también con la cultura, hace que el aprendizaje sea más fácil para ellos y lo interioricen de manera más correcta. Darle un peso mayor a la parte oral del lenguaje ayuda a los estudiantes a mostrar más interés por él, además de contribuir a que tengan un vocabulario cotidiano y, por supuesto, les ayuda a tener una mejor pronunciación y también una mayor confianza. En definitiva, creemos que la manera más eficaz de aprender un idioma es a través de una enseñanza de calidad y en inmersión. Además, siempre que sea posible, tratamos de potenciar que nuestras familias empleen distintos idiomas con sus hijos haciendo que se convierta en una rutina completamente normal y cotidiana el hablar tanto español como inglés. Es por ello por lo que consideramos que el aprendizaje simultáneo de diferentes idiomas es lo más efectivo sobre todo a edades muy tempranas. Haciéndolo de forma natural los niños se sentirán cómodos y lo verán como algo normal de su día a día. De esta forma conseguiremos mantener su motivación además de crear un refuerzo positivo con todo lo relacionado al aprendizaje de nuevos idiomas.

Elaborado por Flor Medina, Subdirectora de British School of Valencia

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin