Ecoaula

Las principales diferencias entre el modelo educativo británico y el modelo educativo español

  • Pese a que hoy en día podemos encontrar numerosos centros de educación británica en nuestro país, probablemente haya muchas familias que desconozcan cuáles son las principales
Madrid

British School of Valencia, colegio británico ubicado en Valencia, explica cuáles son las cinco diferencias entre el modelo educativo británico y el modelo educativo español.

Priorizar la práctica sobre la teoría

El sistema educativo británico otorga una mayor importancia a la parte práctica de la enseñanza respecto al modelo educativo español. De este modo, en materias relacionadas con las ciencias, artes y nuevas tecnologías, los alumnos tienen la oportunidad de experimentar en primera persona y aplicar en la vida real gran parte de los conocimientos que están aprendiendo.

Fomentar la autonomía del alumno

En los centros británicos se apuesta por fomentar la creatividad, la autonomía y el crecimiento personal de los alumnos. Desde pequeños, los estudiantes son parte activa de su proceso de aprendizaje, alejándose así de rol más pasivo que tienen en otro tipo de modelos educativos, en los que simplemente escuchan y atienden a las enseñanzas del profesor. Con ello, además, se incentiva el interés de los alumnos además de motivarles para que sean capaces de razonar y aplicar posteriormente los conceptos que se estén explicando. Por ejemplo, con los más pequeños muchas veces se trabaja con los alumnos sentados alrededor de una alfombra, lo que se denomina carpet time en inglés. Esto facilita el trabajo en grupo y la colaboración entre los niños facilitando así la tarea del profesor.

Trabajo en equipo

El método educativo británico fomenta la colaboración y cooperación entre alumnos. En el caso de BSV, hemos adoptado la educación por proyectos como uno de nuestros métodos de aprendizaje. Este modelo, por el cual los alumnos deben desarrollar un proyecto o trabajo de principio a fin, promueve la colaboración entre estudiantes al mismo tiempo que fomenta una relación más estrecha con los profesores. De este modo, tratamos de preparar a los alumnos para que sepan enfrentarse a situaciones que tendrán que experimentar en "el mundo real".

Otra característica de las escuelas británicas es el sistema de casas o Houses. Cada alumno pertenece a una casa y, cuando alguno de ellos realiza una determinada actividad, se asigna un número de puntos a cada equipo. Al final del curso, se contabilizan todos los puntos y se premia a la que tenga una mayor puntuación. Con ello, se pretende fomentar el compañerismo, la cooperación y la competición sana.

Un mayor protagonismo de los idiomas

La oferta lingüística que ofrecen los centros educativos británicos suele ser muy completa. En BSV, además de formar a los alumnos en inglés, también le damos una gran importancia al aprendizaje de segundos y terceros idiomas ya que son una herramienta imprescindible para

el futuro laboral de los alumnos. Para ello, contamos con un programa de acreditación lingüística que permite a los alumnos obtener un nivel acreditado a través de un examen de certificación externo de capacitación en inglés, francés, alemán o chino mandarín.

Educación personalizada para cada alumno

Los centros educativos británicos cuentan con la figura de apoyo de los teachers assistants y support teachers. Su función es la de ayudar a los profesores en el trabajo diario con los alumnos. De este modo, si un estudiante necesita apoyo extra en una asignatura en concreto, estos profesores ofrecen clases y actividades en función de las necesidades de cada estudiante. Este es un aspecto muy importante dentro del proyecto educativo que ofrecemos en British School of Valencia.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin