Ecoaula

Fundación Universitaria San Pablo CEU hace entrega de los Premios Ángel Herrera

  • Durante el día de ayer se celebró el XXV aniversario de estos premios que la Fundación Universitaria San Pablo CEU adjudica anualmente
Los premiados con Alfonso Bullón de Mendoza, presidente de la Fundación Universitaria San Pablo CEU y Javier Tello, director general de la Fundación Universitaria San Pablo CEU
Madrid

Estos premios reconocen la labor de personas, instituciones y empresas que han destacado por su contribución a la mejora de la sociedad y al bien común.

Durante el día de ayer se celebró el XXV aniversario de estos premios que la Fundación Universitaria San Pablo CEU adjudica anualmente en diferentes categorías, entre las que destacan: solidaridad, alumni, colaboración empresarial en el ámbito educativo, cooperación al desarrollo y emprendimiento social o al mejor trabajo periodístico en materia educativa. Estos galardones toman el nombre del fundador de la Asociación Católica Propagandística (ACdP) y de la Fundación, el prelado Ángel Herrera.

En la categoría de la "Difusión de la Cultura Católica", uno de los premiados fue el Camino de Santiago. La Fundación Universitaria San Pablo CEU considera este itinerario merecedor del premio no solo por ser un camino que dirige hacia la tumba del Apóstol, sino también por ser una vía de civilización y de desarrollo religioso, cultural, artístico y social en toda Europa. Julián Barrio, actual arzobispo de Santiago de Compostela, afirmaba que: "el verdadero valor del camino de Santiago es que es una ruta para el espíritu humano que se revela a no perecer bajo la opresión de la inmanencia que estamos teniendo culturalmente en estos momentos y que está olvidando el sentido trascendente de la persona". Además, el arzobispo animaba a todas aquellas personas que quieran hacer este peregrinaje: "Es una oportunidad que uno tiene para encontrarse consigo mismo y también para recordar que Dios sigue siendo el origen, la causa y la meta de todas nuestras aspiraciones".

Por otra parte, la Fundación Ignacio Larramendi recibió este premio por el fomento de la caridad en las relaciones sociales y su preferencia por los débiles y pobres, base de la doctrina de la Iglesia Católica. Luis Hernando de Larramendi puso el foco en la importancia de la defensa de los valores y la ética familiares: "Hay que intentar valorar aquello que se ha recibido y promover la ética humanística y católica desde las primeras etapas educativas". Además, coincidiendo con el centenario del nacimiento de su fundador, el CEU reconoció el testimonio vital del mismo y celebra así su visión cristiana de la vida vinculada a la doctrina social de la Iglesia.

En la categoría de "Colaboración empresarial con el sector educativo", Remedios Orrantia, presidenta de la Fundación Vodafone España recogió el premio en nombre de esta entidad. Con este galardón, la Fundación Universitaria San Pablo CEU reconoce la apuesta de esta institución por poner la tecnología al servicio de las personas a través de diferentes proyectos e iniciativas que buscan, entre otras cosas, convertir a los más jóvenes en agentes de cambio social y lograr un futuro mejor. Orrantia hizo hincapié en que: "El desarrollo de las sociedades viene a través de modelos educativos sólidos, donde las nuevas tecnologías se incorporen, no a través de herramientas, sino siendo capaces de transformar los contenidos y las metodologías de aprendizaje".

Para la Fundación Vodafone España, este premio supone "un espaldarazo a la labor que realizamos desde hace años y, en particular, a nuestra iniciativa estrella, el programa Digicraft, con el que acercamos las competencias digitales a docentes y estudiantes de Educación Primaria".

El Camino de Santiago fue premiado por ser una vía de civilización y desarrollo

A pesar de que la llegada de la pandemia acaparó todas las portadas de los periódicos, en los últimos meses se ha vivido una pesadilla en forma de la irrupción del volcán de la isla de La Palma. Josefina Giancaterino Stegmann, redactora del diario ABC, quiso plasmar la realidad de todos esos estudiantes que de la noche a la mañana vivieron un terremoto en sus vidas. Así es como se convirtió en la única periodista que se acercó a 300 metros del volcán. Con el artículo titulado "A estos niños les han arrancado parte de sus vidas" ganó el Premio CEU Ángel Herrera al Mejor Trabajo periodístico en materia educativa. "La imagen que no se me borra es la de los niños con la mascarilla para hacerle frente a la pandemia, pero también con las gafas de buceo para que la ceniza no les hiciera daño en los ojos", detalla Stegmann. A la hora de preguntarle por la relevancia que tiene el área educativa en los medios de comunicación, la periodista lo tiene claro: "Las ideologías han hecho que las noticias educativas empiecen a ocupar las portadas, pero todavía cuesta mucho darles la relevancia que merecen".

Relacionada con el sector educativo está la categoría de "Innovación educativa en el sector tecnológico", en donde la Fundación reconoce a Samsung su programa Samsung Smart School. Esta iniciativa, elaborada junto con el Ministerio de Educación y Formación Profesional y el conjunto del país, tiene como objetivo mejorar la educación a través de la tecnología y propiciar un cambio metodológico en la enseñanza. Elena Diez-Alejo, manager en comunicación corporativa y relaciones institucionales de Samsung Electronics Iberia, habló de este proyecto como clave "para integrar la tecnología como un elemento facilitador para transformar la educación". Además, añadió que "la formación del profesorado ha sido muy importante, es decir, formarles para que la tecnología sea un elemento transformador en el aula, pero siempre como medio, nunca como fin". Para la compañía de electrónica y de tecnologías de la información, recibir este premio supone "un reconocimiento a todos los años que llevamos trabajando en el ámbito educativo. Un compromiso que enmarcamos dentro de nuestra estrategia de Tecnología con Propósito con la que buscamos mejorar la vida de las personas".

El Premio CEU Ángel Herrera en la categoría de Valores e Influencia en Redes Sociales ha ido a parar a manos de dos expertos en la materia. Francisco García (Cisco), joven abogado y deportista que, desde el año 2015 es el tenista en silla de ruedas número 5 de España. Además, Forbes lo ha considerado uno de los 100 influencers más importantes de España. Para Cisco: "Es importante resistir, porque en la vida nos pasan muchas cosas malas y si no las sabes encajar, todas tus virtudes no van a florecer" y, para ello, cree que "tendemos a darle demasiada importancia a los problemas y lo que deberíamos hacer es poner más el foco en lo bueno que tenemos". Para la Fundación Universitaria San Pablo CEU es merecedor de este galardón al representar un ejemplo de superación para sus estudiantes y reconocer así la resiliencia y actitud ante la adversidad.

Valentín Fuster recibió el premio por su compromiso  con los hábitos saludables

Este premio también lo ha recogido Paloma Blanc, una influencer, madre de 9 hijos y creadora de "7 pares de Katiuskas", que considera que este mundo "requiere muchísimo tiempo de formación, tanto personal, como para nuestros hijos, para saber cómo va el mundo, cuáles son las tendencias y saber cómo podemos acompañar a nuestros hijos para que hagan un buen uso de las redes". Además, ha expresado que la alegría "es el valor principal" que quiere transmitir en su cuenta de Instagram: "se puede ser madre de 9 hijos y se puede ser feliz", apuntó.

Una de las categorías más destacadas de estos premios es "Ética y Valores". Este año la Fundación Universitaria San Pablo CEU entregó este galardón a Valentín Fuster y José Luis Perales. Cantautor, compositor, productor y escritor con más de cincuenta años de trayectoria profesional, que se autodefine como "cantante de historias de la gente", Perales recibe este premio que pretende ensalzar todo lo que ha vivido de la música al mismo tiempo que disfrutaba de su familia y de los paisajes de su tierra. Los valores más importantes para este cantautor son: "Amistad, fidelidad, amigos y amor a la familia". El artista considera un éxito haber logrado vivir de su pasión y haberlo podido compartir con su familia hasta tal punto que afirma: "No entendería vivir lejos de mi familia". Destaca también su disposición a colaborar en la mejora de las condiciones de vida de los más necesitados, a través de numerosas iniciativas destinadas a ofrecer apoyo y protección a la infancia marginada.

Por su parte, Valentín Fuster recibió este premio por su compromiso social como divulgador y promotor de hábitos saludables entre la población. La importancia de esta categoría es tal que el doctor afirmaba: "me gustaría predecir que, como sociedad, solamente en el futuro, son los valores éticos los que vencerán". También ha destacado sus relevantes contribuciones a la medicina cardiovascular durante su extensa trayectoria científica que le han convertido en el investigador español más citado de la historia. Manifestaba su fiel creencia en la educación en hábitos saludables en niños y niñas que "tiene una implicación enorme, porque esto sale hacia afuera cuando uno es adulto". El Dr. Fuster ha declarado que recibir este premio en la categoría de Ética y Valores "supone para mí y para mi equipo un impulso para seguir comprometidos en mejorar la salud cardiovascular de la población, especialmente en los niños".

María Dolores Dancausa recibió el premio CEU Ángel Herrera en la categoría de "Alumni Senior", tras haber desarrollado prácticamente toda su carrera profesional en el sector financiero y asegurador. Formó parte del equipo fundador de Línea Directa Aseguradora, que hoy es una de las grandes aseguradoras españolas, contribuyendo a su desarrollo durante 16 años, los dos últimos ocupando el cargo de Consejera Delegada. Dancausa destacó la relevancia de los valores y afirmó que: "Las instituciones educativas como el CEU tienen una enorme responsabilidad respecto a la ética, en la medida en que forman a los grandes profesionales del mañana". Finalmente señaló la ilusión que le hizo recibir el premio "primero por el magnífico recuerdo que tengo de mis años universitarios en el CEU, y después por lo que supone un galardón que busca distinguir a personas e instituciones por su contribución a la mejora de la sociedad y el bien común".

El premio CEU Ángel Herrera "Alumni Junior" lo recibió Oriol Reull, alumni del Doble Grado de Administración de Empresas y Derecho de la Universidad Abat Oliba CEU. Es un emprendedor de 28 años que comenzó su lucha contra el desperdicio de alimentos como Country Manager de la app "Too Good to go". Afirmaba que se trata de un problema real que afecta, principalmente, al ambiente doméstico. "La solución pasa por la tecnología y por los cambios de hábito, para poder educar y concienciar sobre este problema". Sobre la investigación que tiene en marcha, Reull manifiestó la relevancia que tienen los primeros mil días de una persona en su alimentación y su preocupación constante referida a cómo alimentaremos a la población en el año 2050.

Finalmente, el premio CEU Ángel Herrera a la Solidaridad, cooperación al desarrollo y emprendimiento social ha ido a parar a manos de la Fundación Síndrome de Down Madrid por su proyecto RED, salvar vidas. Para la Fundación Universitaria San Pablo CEU son merecedores de este premio por la extraordinaria labor que realizan para salvar sus vidas, ponerlas en valor y equipararlas en dignidad con los demás. Ignacio Egea, presidente de la Fundación Síndrome de Down Madrid, aseguraba que "hemos avanzado mucho en la sensibilización de la sociedad, gracias al apoyo de las administraciones y las empresas".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin