Ecoaula

Amaya Mendikoetxea: "La ratio de PAS/PDI de la UAM es la más baja de la Comunidad de Madrid"

  • La UAM, como universidad pública, debe ofrecer al profesorado una carrera académica progresiva y predecible en todas sus etapas
Madrid

Amaya Mendikoetxea llegó a la Universidad Autónoma de Madrid (UAM) en un momento crítico para la sociedad en general. Tomó posesión de su cargo el pasado mes de septiembre y se está enfrentando a uno de los años más complicados de la universidad española.

¿Qué objetivos se plantea como rectora de la UAM?

Mi campaña se centró en impulsar tres grandes ejes dentro de la universidad: Internacionalización, digitalización e interdisciplinariedad. A ello se ha sumado ahora un objetivo que se coloca casi en primer lugar debido a la exigencia de los plazos administrativos, y es el de aprovechar de la manera más eficiente posible los fondos europeos para sentar las bases de la universidad que queremos. Hemos creado para ello una Comisión de Coordinación de Acciones para los Planes de Recuperación Económica integrada por los Vicerrectores de Planificación y Estrategia Digital, Política Científica, Transferencia, Innovación y Cultura, Compromiso Social y Sostenibilidad, Campus e Infraestructura y Gerencia. El fin es identificar las oportunidades y vías existentes para la captación de estos fondos de modo que podamos dar un salto cualitativo, mejorar todos nuestros indicadores y acometer las reformas necesarias para una universidad más moderna, más ágil, más abierta, más sostenible y más inclusiva.

¿Cuáles son los cambios principales que va a llevar a cabo en su etapa como rectora?

Me presenté a las elecciones con el lema "Reactivar la UAM". Y para reactivarla hemos de tomar decisiones que estén muy fundamentadas, pero haciéndolo con la mayor eficiencia y celeridad posible. Tenemos que mejorar las condiciones laborales del personal de la UAM y poner en marcha un amplio proceso de renovación generacional tanto en el Personal Docente e Investigador como en el Personal de Administración y Servicios. Es imprescindible dar un impulso a la investigación y la transferencia desde todas las ramas del conocimiento, apoyando a nuestros grupos de investigación y fomentando la captación de fondos, particularmente fondos europeos. Nos proponemos también acercar la oferta docente a las necesidades de la sociedad con programas de estudios más flexibles y centrados en las competencias para facilitar el acceso de nuestros estudiantes al mercado de trabajo. Hemos de acometer la digitalización de nuestros procesos e integrar la tecnología en la docencia, así como contribuir a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible. En materia de gobernanza, avanzaremos hacia un gobierno más transparente, abierto y participativo. También en este período debemos consolidar la alianza CIVIS, a la que pertenecemos dentro del programa de Universidades Europeas.

¿Cuáles son sus principales propuestas para estudiantes, PDI y PAS?

Nuestro programa tiene un apartado específico dedicado a poner al estudiantado en el corazón de la UAM, colocarles en el centro de los procesos de toma de decisiones estratégicas. Nos preocupa enormemente la formación de nuestros y nuestras estudiantes, pero también nos interesa muchísimo conocer su opinión. Además queremos reforzar las medidas de apoyo para garantizar la igualdad de oportunidades y la continuación de los estudios, crear espacios de aprendizaje colaborativo o apoyar programas específicos de formación dual en alternancia universidad-empresa. Con el Personal Docente e Investigador y el Personal de Administración y Servicios el objetivo es mejorar sus condiciones, reduciendo la temporalidad y precariedad y reconocer la enorme labor que realizan, especialmente durante los años de la pandemia y a lo largo de muchos años de sucesivos recortes presupuestarios. En el ámbito del PDI y PDI(F) queremos agilizar los procesos de contratación para renovar y modernizar nuestra plantillas, diseñando una política de profesorado que atienda a las singularidades de los distintos centros y departamentos. La UAM, como universidad pública, debe ofrecer al profesorado una carrera académica progresiva y predecible en todas sus etapas, con altos niveles de calidad científica y docente, en un entorno saludable y estimulante. En el ámbito del Personal de Administración y Servicios necesitamos tanto un aumento de plantilla como un amplio programa de formación. La ratio de PAS/PDI de la UAM es la más baja de la Comunidad de Madrid y una de las más bajas de España. Tenemos que reconocer adecuadamente su labor y, además, crear un entorno favorable para su desarrollo profesional en condiciones de igualdad.

"La UAM debe ofrecer al profesorado una carrera académica progresiva"

¿Cómo se plantea la UAM el curso en relación con la pandemia?

La UAM ha apostado desde el inicio de curso por la máxima presencialidad permitida por las autoridades sanitarias y educativas, y hemos defendido esta postura con determinación en todas nuestras reuniones con la Conferencia de Rectores de la Comunidad de Madrid (CRUMA) y con la propia Comunidad de Madrid. Tan pronto como las autoridades lo permitieron, reorganizamos nuestra actividad para poder recuperar la plena presencialidad en docencia e investigación en el plazo de apenas una semana gracias a la gran labor realizada por todos los centros y sus departamentos. Se ha trabajado muchísimo para tener listos planes de contingencia que nos permitan adaptarnos con celeridad y eficacia a los distintos escenarios epidemiológicos.

¿En qué destaca la UAM en comparación con otras universidades públicas?

Si hay algo que caracteriza de manera muy especial a la Universidad Autónoma de Madrid es el sólido binomio de docencia e investigación sobre el que se sustenta, siguiendo fielmente el modelo de universidad moderna definido por Wilhelm von Humboldt en 1810. Quienes estudian en la UAM, lo hacen de la mano de relevantes investigadores en todas las áreas de conocimiento. Docentes que no solo 'transmiten' saber sino que lo están generando aquí mismo, en los laboratorios de un Campus de Excelencia Internacional que es un polo de investigación e innovación de referencia a nivel nacional e internacional. La UAM siempre ha sido muy potente en investigación en el campo de las ciencias experimentales. Uno de los objetivos de nuestro Equipo de Gobierno es dar un fuerte impulso a la investigación interdisciplinar, en todas y cada una de las áreas de conocimiento. Muchos de los grandes retos que afrontamos como sociedad, desde el efecto de las fake news en las elecciones democráticas hasta cuál debe ser la regulación jurídica de la inteligencia artificial, se resuelven no solo desde la tecnología, sino desde el Derecho, la Sociología, la Historia o la Lingüística. En definitiva, desde una intensa colaboración entre disciplinas de ciencias y humanidades.

"Nuestro futuro dependerá de la adaptación hacia lo que demanda la sociedad"

¿Cómo se puede eliminar el techo de cristal?

Es cierto que queda mucho por hacer pero me gustaría destacar que se están dando pasos muy importantes, tanto en el entorno universitario como en el conjunto de la sociedad. En mi caso particular, soy la segunda rectora que tiene la Universidad Autónoma de Madrid (la primera fue Josefina Gómez Mendoza en 1984-1985) y la primera elegida por sufragio universal ponderado. Desde que la LOU abrió esa posibilidad no es que no haya habido rectoras, es que ni siquiera había candidatas. En las últimas elecciones, el avance ha sido muy significativo porque dos de los cuatro candidatos éramos mujeres. Es un proceso que avanza de manera inexorable, aunque quizás no con la celeridad que desearíamos. Antes sucedía lo mismo con los decanatos, y sin embargo ahora vemos que hay muchas decanas. El techo de cristal irá subiendo, y es importante que todos y todas empujemos con fuerza para que lo haga con la mayor celeridad posible. Es importante que haya personas que abran camino, en los que fijarse, que se transmita la idea de que sí se puede.

¿De qué forma visualiza el futuro de la UAM?

La universidad se ha rebelado como una institución tremendamente robusta a través de los siglos y de los cambios sociales y económicos. El futuro de la UAM dependerá de su adaptación hacia lo que demanda la sociedad en lo referente a los estudios, la investigación, la transferencia y el compromiso social. Creo firmemente que la UAM de mañana seguirá siendo un referente nacional e internacional en docencia e investigación, pero con un enfoque mucho más multidisciplinar, más digital y más internacional. Una universidad en alianza con otras instituciones, centros de investigación y empresas, un polo de atracción de talento con una profunda vocación de servicio a la sociedad. También más participativa, eficiente y moderna. Tenemos que repensar y rediseñar buena parte de lo que hacemos y la manera en que lo hacemos, para dar más y mejores respuestas a nuestro estudiantado y al conjunto de la sociedad.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin