Ecoaula

5 tendencias educativas que marcarán este 2022 y el futuro de las aulas

  • Un nuevo entorno en el que priman las aulas colaborativas
Madrid

Vivimos en una sociedad cada vez más interconectada en la que la tecnología se ha consolidado como la herramienta del futuro. Además, no es ningún secreto que la pandemia provocada por el Covid – 19 ha estimulado la transformación del mundo en el que vivimos. Este contexto, no solo se da a nivel social, sino que también, se ha traslado a los centros escolares. Un nuevo entorno en el que priman las aulas colaborativas, las tecnologías emergen como facilitadoras del aprendizaje y los entornos virtuales o híbridos cada vez cogen más peso.

Es por ello, que desde Hastings School, uno de los centros pioneros en educación internacional británica de la Comunidad de Madrid nos acercan las que serán las tendencias educativas protagonistas este año 2022 y que, sin duda, marcarán el futuro de las aulas. Todo ello, con la principal premisa de convertir el aprendizaje en un proceso divertido, estimulante e interactivo.

- Aulas colaborativas: esta modalidad educativa cada vez está cogiendo más peso en los entornos educativos. El objetivo último es que los alumnos participen en clase de manera más proactiva y compartan sus propios conocimientos, es decir, que el aprendizaje sea dirigido por los propios estudiantes y que la comunicación alumno-profesor sea más eficiente.

- Personalización: desde las aulas tenderemos a construir el aprendizaje desde las habilidades de cada alumno. De este modo, prepararemos a los alumnos del siglo XXI para los nuevos perfiles que reclama el mercado laboral actual: trabajo en equipo, habilidades sociales, capacidad para afrontar retos y superarlos, inteligencia emocional, creatividad y pensamiento crítico.

- Tecnología emergente: es importante que, desde las aulas, aprovechemos de manera didáctica los que se proponen como nuevos ambientes de aprendizaje y que nos permitan desarrollar la acción docente. Para ello, debemos introducir a los alumnos en los conocimientos esenciales de robótica, realidad virtual o programación.

- Salud mental en la educación: en los últimos años, lo que era una tarea pendiente, se ha convertido en la prioridad para los centros escolares. Por ello, se han implementado servicios de apoyo, por ejemplo, en Hastings School, desde hace varios años, existe el coordinador de Salvaguardia y protección infantil.

- Educación híbrida: la pandemia ha acelerado la digitalización y la internacionalización de la formación, por ello, debemos adaptarnos a este nuevo contexto desde los centros escolares y potenciar el e-learning.

Todas estas tendencias llevadas a las aulas permiten que los alumnos estén más conectados con sus vidas, se cree un marco de colaboración en las aulas y los alumnos finalicen sus estudios escolares más preparados para su futuro.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.