Ecoaula

Un proyecto del CNIC mejora la eficacia de las vacunas

  • Las vacunas preparan al sistema inmunitario frente al virus
Madrid

Una solución de inmunoterapia intranasal elaborada con bacterias muertas y denominada MV130, previene la mortalidad por el coronavirus SARS-CoV-2 en animales y aumenta la inmunogenicidad de las vacunas frente a la Covid-19. Este es el resultado de una investigación dirigida por el Dr. David Sancho en el Centro Nacional de Investigaciones Cardiovasculares (CNIC) y financiada Banco de Santander a través del Fondo Solidario Juntos, que se puso en marcha en 2020 para respaldar proyectos e iniciativas que hicieran frente a la pandemia.

Esta inmunoterapia entrena el sistema inmunitario innato a través de la inducción de cambios epigenéticos en las células inmunitarias innatas, tal y como se ha demostrado en otros estudios del grupo del Dr. Sancho, director del laboratorio de inmunología del CNIC.

Las vacunas preparan al sistema inmunitario frente al virus. El efecto protector de estas vacunas se genera gracias a lo que se denomina memoria inmunológica. Hasta hace muy pocos años se creía que la inmunidad específica (adaptativa) era la única que poseía memoria (capacidad de 'recordar' patógenos previos –virus bacterias…- y desencadenar la respuesta para defender el organismo), mientras que la inmunidad innata (no específica para un patógenos concreto) no la tenía: "Hoy se sabe que se puede 'entrenar' la inmunidad innata para conseguir una mejor respuesta frente a infecciones posteriores no relacionadas. Por ejemplo, entrenar la inmunidad innata con preparados bacterianos para proteger frente a infecciones virales, como SARS-CoV-2. Además, dicho entrenamiento perdura en el tiempo", ha explicado.

El MV130 es una preparación que contiene varias bacterias inactivadas que además previene la morbilidad y mortalidad en infecciones virales respiratorias, como es por ejemplo la gripe o, en este caso, el SARS-CoV-2.

El proyecto financiado por Banco de Santander y en el que también han participado investigadores del IdiPAZ, el CNB y el CSIC, se ha desarrollado en poco más de un año y supone un avance significativo en la lucha frente a este tipo de coronavirus que todavía está lejos de desaparecer.

Banco de Santander creó el pasado año un fondo solidario destinado a financiar o desarrollar iniciativas y proyectos de investigación que lucharan contra la Covid-19 y los efectos de la pandemia, especialmente sobre los colectivos y segmentos de población más vulnerables. A día de hoy, son numerosos los que ya han dado sus frutos.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin