Ecoaula

Pilar Alegría anuncia a las comunidades autónomas que la Ley de Formación Profesional estará aprobada definitivamente en el primer trimestre de 2022

  • La ministra ha destacado el diálogo y la colaboración entre el Ministerio y las comunidades autónomas
Madrid

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha presidido esta tarde la Conferencia Sectorial de Educación en la que ha anunciado a los consejeros de las comunidades autónomas que la Ley de Formación Profesional estará aprobada definitivamente en el primer trimestre del próximo año.

Este proyecto de Ley es una de las prioridades del Gobierno ya que supone la principal herramienta para culminar la transformación de la Formación Profesional emprendida en 2018. El objetivo es la integración completa de la oferta formativa y la red de formación para el empleo para poner en marcha una oferta única, modular y flexible dirigida tanto a estudiantes como a trabajadores empleados y desempleados. Una FP que sea una opción de primera línea, puerta a un empleo de calidad y bien remunerado.

La futura norma ha superado ya la fase de enmiendas en el Congreso sin que ningún grupo parlamentario presentara una enmienda a la totalidad y llegará próximamente al Pleno de esta Cámara. Continúa así su tramitación el texto elaborado por el Ministerio en colaboración con todos los actores implicados en la Formación Profesional.

En paralelo a la tramitación de la ley, tal y como ha explicado la ministra en la Conferencia Sectorial, están en marcha ya las actuaciones del Plan de Modernización de la Formación Profesional. Entre otras, la ampliación de plazas, la creación o conversión de ciclos formativos en bilingües, la creación de aulas de emprendimiento, la creación de aulas de digitalización aplicada, y la formación del profesorado en formación profesional en digitalización y sostenibilidad aplicadas a los sectores productivos.

El Ministerio y las comunidades autónomas han abordado también el desarrollo de los currículos de las distintas etapas educativas, que serán aprobados previsiblemente en las próximas semanas.

Pilar Alegría ha destacado el diálogo y la colaboración entre las administraciones educativas para la elaboración de los Reales Decretos de enseñanzas mínimas, que se han discutido en reuniones bilaterales con cada una de las Consejerías de Educación, en la Comisión de Ordenación Académica de la Conferencia Sectorial y han sido presentados también a la Comisión General de Educación.

El nuevo currículo competencial sigue las directrices marcadas por las instituciones internacionales y está en línea con otros países que destacan por su modelo y resultados educativos.

Por otro lado, la Conferencia Sectorial ha aprobado los criterios de reparto y la distribución de 200,7 millones de euros a las comunidades autónomas para la creación de 21.794 plazas públicas y gratuitas de Educación Infantil de 0 a 3 años.

Esta partida forma parte de un plan a tres años financiado con 670,1 millones de euros para la creación de 65.382 plazas gratuitas de titularidad pública de 0 a 3 años. En 2022, las comunidades autónomas recibirán 331 millones de euros de este programa, tal y como recoge el proyecto Ley de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año, aprobado hoy por el Congreso.

Estos presupuestos incluyen una inversión histórica de 6.036 millones de euros para el Ministerio de Educación y Formación Profesional. Unos fondos que irán destinados a la mejora de la calidad, la equidad y la igualdad de oportunidades del sistema educativo, la potenciación de la Formación Profesional y la digitalización, tal y como ha recordado la ministra durante la reunión.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.