Ecoaula

Los colegios La Salle implantan un nuevo modelo que rompe con los horarios, las aulas y los libros tradicionales

Madrid

La institución educativa La Salle está implantando en sus centros un nuevo modelo de aprendizaje que acaba con los horarios y las aulas tradicionales, rompe los límites de las asignaturas y renueva el sistema de evaluación.

"Sentimos que nuestro nuevo modelo pedagógico conlleva una profunda revolución de la educación, en la que el alumnado aprende más y mejor por asumir el rol de protagonista en el proceso. Educar desde el contexto aumenta la comprensión de aquello que se vive y fomenta el compromiso de los alumnos y alumnas", ha destacado el director de la Red de Obras Educativas La Salle, Jesús Félix Martínez.

La Salle, institución educativa con 300 años de historia y 120 centros en España y Portugal, a los que asisten 80.000 alumnos, engloba estos cambios bajo el Nuevo Contexto de Aprendizaje (NCA), un modelo pedagógico propio, fruto de la reflexión y la investigación, según informa la institución en un comunicado recogido por Europa Press.

El Nuevo Contexto de Aprendizaje (NCA), que ya es una realidad en Educación Infantil, Primaria y primeros cursos de Secundaria y que estará completamente implantado hasta la universidad en el curso 2025-2026, dice "adiós" a los libros de texto convencionales, a los horarios por asignaturas y a las aulas tradicionales.

En concreto, la enseñanza "rígidamente compartimentada" desaparece y es sustituida por seminarios, talleres y proyectos, en los que el alumnado adquiere conocimientos de manera transversal.

Así, la estructura organizativa da paso a jornadas en las que tienen cabida todas las materias a través de distintas actividades, y la distribución por asignaturas tradicionales deja paso a los "Ámbitos de Aprendizaje".

Por su parte, los libros de texto convencionales se sustituyen por materiales didácticos propios, que combina con soportes audiovisuales y otros formatos, y "que permiten la rápida actualización del contenido para responder al contexto presente".

Otro elemento diferenciador es el renovado sistema de evaluación que, junto a las habituales notas numéricas que cumplen con los criterios exigidos por cada administración, añade una valoración de la evolución de las destrezas (científico-matemáticas, tecnológicas, humanísticas, artísticas), potencialidades y capacidades.

"Estamos muy satisfechos con los resultados. Comprobamos que ha mejorado la motivación y el aprendizaje de los alumnos", ha remarcado Jesús Félix Martínez.

Los cambios también afectan a la formación del profesorado, en la que se ha invertido una media de 50 horas por educador, y a la remodelación interior de los centros de forma progresiva, donde se trabaja en los llamados "paisajes educativos".

"NCA es un cambio de cultura organizacional, tanto en las aulas como en toda la institución y nace de aunar la tradición con la innovación lasalianas. No educamos para el futuro, sino para el hoy, pensando que las herramientas con las que dotamos a nuestros alumnos les servirán para transformar la sociedad", ha resumido Martínez.

La Salle es una institución implantada en 80 países que se dedica a la educación basada en los valores humanos y cristianos. Los centros reciben su nombre de San Juan Bautista de La Salle quien, a finales del siglo XVII se asoció con unos maestros para mantener escuelas dedicadas a los niños pobres.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.