Ecoaula

Bruselas aboga por un entorno educativo "inclusivo" pero aclara que no tiene competencias sobre el 'pin parental'

Bruselas

La Comisión Europea ha aclarado que no tiene competencias para pronunciarse sobre el controvertido 'pin parental' promovido en la región de Murcia si bien ha expresado la importancia de ofrecer un entorno educativo "seguro e inclusivo" a "todos los menores, jóvenes y adultos", como parte de la nueva estrategia de la UE para proteger el respeto de los derechos del colectivo LGTBIQ.

Así lo ha explicado la vicepresidenta del Ejecutivo comunitario responsable de Democracia y Demografía, Dubravka Suica, en una respuesta parlamentaria a una cuestión presentada por los eurodiputados del PSOE en la Eurocámara el pasado junio, en la que la delegación socialista pedía a Bruselas que se pronunciara sobre el derecho a veto de contenidos educativos que los padres tienen en la Región de Murcia.

Los socialistas españoles equiparaban la situación en los colegios murcianos con la reforma del Gobierno húngaro para prohibir contenidos relacionados con el colectivo LGTBIQ en las escuelas del país, una medida muy criticada desde las instituciones de la UE por considerar que estigmatiza al colectivo y que viola principio fundamentales de la Unión.

En su respuesta, la vicepresidenta comunitaria aclara que el ámbito de actuación en ambos casos difiere por que en Murcia se trata de una norma educativa y en Hungría de una ley que "censura la difusión de contenidos".

Bruselas, que sí ha denunciado ante la Justicia europea al Gobierno húngaro por su ley anti LGTBIQ, concluye que en el caso del 'pin parental' no tiene competencias porque la Educación recae en el poder exclusivo de los Estados miembro.

Los Tratados de la UE, indica *uica, establecen que en ámbito de la educación la UE solo dispone de competencias para "apoyar, coordinar o complementar la acción de los Estados miembro" y por tanto es tarea de los países decidir sobre los contenidos y organización de los sistemas educativos sin que la Comisión pueda actuar para armonizar las disposiciones legales y reglamentarias nacionales en ese ámbito.

Por tanto, concluye la responsable comunitaria, "la Comisión no es competente para revisar las iniciativas de las autoridades nacionales en este ámbito" sino que "corresponde a los Estados miembro, incluidas sus autoridades judiciales, garantizar el respeto y la protección efectivos de los derechos fundamentales".

*uica, además, aprovecha su respuesta a los eurodiputados para recordar que, aunque sea competencia de los Estados miembro hacerlo cumplir, "la igualdad y la no discriminación por razón de sexo y orientación sexual están previstas en los artículos 20 y 21 de la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea". También los derechos a la libertad de información, a la libertad académica y a la educación están consagrados en otros artículos del texto.

Finalmente, la vicepresidenta comunitaria defiende que la igualdad es "un valor fundamental" en la UE y apunta que el pasado año la Comisión Europea adoptó una estrategia de igualdad LGTBIQ que incluye, entre otras iniciativas, su disposición de favorecer el intercambio de buenas prácticas entre países y expertos para "asegurar un entorno educativo seguro e inclusivo para todos los niños, jóvenes y adultos".

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin