Ecoaula

Los trastornos del neurodesarrollo son la principal causa del fracaso escolar en España

  • El entorno familiar, la escuela, los maestros… son factores muy importantes pero no determinantes
Madrid

España es el segundo país de la Unión Europea con peores cifras de abandono escolar prematuro. Según el último informe anual de Eurostat sobre esta materia, en 2020 el 16% de los jóvenes españoles entre 18 y 24 años no habían completado la secundaria -el nivel mínimo obligatorio- una tasa solo superada por la de Malta, que lidera el ranking con un 16,7%. Asimismo, se trata de uno de los países con mayor paro juvenil y consumo de marihuana. ¿Cuál es la causa para que exista un alto fracaso escolar? El estudio llevado a cabo por el psiquiatra Prof. Miquel Casas, pone el foco de atención en los Trastornos del Neurodesarrollo y su falta de diagnóstico en la escuela. Según el análisis "Los factores psicobiológicos que influyen en el fracaso escolar", esa sería la principal causa y no la calidad de los profesores o el nivel socioeconómico de los padres. El próximo 30 de septiembre se presentarán los resultados del análisis en un seminario online organizado por Clickedu, Iddink y Qualiteasy.

1 de cada 5 niños tiene un trastorno del neurodesarrollo

En España, como en el resto del mundo, hay un 20% de niños con Trastornos del Neurodesarrollo como el TDHA o la dislexia. El problema es que aquí, a diferencia de países como Finlandia, se diagnostican poco estos trastornos. Esta es una de las principales conclusiones que se extraen del estudio realizado por el Dr. Casas, director del Programa SJD MIND Escuelas del Hospital de Sant Joan de Déu de Barcelona. Según el estudio, 1 de cada 5 niños tiene un trastorno de este tipo (TDHA, dislexia, autismo…). Sin embargo, solo se diagnostica 1 de cada 10 casos en la enseñanza pública y 2 o 3 de cada 10 en la privada "por esto tenemos el fracaso escolar que hay en España".

La situación social o económica no son factores determinantes en el fracaso escolar

Así, el estudio revela que la situación social, económica del niño, así como la calidad del centro en el que estudie, no son factores determinantes a la hora de influir en el fracaso escolar, "cualquier niño, por muy adversa que sea su situación, si va a la escuela y no tiene una enfermedad orgánica incapacitante, una discapacidad intelectual o una enfermedad psiquiátrica grave, aprende y si presenta un retraso escolar hay que buscar siempre un trastorno del neurodesarrollo" afirma el Dr. Casas. ¿La sociedad o la posición económica de los padres tiene influencia en cómo va a terminar el aprendizaje del niño? "Naturalmente que sí. Si se tiene un problema de ese tipo y los padres pueden costearse un tratamiento privado, podrán resolver el problema" plantea el doctor Casas.

Es un problema con una base genética y un componente ambiental, que es reversible.

Se trata de un tipo de trastorno que no hace distinción de sexos y aunque tiene una base genética importante, no siempre son heredados, pues pueden aparecer sin que los padres los hayan padecido. Es primordial que se diagnostiquen en edades tempranas, en el periodo infantil, ya que, en edad adulta, es mucho más complicado puesto que la personalidad ya se ha estructurado y muchos de estos trastornos generan conductas disruptivas. Un niño que no ha sido tratado adecuadamente de una patología del neurodesarrollo en la infancia puede convertirse en un adulto problemático con dificultades en las relaciones interpersonales, en la actividad laboral, etc. Siempre que se detecte a tiempo es reversible. Si no se hace, puede generar un auténtico maltrato psicológico en estos niños y niñas, ya que a la edad de 14 o 15 años han tenido que escuchar muchísimas veces, durante años, "que si eres tonto, que eres vago, que tu hermano es más listo, etc. Todo esto genera una frustración en el joven que le lleva a poner en práctica conductas transgresoras y a consumir drogas, con lo que todo esto supone".

¿Qué pueden hacer los padres y las escuelas?

Por un lado, los padres deben estar alerta, preocuparse y cuando vean que algo no funciona, ponerse en manos de un profesional. Las señales de alarma son el bajo rendimiento escolar y las conductas que se aparten de la normalidad. Por su parte, los centros educativos tienen que ser sensibles y trabajar en común. Y no negarlo. "Hay muchos centros que atribuyen estos problemas exclusivamente a un origen familiar y social y que no aceptan que existan este tipo de trastornos de base psico-biológica" comenta el doctor Casas. La solución es un buen diagnóstico temprano y tratamiento efectivo, si bien hay que reconocer que, en estos momentos, la sanidad pública está desbordada y no puede atender todos estos casos.

Próximas fechas

El seminario del próximo 30 de septiembre pertenece al ciclo de 5 seminarios online "Sumar y actuar para ayuda" organizados por Clickedu, Iddink y Qualiteasy. Las sesiones divulgativas dirigidas por el Dr. Casas son una oportunidad para continuar luchando contra el fracaso escolar desde el propio centro educativo con las mejores herramientas. Las citadas sesiones tendrán lugar los días 17 de noviembre de 2021, 2 de febrero, 6 de abril y 15 de junio de 2022. Centros educativos de gran prestigio como, por ejemplo, la Institució Cultural del CIC han demostrado interés en los resultados del estudio del Dr. Casas y la implicación de su equipo en la búsqueda de soluciones a las problemáticas que plantea el aprendizaje.

comentarios1WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin

Comentarios 1

En esta noticia no se pueden realizar más comentarios

A Favor
En Contra

Dejaros de historias, el fracaso escolar esta muy relacionado con la mala calidad histórica de la mayoría del profesorado para quien el alumno, solo es la carga obligatoria que debe de soportar para poder cobrar a final de mes. Lo mismo ocurre también en la sanidad y en otras muchas profesiones, solo que estas dos, enseñanza y medicina tienen un enorme impacto en la sociedad y solo deberían ser ejercidas por personas que realmente sintieran esa vocación.

Puntuación 0
#1