Ecoaula

5 recursos para animar a los niños a estudiar matemáticas en la vuelta al cole

  • La mitad de los centros educativos españoles no están preparados para proporcionar una educación online
  • Promover la lectura profunda del enunciado del problema o buscar múltiples representaciones para un concepto matemático son algunas de las recomendaciones
Madrid

Con septiembre llega la vuelta al cole. Un nuevo curso en pandemia, donde la principal novedad es el plan de vacunación entre los menores que pretende evitar los contagios en los colegios. Sin embargo, mientras los ejecutivos autonómicos establecen las nuevas normas sociales que regirán el curso académico, los padres también planean el comienzo de las clases teniendo en cuenta las posibles necesidades que pueden surgir durante los próximos meses.

Una de esas necesidades es el acceso a una educación online de calidad. En este sentido, son muchos los colegios que todavía muestran carencias digitales. Así, según el informe de la Fundación Cotec, Covid 19 y Educación II: escuela en casa y desigualdad, la mitad de los centros educativos españoles no están preparados para proporcionar una educación online.

Este mismo documento indica que solo el 52% de los directores de escuelas en España considera que dispone de una plataforma digital válida para proporcionar a sus alumnos un aprendizaje a distancia eficaz.

Por ello, los expertos de Smartick, el método online de matemáticas y lectura para niños, realizan cinco recomendaciones que ayudarán a los niños a afrontar de forma idónea la asignatura de matemáticas y la comprensión lectora, las bases de la educación escolar, en la vuelta al cole:

Lectura profunda del enunciado

Una de las "malas prácticas" que se aplica frecuentemente en la resolución de problemas es la realización de listas de palabras clave que aparecen en el enunciado. Estas palabras clave se utilizan para elegir la operación que hay que realizar para resolver el problema, reduciendo su dificultad y convirtiéndolo en un ejercicio. Sin embargo, las palabras clave a veces engañan. Por ejemplo, "he juntado mis caramelos con los de mi compañera, si ella ha puesto 4 y ahora tenemos 11. ¿Cuántos puse yo?", es un problema que resolveremos restando, pero utiliza el verbo "juntar" que aparece en todas las listas de palabras clave vinculado a la suma. Por tanto, una lectura profunda del enunciado evitaría que los problemas se conviertan en ejercicios y conduce a los niños a pensarlos.

La práctica mezclada frente a la mecanización

Plantear problemas verbales del mismo tipo hace que los niños resuelvan los problemas de forma mecánica aplicando la operación que corresponda. Por ejemplo, si todos los problemas que se plantean añaden una cantidad a otra y preguntamos por el total, no se profundizará en la naturaleza del problema. Lo más aconsejable es proponer a los pequeños la resolución de problemas que mezclen los diversos tipos, para evitar la mecanización y ayudarles a razonar.

La búsqueda de patrones y el razonamiento inductivo

Las matemáticas se definen como la ciencia de los patrones, ya que un aspecto importante del trabajo matemático es encontrar patrones, describirlos, y anticiparnos a lo que va a suceder después. El trabajo con patrones -como el que se hace con las series de crecimiento- desarrolla el razonamiento inductivo, el paso de lo particular a lo general, y forma parte del desarrollo temprano del pensamiento algebraico.

Múltiples representaciones para un mismo concepto

Un principio didáctico para la enseñanza de las matemáticas es la idea de que los contenidos matemáticos se aprenden mejor a través de múltiples representaciones. Un ejemplo de ello sería el aprendizaje del número, donde se mezclan distintos tipos de representaciones numéricas: objetos separados, dados, dedos, banda numérica, cartas, rekenrek.

Conceptos que van evolucionando

El uso de un mismo modelo para distintos contenidos sirve para profundizar en un concepto matemático. Un ejemplo de ello puede ser el modelo del área para la multiplicación: considerar que cuando los objetos están puestos en filas y columnas no necesitamos contar para saber cuántos hay, basta multiplicar el número de filas por el de columnas. Este modelo se puede utilizar también cuando multiplicamos fracciones o incluso polinomios.

Los fundadores de Smartick, Javier Arroyo y Daniel González de Vega, consideran muy importante que los niños se enfrenten a la disciplina de matemáticas, una de las más "temidas" en los colegios, con confianza sin frustraciones, "avanzando a su ritmo para ir afianzando los conocimientos de los más sencillos a los más complejos", para ello, "las tecnologías y los métodos personalizados de aprendizaje juegan un papel clave, ya que permiten individualizar la enseñanza", argumentan.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin