Ecoaula

Robótica, cursos de DJ, idiomas, deporte y arte: los campamentos de verano se reinventan

  • Los campamentos de verano ofrecen una serie de beneficios necesarios para el correcto desarrollo personal, físico, cognitivo y social
Madrid

Culmina el primer curso escolar marcado por la pandemia. Un año de aulas con ventanas abiertas durante el invierno, mascarillas de uso obligatorio y estrictos protocolos sanitarios que, sin embargo, tanto estudiantes como personal educativo han logrado superar con creces. Aunque un nuevo reto se presenta en el horizonte. La llegada de las vacaciones estivales, en el contexto de la nueva normalidad, puede suponer todo un desafío para las familias españolas, sobre todo, en términos de conciliación.

Según cifras del sector de Recursos Humanos, durante 2020 el número de personas que teletrabajó en España aumentó hasta un 200%, alcanzando los tres millones de personas. Aunque la mejora en los datos de la pandemia ha favorecido la vuelta de muchos empleados a sus antiguas oficinas, la tendencia para muchos padres y madres ha cambiado y ahora dedican varios días de la semana a trabajar desde el hogar. Una situación que con la llegada de las vacaciones escolares puede generar conflictos en términos de conciliación con los más pequeños.

Pero, al mismo tiempo, el verano es una perfecta ocasión para el desarrollo de aptitudes y habilidades que no se han podido cultivar durante el curso. Unos gustos y aficiones para los que los campamentos de verano son el escenario ideal para seguir formándose y forjar nuevas amistades. Aunque hoy en día están muy asentados como parte de nuestras rutinas estivales, lo cierto es que su crecimiento ha sido exponencial durante las últimas décadas. Actualmente, España cuenta con más de 6.000 campamentos de verano repartidos por todo el país, y más de 4 millones de inscripciones anuales, según datos de 2020 del Colectivo Nacional de Campamentos de Verano.

"No hay que olvidar que el periodo estival es un momento donde se produce una gran cantidad de aprendizajes a través de la experiencia y el juego, de una manera informal pero significativa. Los campamentos de verano ofrecen una gran riqueza de experiencias de aprendizaje tanto a nivel personal como educativo", asegura Ana Herrero, psicóloga y coordinadora del departamento de Orientación del grupo Brains International Schools.

Cinco ventajas educativas de los campamentos de verano

Los programas de actividades de los campamentos de verano ofrecen ventajas educativas que refuerzan los conocimientos adquiridos durante el año escolar. Así, diversas capacidades y aptitudes son desarrolladas durante el verano:

Relaciones y habilidades sociales: Los Summer Camps ofrecen a los más pequeños la oportunidad de relacionarse tanto con niños de su misma edad como con niños más pequeños o mayores, suponiendo una rica experiencia en el desarrollo de las habilidades sociales. El contexto de pandemia ha supuesto un parón en las relaciones interpersonales en contextos informales, y los Summer Camps suponen el entorno ideal para que los niños se sientan niños pudiendo hacer amigos y relacionarse los unos con los otros, gracias a sus grupos burbuja.

Aprendizaje de idiomas: El verano es el momento perfecto para que aquellos con interés en los idiomas pasen un verano divertido aprendiendo otra lengua diferente que pueda servir de ayuda para el curso siguiente. Este año, sin embargo, las restricciones para viajar derivadas de la pandemia pueden poner freno a los tradicionales programas de intercambio. Existen Summer Camps en las ciudades con profesores nativos, que pueden ser un buen sustituto de los viajes a países como Estados Unidos o Irlanda.

Ejercicio físico: Una mente sana necesita de un cuerpo en forma. De hecho, según un estudio realizado por el Ministerio de Sanidad y la Fundación Gasol elaborado en 2019, sólo 4 de cada diez niños realizaban el ejercicio diario recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Son numerosos los campamentos con programas específicos de deporte, como el baloncesto, además de programas con actividades físicas divertidas y muy estimulantes para los chicos y chicas, como la escalada o las gymkanas deportivas.

Música, tecnología o arte: Los Summer Camps suponen un ambiente ideal para que los apasionados por la música, el arte o la tecnología puedan encontrarse con otros niños con los que comparten su pasión potenciando la creatividad, la versatilidad, intercambiando conocimientos y formando amistades en base a mismos gustos culturales y personales.

Formación y refuerzo: En un curso escolar marcado por los protocolos sanitarios, las clases online y los grupos burbujas, algunos alumnos no han logrado aprender todo lo necesario y necesitan realizar un último esfuerzo durante el verano. Por ello, muchos Summer Camps ofrecen esta posibilidad a los alumnos que necesitan refuerzo educativo.

En el caso del grupo Brains International Schools, organizan los campamentos de verano tanto de manera presencial como online debido a la situación extraordinaria actual. Los Summer Camps comienzan a partir del 28 de junio y se alargan hasta el 30 de julio. Cuentan con actividades desde los 0 hasta los 18 años en los cuales el inglés adquiere gran importancia.

Para los más pequeños, hay disponibles programas específicos que buscan promover su estimulación sensorial siguiendo el enfoque en la Filosofía Snoezelen y para los más mayores, programas enfocados en el deporte como multisports, baloncesto o fútbol, o en las artes como Fine Arts. En Robotics & English los niños aprenden a resolver problemas de manera creativa; el Campus Rock o DJ Academy sirven para sumergirse en el mundo de la música y prepararse para el "Summer Camp Festival". También ofrecen programas intensivos que les permiten reforzar contenidos aprendidos durante el año escolar.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin