Ecoaula

La Xunta defiende que incrementa la oferta de titulaciones "de una manera compatible" a las universidades públicas

  • Arranca el trámite de la ley para la primera universidad privada de Galicia, que rechazan BNG y PSdeG
Santiago de Compostela

La futura ley para la creación de la Universidad Intercontinental de la Empresa, la primera privada en Galicia impulsada por Afundación, seguirá su tramitación parlamentaria tras superar el debate de la totalidad, en el que tanto BNG como PSdeG han mostrado su rechazo a esta iniciativa por considerar que "duplica" la oferta de las universidades públicas.

El conselleiro de Cultura, Educación e Universidade, Román Rodríguez, ha sido el encargado de defender el proyecto de ley en el pleno de la Cámara gallega, donde ha destacado que se trata de una iniciativa de una fundación sin ánimo de lucro que "apuesta por la enseñanza superior y tiene vocación de ser útil y diversificar la oferta educativa".

Todo ello, ha indicado, "sin menoscabo del buen hacer de las universidades públicas". Así, ha incidido en que es "compatible" con las instituciones educativas públicas al incrementar la oferta "de una manera compatible".

El titular del departamento educativo de la Xunta ha subrayado que este proyecto cumple con lo estipulado por la Ley 6/203 del Sistema Universitario de Galicia (SUG). Una normativa que, según ha dicho, "exige mucho más que la vigente y la futura normativa estatal" y que "sigue siendo una pieza de referencia en España en la regulación a este respecto.

En este sentido, ha explicado que la ley exige dos ramas de conocimiento, experiencia en gestión universitaria, programas de investigación y doctorado, creación de becas para el alumnado o viabilidad financiera acreditada, entre otros aspectos. Fruto de esta normativa, ha recordado que ninguno de la docena de proyectos iniciativas de universidades privadas presentados en Galicia salió adelante.

Asimismo, ha puesto en valor que el de Afundación es uno de los tres proyectos que cuenta con informe favorable del Ministerio de Universidades, previo al debate este martes de la toma en consideración en el Parlamento de Galicia. Así, ha dicho que, con el aval del Gobierno central y de ser aprobada por la Cámara, esta institución académica sería la primera universidad privada de Galicia. Hasta el momento, la gallega es una de las cuatro comunidades que no cuenta con este tipo de institución.

En esta línea, Román Rodríguez ha recordado que el proyecto de la Universidad Intercontinental de la Empresa se inició en 2018, cuando Afundación presentó formalmente su solicitud, siguiendo los trámites preceptivos que establece el marco jurídico vigente. Por ello, ha indicado que es perceptivo que, ante una solicitud que cumple todos los parámetros legales, la Xunta inicie la tramitación del proyecto.

Titulaciones ''complementarias''

"Esta universidad privada cuenta con el aval positivo del actual Gobierno de España y respeta la legalidad vigente", ha incidido el conselleiro, que ha señalado, además, que el proyecto de ley de reconocimiento de esta institución académica respeta lo previsto en la Ley del SUG en lo referido a que el catálogo de titulaciones ofertadas deberá ser complementario y no reiterativo de las titulaciones preexistentes y consolidadas en el sistema universitario gallego.

El titular del departamento autonómico ha destacado, asimismo, que la Universidad Intercontinental de la Empresa se financiará de forma absolutamente privada, por lo que "no tendrá incidencia alguna en la dotación presupuestaria prevista en el Plan Galego de Financiamento Universitario" para las públicas.

Cuatro grados y cuatro másteres

En concreto, Rodríguez ha explicado que esta universidad centrará su actividad en dos áreas: las ciencias sociales y jurídicas, y la ingeniería y arquitectura. De este modo, ofertará cuatro grados, cuatro másteres y dos doctorados.

Además, ha dicho que tendrá su sede en Santiago de Compostela y contará con campus en Vigo y en A Coruña, y ha puesto en valor que habilitará un sistema propio de becas y ayudas al estudio para el que destinará el 15% de los ingresos obtenidos anualmente.

BNG y PSdeG rechazan el proyecto por ''duplicar''

Enfrente, los dos grupos de la oposición, BNG y PSdeG, han rechazado la iniciativa por considerar que duplica las titulaciones que ya se ofertan en la universidad pública. De este modo, tanto los nacionalistas como los socialistas han presentado sendas enmiendas de devolución, defendidas por los diputados Manuel Lourenzo (BNG) y Noa Díaz (PSdeG), que no salieron adelante al contar con los votos en contra del grupo popular. Por ello, el proyecto continúa su tramitación.

En concreto, el diputado nacionalista ha sostenido que esta universidad privada "duplica titulaciones" que ya existen en la pública y "no pretende más que crear un lobby para élites sociales que sí pueden pagar su precio".

"Nos oponemos y pedimos la retirada de este proyecto", ha afirmado Manuel Lourenzo, que ha denunciado el "alineamiento del PP con los intereses" de Abanca al permitir que cree una "universidad innecesaria, que se constituye con el informe negativo del Consello Económico e Social, con el rechazado de las universidades públicas, de los rectores y de las organizaciones sindicales y estudiantiles".

"El Sistema Universitario Galego no necesita una universidad privada, necesita financiación del sector público", ha sostenido el nacionalista, que ha tachado el apoyo de la Xunta a este proyecto de "inmoralidad". "No solo supone una competencia desleal sino que es la misma entidad rescatada con 8.000 millones de euros públicos a la que ahora el PP agasaja también con una universidad pública que pone precios de matrícula de 10.000 euros para acceder", ha censurado.

Por su parte, la socialista Noa Díaz ha sostenido que el proyecto "solapa su oferta" con la del SUG y puede "poner en riesgo" a las universidades públicas. "No queda acreditada su necesidad toda vez que las tres públicas que conforman el SUG cubren ya la demanda de los estudios de enseñanza superior con estándares de calidad debidamente evaluados y certificados", ha apuntado.

Tanto es así, ha señalado, que las plazas de inicio de los estudios ofertadas superaron en 1.000 el número de estudiantes que aprobaron las pruebas de la ABAU. Por todo ello, ha instado a la Xunta a "priorizar" a las tres universidades públicas" para las que urge "incrementar la financiación para el periodo 2022-2026, ya que considera que el actual "es insuficiente a todas luces".

Defensa del PP

Por su parte, el parlamentario popular Ovidio Rodeiro ha defendido este proyecto al considerar que se trata de una entidad "cien por cien gallega", que "invierte en educación superior y que va a crear empleo de calidad y ampliar la oferta en el ámbito de la educación universitaria gallega".

"No va a representar gasto público y, por lo tanto, no va a sustraer ni un solo euro de la financiación de las universidades públicas", ha subrayado para poner en valor que "incrementa la libertad de elegir Galicia para muchos estudiantes". "No hay que olvidar que en España uno de cada seis estudiantes de grado eligen la privada y uno de cada tres estudiantes de máster también eligen la privada", ha apuntado.

Concentración a las puertas de la Cámara

Durante el debate, la Plataforma galega en defensa da universidade pública, integrada por los sindicatos CIG, CCOO y UGT, así como por las organizaciones estudiantiles Erguer, ANEGA, Acción Universitaria y Sindicato de Estudantes, se ha concentrado a las puertas del Pazo do Hórreo para mostrar su rechazo a la "privatización de la universidad de la mano de Abanca"

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin