Ecoaula

Cristina Gimenez: "Nuestra pedagogía permite acompañar a nuestros estudiantes en su compromiso con la sostenibilidad"

  • Del 12 al 18 de abril se organizó la edición de la Esade Sustainability Week
Madrid

Bajo el título "Together for a better world", se crea la primera Semana de la Sostenibilidad universitaria en Esade. Un compromiso que aspira a incluir los desafíos de la sostenibilidad y los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) en la experiencia educativa y en el aprendizaje de los universitarios. Del 12 al 18 de abril se organizó la edición de la Esade Sustainability Week, un evento global y digital con el fin de concienciar sobre la relevancia del cumplimiento de los ODS. Cristina Gimenez Thomsen, directora de Identidad y Misión, y responsable de la elaboración del Plan de Sostenibilidad de Esade, explica en qué ha consistido esta semana.

¿Cuál es el objetivo principal por el que se celebra esta Semana de la Sostenibilidad universitaria?

El principal objetivo era construir conjuntamente (alumnos, antiguos alumnos, personal de administración y docentes) un espacio de debate, conversación y concienciación sobre los principales retos sociales y medioambientales a los que se enfrenta nuestra sociedad.

La SW ha sido organizada con la colaboración de distintas asociaciones de estudiantes, con el apoyo de Esade y Esade Alumni. Nuestros estudiantes han liderado el diseño de esta semana identificando temáticas y ponentes. Les hemos apoyado en su voluntad de ser agentes de transformación y promotores del cambio hacia la sostenibilidad.

La semana ha estado integrada por más de 30 actividades en torno a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas (ODS) y relacionadas con las pequeñas acciones que cada uno de nosotros podemos llevar a cabo para contribuir a una sociedad más justa y sostenible. Entre las distintas iniciativas, se incluyeron conferencias, debates, cinefórums, competiciones y talleres sobre sostenibilidad, igualdad, impacto social o medio ambiente, así como una exposición de arte, un escape room y una jornada de limpieza de playas.

Asimismo, dentro de la SW se dedicó un día completo específicamente al ODS 3 (Salud y bienestar), para inspirar, motivar y animar a toda la comunidad a tener un estilo de vida saludable. Este día estuvo enfocado en dos dimensiones: el estilo de vida y el bienestar.

"Dentro de la SW se dedicó un día completo específicamente al ODS 3 (Salud y bienestar)"

La sostenibilidad es un reto de todos y, por ello, en Esade hemos decidido instaurar la Semana de la Sostenibilidad como parte de la experiencia educativa, y como tal celebrarla cada curso académico.

¿Qué ideas han sido las más destacadas de esta semana?

Hemos tomado conciencia de los principales retos medioambientales, de igualdad, de justicia social, de acceso a la educación, etc., pero también expertos, emprendedores y líderes responsables han compartido con nosotros modelos de negocio y nuevas prácticas que contribuyen a la construcción de un mundo mejor.

Algunos de los temas tratados:

- El acceso a la educación para contribuir a reducir la desigualdad.

- El consumo de moda de forma responsable, apelando a nuestros patrones de consumo.

- Modelos de negocio sostenibles, algunos de ellos llevados a cabo por antiguos alumnos (por ejemplo, negocios basados en la economía circular). Ello ha ayudado a mostrar que el cambio es posible.

- Acciones que algunas ONGs realizan para contribuir a la reducción del hambre y facilitar la integración de refugiados, apelando a nuestro compromiso.

- Consejos para cuidar nuestro cuerpo y mente, talleres de meditación, ejercicios, consejos de alimentación y experiencias de vida resilientes.

A través de las diferentes sesiones hemos intentado abrir nuestra mente, nuestras emociones y nuestra voluntad. La situación de emergencia climática en la que nos encontramos requiere una transformación social basada en nuevos enfoques y comportamientos y estos no son posibles sin una actitud de descubrimiento y comprensión mutua.

Durante la semana no sólo hemos tomado conciencia de los principales retos que afrontamos como sociedad, sino que además hemos reflexionado sobre nuestros comportamientos y responsabilidad.

Por ejemplo, en la sesión inaugural el experto en liderazgo Chris Lowney nos recordó tres actitudes necesarias para poder afrontar los retos asociados con la sostenibilidad:

- Aprovechar nuestra oportunidad y responsabilidad de liderazgo: todos somos capaces de tener un impacto positivo.

- Ser "heroicos": liderar, vivir y trabajar para propósitos más grandes que uno mismo.

- Ser "ingenioso": disponer de la libertad interior necesaria para estar abierto al cambio y liderarlo (Liberarse del miedo a cometer un error o de quedar mal; liberarse del apego a la forma en que siempre ha hecho las cosas antes y/o a la forma en que todos los demás lo están haciendo; etc.).

¿Cómo ha influido la Covid-19 al compromiso de la sociedad con la sostenibilidad?

La pandemia ha tenido un impacto importante en las áreas de igualdad y derechos humanos, incrementando las desigualdades preexistentes. Esta emergencia sanitaria y la crisis económica y social asociadas a la misma han puesto de relieve nuestra vulnerabilidad y la importancia de trabajar colaborativamente para superarlas.

"El 84% de los directores consultados opinaba que la pandemia no afectaría a su trabajo en el ámbito de la sostenibilidad"

Podríamos pensar que esta crisis ralentizará el compromiso de las empresas con la sostenibilidad. Sin embargo, una reciente encuesta de la Red Española del Pacto Mundial revelaba que el 84% de los directores consultados opinaba que la pandemia no afectaría a su trabajo en el ámbito de la sostenibilidad o que incluso mejoraría su integración.

Como ciudadanos también hemos visto muchísimos ejemplos de voluntarios acompañando y ayudando a los más vulnerables. Este espíritu se vivió también en nuestra comunidad. Más de 50 voluntarios acompañaron telefónicamente a personas mayores durante el confinamiento de marzo a junio 2020, iniciativa lanzada por la Fundació Amics de la Gent Gran, a la que nos unimos. Algunos de nuestros estudiantes realizaron un voluntariado de verano acompañando a niños y jóvenes proporcionándoles apoyo escolar para contribuir a reducir la posible brecha debida al confinamiento.

¿Qué retos os planteáis desde Esade sobre este aspecto?

Como institución educativa vinculada a la Compañía de Jesús desde nuestros orígenes tenemos una misión con un fuerte compromiso social. Nuestra institución lleva muchos años haciendo muchas y excelentes iniciativas para formar a líderes responsables. En este sentido destacan las iniciativas como el programa SUD y las asignaturas basadas en Aprendizaje y Servicio (ApS) cuyo objetivo es que nuestros alumnos estén vinculados a la realidad, trabajen en proyectos e iniciativas que contribuyan a reducir las injusticias sociales mientras adquieren conocimientos, habilidades y competencias y crecen como personas y profesionales comprometidos.

No sólo intentamos formar a líderes responsables, sino que a través del programa de becas intentamos dar acceso a nuestros programas a todas aquellas personas con talento y menos recursos. También hemos estado trabajando en nuestro impacto medioambiental, reduciendo nuestro consumo de papel, energía y agua y desde hace un año consumiendo toda la energía de origen renovable. Sin embargo, dada la situación de emergencia climática ante la que nos encontramos desde septiembre de 2020 hemos iniciado un plan de acción que nos ha de llevar a desarrollar un ambicioso plan de sostenibilidad. Este plan de acción contempla tres etapas fundamentales: (a) concienciación y construcción de un lenguaje común, (b) diagnóstico, basado en un diálogo con nuestros diferentes stakholders, y (c) visualización de nuestro futuro.

"También hemos estado trabajando en nuestro impacto medioambiental, reduciendo nuestro consumo de papel, energía y agua"

La etapa de concienciación ha culminado con la semana de la sostenibilidad que acabamos de celebrar. Actualmente estamos en la fase de diagnóstico dialogando con nuestros diferentes grupos de interés para identificar los temas materiales que deberán estar presentes en nuestro futuro plan de sostenibilidad. A destacar el inicio del cálculo de nuestra huella de carbono (incluidas las emisiones indirectas). Nuestro camino hacia las cero emisiones empieza con comprender nuestras emisiones actuales y nuestro impacto medioambiental.

En el marco de nuestro plan de sostenibilidad no sólo estamos contemplando nuestras operaciones sino también nuestra formación. En octubre 2020 creamos un comité de revisión de currículums, integrado por profesorado y alumnos. Este comité está revisando nuestros programas con el objetivo de que la sostenibilidad no sólo esté presente en asignaturas específicas sino de forma transversal en todas las áreas de conocimiento (Estrategia, Finanzas, Operaciones, Marketing, Dirección de Personas, etc.). Así, no sólo ponemos en marcha nuevos programas como el Bachelor in Transformational Business and Social Impact, sino que además estamos revisando todos nuestros programas para que la sostenibilidad esté presente de forma transversal y nuclear.

¿Qué iniciativas habéis propuesto desde Esade para concienciar a la sociedad sobre la sostenibilidad?

Para concienciar a la sociedad hemos hecho dos tipos de acciones: las dirigidas a nuestra comunidad de alumnos y personal; y las acciones dirigidas a la sociedad en general.

Las acciones para concienciar a nuestros alumnos incluyen las típicas asignaturas de sostenibilidad, sociología y cambio social pero también los programas SUD y todo el conjunto de asignaturas que se imparten con la metodología de Aprendizaje y Servicio (ApS). Tanto el SUD como las asignaturas basadas en ApS buscan el desarrollo del compromiso con la sostenibilidad. A través del aprendizaje experiencial los alumnos se acercan a estos temas no sólo cognitivamente, sino también de forma emocional y espiritual. Los expertos en pedagogía y sostenibilidad sostienen que el compromiso con la sostenibilidad requiere no sólo una aproximación cognitiva, sino también emocional y espiritual. A través de la dimensión emocional, los estudiantes empatizan con aquellas personas más vulnerables. Y a través de la dimensión espiritual, que se refiere a la interioridad, el autoconocimiento y el descentramiento con respecto al yo egocéntrico, se logra un compromiso con la sostenibilidad, ya que el descentramiento permite abrirse y sentir admiración y respeto por el medio ambiente. A través de nuestro reciente programa de Executive Education "La Integración Estratégica de la Agenda 2030 y los ODS" también queremos ayudar a los profesionales del management a desarrollar las competencias esenciales para incorporar en su estrategia empresarial los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Entre las acciones dirigidas a la sociedad en general, destacan nuestras contribuciones intelectuales en revistas internacionales referentes en las diferentes áreas de conocimiento, y todas nuestras acciones de debate social y la labor de Esade Alumni Social, el proyecto de Esade Alumni que este 2021 celebra 15 años y en el que antiguos alumnos de Esade dedican horas de consultoría gratuita a varias organizaciones del tercer sector y con mucho hincapié en la sostenibilidad

Por último, y en relación a nuestro debate social, destacan los 131 actos, foros, debates y webinars celebrados durante el curso 2019-20, de los cuales el 20% versaron sobre sostenibilidad, RSE, liderazgo social y diversidad.

¿Cuáles son las asignaturas enfocadas al impacto social que más han destacado en Esade?

Son muchas las asignaturas que enfocadas al impacto social están presentes en todos nuestros programas de la Law y Business School. A destacar las asignaturas del Bachelor in Business Adminstration "Dignity, Resistance & Social Change", "Sustainability, Business & Values"; la asignatura "Responsabilidad Social" del Grado en Derecho; las asignaturas de "Social Entrepreneurship and Impact Investment", "Business in Society" y "Managing Ethics & Social Responsibility" en los Master of Science in Management y los MBA. En Executive Education destacarían los programas "Dirección y gestión de ONG y otras organizaciones no lucrativas", "Liderazgo e innovación social" y "La Integración Estratégica de la Agenda 2030 y los ODS".

Destacamos de nuevo, que más que un enfoque cognitivo a la sostenibilidad nuestra pedagogía, basada en el aprendizaje experiencial y la reflexión, es la que permite acompañar a nuestros estudiantes en su crecimiento personal y desarrollo de su compromiso con la sostenibilidad. Nuestro modelo pedagógico permite a los estudiantes desafiar el statu quo y los marcos de referencia actuales, preparándolos para el cambio. Está basado en una reflexión sobre valores y supuestos y cómo éstos contribuyen al logro de objetivos compartidos. Esta metodología produce cambios importantes en su pensamiento y ser y los moviliza a la acción. Como ilustración de esta metodología destacan las prácticas del programa SUD y las asignaturas basadas en la metodología ApS.

¿Cree que los estudiantes de ahora están más comprometidos con la sostenibilidad que antaño? ¿Por qué?

Sí, porque ha habido una mayor concienciación al respecto. Llegan con un mayor conocimiento. Su formación previa y las tecnologías de la información que les permiten tener acceso a más información han contribuido a su mayor concienciación. Además, les ha tocado vivir una crisis climática y ahora también una emergencia sanitaria, que les ha forzado a ser conscientes del punto de inflexión en el que estamos.

¿De qué forma puede la educación ayudar en este campo?

La educación puede ayudar a tomar conciencia y sensibilizar; a aportar conocimientos y habilidades para poder abordar estos retos; pero sobre todo la educación ha de aportar las competencias necesarias para desafiar el statu quo y los marcos de referencia actuales. Para poder formar ciudadanos y profesionales comprometidos con la sostenibilidad los expertos recomiendan desarrollar las siguientes competencias: el pensamiento crítico, la interioridad, el autoconocimiento, el altruismo, la admiración y el compromiso con el cambio. Y para desarrollar estas competencias, una pedagogía experiencial y basada en la reflexión sobre esa experiencia y los valores y supuestos asociados es fundamental.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin