Ecoaula

El BREXIT no afectará a los estudiantes españoles, que podrán salvar la situación con un trámite administrativo

  • La pandemia no ha afectado a un aumento constante del número de universitarios españoles en Inglaterra desde hace 10 años
Madrid

Aseproce [www.aseproce.com], la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero, aclara la situación de los alumnos que cursan sus estudios en el Reino Unido. Este destino es, de hecho, el más demandado seguido de Irlanda. El número de alumnos que efectúan este viaje crece desde hace 10 años ininterrumpidamente; salvando un descenso del 30 % en el curso presente que espera remontarse con un 150 % para el próximo año.

Las razones que dan tanto peso a la educación británica son su relación calidad-precio de los países anglosajones (EEUU, Australia, Canadá), una flexibilidad en titulaciones sin rival en toda Europa y una alta empleabilidad entre sus egresados. En este sentido, Óscar Porras, presidente de Aseproce, ha indicado que "últimamente están surgiendo numerosas dudas con relación al Brexit, pero sí hay oferta y demanda, es decir, sí hay estudiantes comunitarios que quieren estudiar en este país y las universidades británicas viven en un alto grado de los alumnos internacionales —alrededor de 450.000 cada año, el segundo destino más popular del mundo—, será fácil llegar a un acuerdo entre los implicados", matiza.

La patronal asegura que, pese a la incertidumbre actual, se mantiene la prioridad de muchos padres respecto a que sus hijos aprendan el inglés durante un curso de inmersión en Reino Unido. Por ahora "no estamos notando nada en especial más allá de los evidentes inconvenientes relacionados con la pandemia", comenta Marta Galea, secretaria general de esta asociación que integra a las 65 agencias que cumplen con los requisitos mínimos para una educación segura y de calidad. "Tenemos datos concluyentes para asegurar que habrá un incremento del 150 % de la demanda de estudios en Inglaterra con respecto al año pasado y de que seguirá como el primer destino elegido para mejorar el nivel de inglés", remarca.

"Por otra parte, una posición del Euro frente a la Libra cada vez más consolidada está favoreciendo el incremento de viajes, siendo este un factor a tener en cuenta", informan desde la patronal, que cuenta con múltiples programas y acuerdos con universidades y escuelas en el país anglosajón. Marta Galea explica, además, que en la actualidad el trabajo de las matriculaciones para Reino Unido sigue su ritmo habitual: ahora se cierran las ventas de los cursos académicos y a partir de mayo las de verano.

¿Qué ha cambiado con el BREXIT?

Antes de nada, es importante destacar que actualmente hay más de 450 mil alumnos extranjeros estudiando en universidades de Inglaterra, lo que representa unos ingresos para el PIB británico del entorno de 14 mil millones de libras y un impacto de más de 20 mil puestos de trabajo. "Así que tanto las universidades como los británicos quieren seguir dando la bienvenida a estudiantes de la Unión Europea. Los estudiantes que quieran llevar a cabo su formación en Reino Unido podrán hacerlo con normalidad, aunque a partir de este 2021, están teniendo que demostrar que pueden ser financieramente independientes y cumplir con algunos requisitos".

Validez en el pasaporte. Necesidad de tener un pasaporte (con más de 6 meses de validez). Tras la salida del país, los ciudadanos de la Unión Europea ya no pueden viajar con el carné de identidad. Por este motivo, es aconsejable que dispongan de un pasaporte antes de salir de España.

Servicios de salud. Hoy por hoy los británicos ya no utilizan la tarjeta sanitaria europea, por lo que hay que solicitar el nuevo visado para acceder a la sanidad pública.

Permiso de trabajo para graduados (antes de 2021). Los estudiantes que han entrado en el Reino Unido para empezar su carrera antes del 31 de diciembre de 2020 han tenido que solicitar un permiso de trabajo en un país británico al acabar el grado. Se denomina "Settlement Scheme", aunque hay que llevar vividos en el país 5 años para conseguir el "settled status". Los que lleven menos de este tiempo obtendrán, de forma provisional, un

"pre-settled status". Con este trámite realizado, los jóvenes españoles pueden optar a un trabajo en Inglaterra, incluso con carácter de elegibilidad para servicios públicos (como salud) y fondos públicos.

Permiso de trabajo para graduados (después de 2021). Una vez finalizados los estudios, tendrán un periodo de dos años para trabajar en el país. Después, se deberá regresar a su lugar de origen y solicitar desde allí el visado de forma habitual.

Las universidades, responsables de sus alumnos. Todas las universidades son responsables de los estudiantes extranjeros que necesitan un visado o permiso y tienen la responsabilidad de asegurarse de que cada estudiante cumple con los requisitos legales. Con lo cual, si hay normas más estrictas en el futuro, será cada universidad la responsable de indicárselo a sus alumnos y aplicarlo. Además, cada institución educativa tiene un departamento de apoyo para asuntos de visados.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin