Ecoaula

Dos estudiantes de Formación Profesional inventan un 'parking inteligente' para recargar patinetes eléctricos con energía solar y eólica

  • El trabajo de los dos estudiantes se inspira en la necesidad de desarrollar innovaciones que faciliten la movilidad sostenible
Madrid

Cargar el patinete eléctrico de forma rápida y sencilla, sin cables y sin necesidad de recurrir a la electricidad convencional: esa es la innovadora propuesta del Switch & Green Mobility, el nuevo 'parking inteligente' de recarga limpia inventado por los estudiantes de Formación Profesional de Salesians Sarrià, Èric Santiago (Grado Medio de Mecanización) y Miguel Murillo (Grado Medio de Instalaciones de Telecomunicaciones).

Bajo el lema "Se acabó volver a casa con el patinete plegado", los dos alumnos han ideado un dispositivo de carga que utiliza electricidad generada exclusivamente por paneles fotovoltaicos y por un aerogenerador; este último convierte la energía cinética del viento en energía eléctrica. El resultado es una estación de carga que saca el máximo partido de las energías renovables y genera energía limpia.

Con este trabajo, los dos estudiantes han obtenido el Premio Don Bosco 2021 al mejor trabajo de Investigación en Ingeniería otorgado por la EINA E I3A. El fallo del jurado ha valorado no sólo la idea, sino también su carácter interdisciplinar, la coordinación y el trabajo en equipo. En el proyecto han participado alumnos y docentes de diferentes especialidades de Grado Medio como Mecánica, Electricidad, Informática, Administración, Telecomunicaciones y de Robótica de Grado Superior.

El Switch & Green Mobility tiene la forma de una estructura metálica tubular y está pensado para integrarse con un módulo de aparcamiento, lo que hace posible una doble función (estacionamiento + carga). Cada usuario puede acceder a él a través de una identificación con llave electrónica. La unidad prototipo se ha creado para el aparcamiento de un patinete, pero con la idea que, en función del número de usuarios (escuela, universidad, empresa, barrio...), se pudieran añadir más módulos.

El trabajo de los dos estudiantes se inspira en la necesidad de desarrollar innovaciones que faciliten la movilidad sostenible en entornos urbanos y, con ella, una reducción progresiva de la contaminación. A medio plazo, el objetivo sería implantarlo en la propia escuela. De hecho, Salesians Sarrià ya ha llevado a cabo diversas iniciativas en esta dirección, como por ejemplo sus 'cubiertas verdes', un espacio de casi 200m2 dotado de placas fotovoltaicas y aerogeneradores.

Francisco Álamo, director del centro, destaca el valor de la sostenibilidad del proyecto y la capacidad de innovación de los alumnos: 'Estamos muy orgullosos de este reconocimiento al trabajo interdisciplinar de nuestros jóvenes estudiantes de Formación Profesional que ponen su capacidad de innovación y creatividad al servicio de una ciudad más sostenible'.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin