Ecoaula

IUCyL critica que la Junta prohíba la colocación de pancartas en colegios públicos para fomentar la matriculación

Izquierda Unida de Castilla y León (IUCyL) ha criticado que la Consejería de Educación de CyL prohíba el uso y colocación de pancartas en las fachadas de los centros públicos para fomentar la matriculación con el pretexto de la objetividad y neutralidad como poder público.

"Mientras la Junta prohíbe esta posibilidad a los centros públicos, prácticamente todos los centros concertados hacen ostentación de simbología política contraria a la nueva ley de educación y cuelgan pancartas en sus centros privados sin que la Consejería les ponga objeción alguna", explica a través de un comunicado remitido a Europa Press.

La formación denuncia unas prácticas "claramente partidistas" que achaca al PP y Ciudadanos hacia la educación privada financiada con fondos públicos en un momento "crucial" para las matrículas en los centros. A juicio de IUCyL, es preciso que la Consejería autorice aquellas acciones que las direcciones y las AMPAS de los centros quieran realizar para potenciar la matriculación en la Escuela Pública, algo que, por otro lado, a su juicio, tendría que estar haciendo la propia Consejería.

"Izquierda Unida manifiesta su total rechazo a la prohibición de la promoción de la educación pública en los centros públicos. Es preciso que los centros de nuestra región y sus profesionales defiendan y promocionen con gran orgullo la educación pública como el mejor modelo para transformar esta sociedad y hacerla más igualitaria", añade.

La formación insiste en que se debe potenciar la Escuela pública, ya que es la única garante de la "igualdad de oportunidades", la que promueve el desarrollo integral de la sociedad y de quienes la componen.

"En ella se da la pluralidad ideológica entre sus docentes que pueden ejercer libremente la libertad de cátedra con profesionales con una gran vocación que luchan por la inclusión, la igualdad y para que en el futuro nuestra infancia y juventud pueda construir una sociedad mejor. En ella el alumnado no es segregado en función de sus ingresos económicos, lo que sí se produce en la escuela privada concertada de maneras muy sibilinas y alegales, tales como el pago por desgaste de patio, la obligación de pertenecer a la Asociación de madres y padres del centro, entre otras", añade.

A pesar de los obstáculos puestos por la Consejería de Educación, Izquierda Unida anima a las familias a matricular a sus hijos en la Escuela pública y a potenciar y exigir una escuela pública, laica, gratuita y de calidad, concluye el comunicado.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin