Ecoaula

Universidades y Trabajo regularán contratos para universitarios que cursen títulos duales en empresas

Los ministerios de Universidades y de Trabajo están elaborando un marco normativo para que los títulos universitarios incluyan formación dual en empresas, organizaciones o instituciones. Para ello, se deberá firmar un convenio marco entre las Universidades y los empleadores para acoger un contrato laboral de formación con duración equivalente a los créditos a esa formación práctica.

Así lo aseguró este martes el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, en un encuentro telemático con la prensa en el que detalló las líneas generales del real decreto en el que trabaja su ministerio, por el que se establece la organización de las enseñanzas universitarias y el procedimiento de aseguramiento de su calidad, y cuyo borrador ha sido remitido a distintos actores educativos para que hagan aportaciones. El texto definitivo podría aprobarse en el Consejo de Ministros "a principios de verano".

Según Pingarrón, esa formación en empresas tendrá que ser de entre el 20 y el 40% del total de los créditos para títulos de grado y entre el 25 y el 50% para los de máster, y en ellos se deben incluir los trabajos de final de estudios.

El secretario general aseguró que el real decreto tiene cuatro objetivos, que pasan por "facilitar el ejercicio efectivo de la autonomía universitaria y la ordenación de la oferta de títulos de las comunidades autónomas ante las demandas cambiantes de la sociedad". También busca que la sociedad esté "segura de que todos los títulos son de calidad y robustecer las capacidades de empleabilidad de los títulos".

El texto en el que trabaja Universidades consolida grados de 240 créditos, salvo aquellos que siguen directivas europeas que tienen que ser de 300 o 360 créditos. Los títulos deberán adscribirse a uno de los 25 ámbitos de conocimiento que establece el real decreto (ahora son cinco ramas temáticas).

No a los títulos de 180 créditos

La futura norma pone fin a los grados de 180 créditos que hay actualmente y que "tendrán que renovarse" y pasar el plan de estudios a 240 créditos. Para ponerlo en marcha, explicó el equipo del ministro Manuel Castells, habrá un periodo de cuatro años que dé margen a los universitarios que han iniciado esos estudios a terminarlos y a las universidades a adaptar los estudios.

Según Pingarrón, en el curso 2019-2020 se impartían en las universidades españolas 3.880 grados: de 240 créditos había 2.835; de 300 se ofrecían 107 grados; de 360 créditos, 42 títulos; dobles 862 grados y de 180 créditos, subrayó, "únicamente había activos 24". "Evidentemente esto era una excepción en el sistema universitario español, y se ha visto que daba lugar a una serie de problemas, principalmente académicos", dijo.

Estos títulos de 180 créditos "no tienen nada que ver con los títulos clásicos" orientados a una especialización, algo que Universidades no entiende adecuado "para la etapa inicial de un universitario". La nueva regulación también limitaría el desajuste de precios entre los grados y los másteres.

Asimismo, la nueva norma define las modalidades presencial, híbrida y presencial, con horquillas de reparto de créditos para cada formato, acortará el plazo para crear nuevos grados universitarios a un máximo de seis meses e intervendrá en la publicidad de másteres, pues deberán detallarse cuáles son oficiales y cuáles de formación permanente.

Además, Pingarrón anunció que el borrador del real decreto establece la reserva del 5% de las plazas de grado y máster para alumnos con grado de discapacidad desde el 33%.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin