Ecoaula

Rafael Van Grieken: "Mi objetivo principal es lograr una URJC plural, dinámica e innovadora"

  • Las elecciones a rector de la URJC se celebrarán el próximo 3 de marzo
Rafael Van Grieken
Madrid

El exconsejero de Educación e Investigación de la Comunidad de Madrid Rafael van Grieken ha anunciado públicamente su candidatura a rector de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) en un momento crítico para la institución después de que se conociera la sentencia que absuelve a la expresidenta regional Cristina Cifuentes del delito de falsedad documentan dentro del "Caso Máster".

¿Por qué ha decidido presentar su candidatura como rector de la URJC?

Me presento porque creo que hay que dar un nuevo rumbo a nuestra Universidad. Hay muchos aspectos esenciales, tanto en la enseñanza, como en la investigación o en la gestión, que deben cambiar y mejorar sustancialmente para convertirla en una universidad de excelencia, abierta al futuro. Llevo muchos años como docente en la URJC, creo que conozco bien la casa, y considero que puedo ser el rector que realice esa fascinante tarea.

¿Cuáles son los objetivos principales que pretende alcanzar como rector?

Mi objetivo principal es lograr una URJC plural, dinámica, innovadora, que recoja todas las necesidades y anhelos de la comunidad universitaria, escuchándola de verdad, llevando a cabo de forma clara y eficaz cada uno de esos proyectos transformadores que tanto requieren nuestros estudiantes, profesores o personal de administración y servicios. Por eso, en mi programa se recogen 10 metas concretas para estos colectivos y otros 10 retos fundamentales en lo concerniente a la institución para dar un impulso integral a la URJC: en total, presentamos más de 60 objetivos y 300 acciones específicas, además de casi 60 indicadores para comprobar y evaluar que toda esta acción de gobierno se materializa de la forma prevista.

¿Qué cree que se debería cambiar en la gestión de la universidad?

Muchísimas cosas. Hay mucha tarea por hacer en todos los órdenes: en gobernanza y gestión académica y administrativa, en calidad e internacionalización, en transformación digital, en financiación, en infraestructuras, en equidad, en sostenibilidad, en comunicación... ¡Nos espera mucho trabajo por delante!

Tras los últimos acontecimientos, el prestigio de la URJC ha caído en picado, ¿qué tiene pensado para poder recuperarlo?

Para mí es un factor crucial. La URJC es una universidad pública con casi 50.000 estudiantes. No se merecen que la institución en la que se forman como profesionales y como personas, en la que ponen sus esperanzas o sus energías, en definitiva, la casa en la que pasan unos años muy importantes de su vida, no sea reconocida internacionalmente como la Universidad de excelencia que debe ser. Creo que hay que comunicarse más con la sociedad, transmitir lo que enseñamos, lo que investigamos y mostrar a la ciudadanía que el prestigio de una universidad es la acción de sus alumnos, sus profesores, su PAS.

Los estudiantes se han visto enormemente perjudicados por estos hechos, ¿de qué forma va a intentar recuperar la confianza de estos?

En mi programa de gobierno, los estudiantes son una prioridad. Muchas de las medidas que comentaba antes van encaminadas a motivar e incentivar a los estudiantes de grado y postgrado de nuestra universidad. Para empezar, creo que hay que contar mucho más con ellos en la gestión de la URJC, hay que implicar a las asociaciones, a los colectivos, a los delegados y, sobre todo, hay que establecer cauces de participación para escuchar permanentemente qué piensan, qué opinan, qué sienten cada uno de nuestros estudiantes.

¿Cuáles son las medidas más destacadas que propone en relación con los estudiantes, PDI y PAS?

Si tuviera que destacar unas metas -aunque me resulta complicado porque todas tienen bastante peso en mi proyecto-, remarcaría las siguientes: para los estudiantes, construir una universidad transparente, plural y democrática y mejorar las condiciones de estudio y el desarrollo de la vida académica; para el PDI, consolidar y reforzar la plantilla, estabilizar y promocionar al profesorado y fomentar la docencia de calidad y las actividades de I+D+i; para el PAS, consolidar, fortalecer y adecuar la plantilla, establecer mecanismos transparentes y eficaces que garanticen la carrera profesional y mejorar las condiciones laborales. En este sentido, por ejemplo, me comprometo a aumentar la plantilla de PAS de los actuales 700 miembros a 1000.

¿De qué forma quiere potenciar las relaciones entre la universidad y el mundo empresarial?

De cuatro formas, principalmente: investigando e innovando de la mano de las empresas, firmando convenios de colaboración que permitan a nuestros estudiantes integrarse en el mercado laboral, fomentando el emprendimiento de la comunidad universitaria y buscando sinergias de financiación, mecenazgo o inversión que permitan poner en marcha experiencias piloto, laboratorios o proyectos de impacto cuyos resultados sean transferidos a la sociedad en forma de conocimiento, tecnología o cultura.

La investigación es un pilar fundamental en el mundo universitario, ¿qué papel tendría en su etapa como rector?

Yo he sido durante ocho años vicerrector de investigación y llevo investigando en mi campo, la ingeniería química, toda mi vida. Considero que esta faceta debe tener un papel muy relevante en la URJC y eso significa más fondos, más proyectos internacionales, más dotación en infraestructuras y equipos y, sobre todo, mucho mayor apoyo a nuestros investigadores para que trabajen sin limitaciones y transfieran a la ciudadanía sus aportaciones. Por eso, creo necesario poner en marcha una oficina de proyectos internacionales y dotar a departamentos y grupos de investigación de recursos para que los docentes e investigadores se dediquen a eso, a investigar, y no se encuentren ahogados por tareas administrativas o trabas de gestión.

Hace unos días se celebraba el Día Internacional de la Mujer y la Niña en la Ciencia y la brecha de género en las carreras STEM sigue siendo una realidad, ¿cómo tiene pensado reducirla?

Hay que reducir esa brecha todo lo posible. Hay que incentivar que haya alumnas en titulaciones en las que, efectivamente, su presencia es menor, pero, sobre todo, hay que hacer lo que esté en nuestra mano para que no se detenga su carrera profesional, que, a la hora de investigar, de hacer ciencia, no haya diferencias entre hombres y mujeres.

¿De qué forma visualiza el futuro de la URJC?

Veo un futuro esperanzador para la Universidad Rey Juan Carlos. Una institución de vanguardia que alcanza la excelencia, que recupera su prestigio. Con un proyecto sólido y concreto, con trabajo, con esfuerzo, con la ayuda de todos, estudiantes, profesores y PAS, solo puedo visualizar una URJC abierta, plural, de calidad, situada entre las mejores universidades de nuestro país, de Europa y del mundo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin