Ecoaula

Qué sistema educativo elegir si no sabemos qué estudiar en la Universidad. ¿Bachillerato o A Levels?

  • El alumno puede optar a entrar en todas las universidades británicas, así como en la mayoría del resto de universidades
Madrid

En este momento, esta elección es, indiscutiblemente, una de las decisiones más importantes en la vida de todo estudiante. Además, determinará tanto sus estudios en dos de los años preuniversitarios decisivos, así como el acceso a las mejores universidades y también su futuro laboral.

En esas edades es normal no tener clara una vocación. Sin embargo, es inevitable tener que tomar algunas decisiones. Por ello, aunque no es necesario saber con seguridad qué estudios superiores o especialidades se querrán cursar más adelante, sí que se debe elegir, en el caso del Bachillerato, la modalidad que se adapté más a sus intereses.

Más allá de las opciones que ofrece el Bachillerato español, si se diera la posibilidad de escoger entre este y los A-Levels conviene conocer las diferencias que existen entre ambos, cómo están enfocados cada uno y cuál debería elegir el alumno, y en base a qué. En primer lugar, repasemos brevemente la estructura de cada uno.

Bachillerato español

El Bachillerato español comprende dos años escolares posteriores a la Educación Secundaria obligatoria (ESO) que prepara a los alumnos para su acceso a la Universidad. Normalmente, se realiza entre los 16 y 18 años de edad, aunque la ley permite prolongarlo dos años más.

Dentro del Bachillerato hay tres modalidades: Ciencias, Artes y Humanidades y Ciencias Sociales. En cada curso, hay cuatro materias troncales generales que cambian en 1º y 2º de Bachillerato, tres de estas materias son comunes a todas las modalidades y una de ellas es característica de cada modalidad. Para cada modalidad hay diferentes materias troncales de opción, entre las que se deben cursar dos y en el resto de asignaturas, materias específicas, se ofrecen a todos los alumnos independiente de la modalidad que hayan elegido (hay alguna de oferta obligatoria por modalidad). La opcionalidad la decide cada centro en función de los intereses de sus alumnos. El itinerario elegido determinará el contenido de la prueba de acceso a la Universidad en la fase voluntaria. Por ejemplo, las materias troncales de opción y específicas del Bachillerato de Ciencias puntúan más en grados de Ciencias que las asignaturas de otras modalidades. Este es el motivo por el que los alumnos deben escoger una modalidad orientada hacia los estudios universitarios que desean cursar.

A-Levels

En el caso del A-Levels, se trata del bachillerato del programa académico británico con reconocimiento internacional y validable al bachillerato español. Al igual que el español, tiene una duración de dos años. Ese sistema, permite al alumno especializarse en 3 o 4 materias de su elección.

Está pensado para que el propio estudiante valore en qué asignaturas podrá desempeñar mejor sus conocimientos y desarrollar al máximo su potencial, sin tener que seguir asignaturas obligatorias en las que quizá no se sienta tan preparado. Estas asignaturas de libre elección tienen un contenido mucho más desarrollado en comparación con el bachillerato español, donde no se profundiza tanto debido al mayor número de materias.

Para la elección de estas asignaturas, los estudiantes trabajan en coordinación con la ayuda de orientadores y tutores académicos para poder crear un perfil de estudios lo más cómodo posible y donde puedan desempeñar todo su potencial. Confeccionar un programa de orientación para los alumnos es una de las partes más importantes de todo el proceso de los A-Levels, ya que determinará gran parte de sus resultados finales.

Tras realizar A-Levels, el alumno puede optar a entrar en todas las universidades británicas, así como en la mayoría del resto de universidades. Durante su evaluación final, que se ejecuta entre mayo y junio al finalizar el segundo curso, los estudiantes recibirán un certificado A-Level por cada examen que aprueben, recibiendo calificaciones entre A*y U. Los aprobados están entre A*y E.

Actualmente, un alumno de Bachillerato español que quiera acceder a una universidad extranjera necesita la prueba EvAU, en su fase general, y una prueba específica diseñada por la universidad a la que quiera acceder. Sin embargo, por su parte, los A-Levels otorgan al alumno un número de créditos específicos que le permitirán el acceso a la universidad de su elección, sin tener que hacer las traducciones oficiales de sus notas españolas, lo que puede suponer un proceso largo y costoso.

Entonces, ¿qué Bachillerato debo elegir?

La principal diferencia entre el Bachillerato español y los A-Levels no es qué quiero estudiar, si no dónde quiero hacerlo, en qué universidad. Sin ninguna duda, los A-Levels tienen un enfoque mucho más internacional, pensado para poder acceder a Universidades de todo el mundo y no solo de España.

Es cierto que, muy posiblemente, es más fácil saber dónde queremos o podemos estudiar que qué estudiar. Sin embargo, es imprescindible tener claras las opciones. A la hora de seleccionar una modalidad de Bachillerato, es importante centrar el objetivo final del alumno y la metodología con la que él se pueda identificar mejor.

Para marcar dicho objetivo y facilitar este camino, es crucial que los estudiantes reciban una buena orientación. Sobre todo, desde los centros escolares y por parte de especialistas y profesionales del ámbito educativo.

Sin esperar a 4º de la ESO, desde 3º, o incluso 2º, es importante que se creen programas de orientación en los que colaboren profesionales, padres e, incluso, empresas, con el objetivo de mostrarles a los alumnos las diversas posibilidades que ofrece el futuro. De este modo, serán capaces de elegir más fácilmente su mejor opción, la que más se adapte a ellos mismos, a sus capacidades y a sus posibilidades.

Elaborado por Sarah Ebery, Directora de TEMS, The English Montessori School

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin