Ecoaula

La Universidad de Zaragoza, primera universidad pública española que se adhiere al Pacto Digital para la Protección de las Personas

  • La iniciativa fomenta la convivencia ciudadana en el ámbito digital
Zaragoza

La Universidad de Zaragoza es la primera universidad pública española que se suma al Pacto Digital para la Protección de las Personas. Esta iniciativa, promovida por la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), es un gran acuerdo por la convivencia ciudadana en el ámbito digital. El principal objetivo es fomentar el compromiso con la privacidad en los modelos de negocio de empresas y organizaciones. Es decir, compatibilizar el derecho a la protección de datos con la innovación, la ética y la competitividad empresarial y, a la vez, concienciar a los ciudadanos, y en especial a los menores, de las consecuencias de difundir contenidos sensibles en Internet.

El desarrollo del proyecto ha contado con la colaboración de las principales organizaciones empresariales, fundaciones, asociaciones de medios de comunicación y grupos audiovisuales. En concreto, entidades como la Corporación de RTVE, Fundación Unicef, Cruz Roja Española, la Federación de Asociaciones de Periodistas de España o CEOE, se han adherido a este Pacto Digital y, por tanto, se han comprometido a implantar los principios y recomendaciones recogidas en el documento y a difundir entre sus usuarios, clientes y empleados el Canal prioritario para solicitar la eliminación urgente de contenidos sexuales y violentos difundidos sin consentimiento en internet.

El Pacto Digital para la Protección de las Personas promueve la privacidad como un activo para organizaciones. La Agencia Española de Protección de Datos pretende, de ese modo, concienciar de que junto a un derecho puede existir también una obligación. Entre los principios del Pacto también se encuentra impulsar la transparencia para que los ciudadanos conozcan qué datos se están recabando y para qué se emplean, promover la igualdad de género y la protección de la infancia y las personas en situación de vulnerabilidad, o promover la innovación garantizando que las nuevas tecnologías eviten perpetuar sesgos o aumentar las desigualdades existentes, evitando la discriminación algorítmica por razón de raza, procedencia, creencia, religión o sexo, entre otras.

La Universidad de Zaragoza, al sumarse a esta iniciativa, realiza una manifestación pública de su compromiso con la protección de datos y el respeto a la privacidad de las personas, mediante un uso responsable y ético de la tecnología. Ese compromiso implica a toda la comunidad universitaria en su quehacer cotidiano.

El Pacto integra un decálogo de buenas prácticas en privacidad para medios de comunicación y organizaciones con canales de difusión propios. Entre los puntos del decálogo se incluye que los adheridos evitarán identificar a las víctimas de la difusión de contenidos sensibles o de publicar información de la que, con carácter general, pudiera inferirse su identidad cuando se trate de personas sin relevancia pública.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.