Ecoaula

Los estudiantes de la ESO desechan la Ciencia tras la pandemia

  • Los alumnos que estuvieron infectados por Covid-19 piensan que la Ciencia es aburrida
Madrid

¿Cómo piensas que es la Ciencia en España? Esta es la pregunta que más de 8.000 algunos de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) de doce comunidades autónomas han tenido que contestar en una investigación cofinanciada por la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, la Universidad Complutense de Madrid y la Universidad Camilo José Cela. La sorpresa fue la claridad de los resultados: tras la pandemia, piensan que la ciencia en España es peor.

Este estudio se inició en enero de 2020, se interrumpió a causa de la Covid-19 y no se pudo retomar hasta el mes de octubre de 2020, cuando los alumnos volvieron a las clases presenciales. La hipótesis con la que se partía era que la percepción de la Ciencia tendría que haber cambiado en los alumnos de ESO debido a todos los eventos relacionados con la pandemia, y así fue.

Los resultados fueron muy esclarecedores. Cuando se les preguntó cómo consideraban que era la ciencia española en comparación con el resto de Europa y con el resto de los países del mundo, también puntuaban más bajo a la ciencia española tras la pandemia, en un 8,3% y 8,4% respectivamente. De hecho, suspenden nuestra Ciencia con un 4,6 en comparación con Europa y con un 4,1 con el resto del mundo.

Lo cierto es que la Ciencia es un pilar imprescindible en la sociedad y debe ser cuidado mucho más de lo que se está haciendo en la actualidad y, los más pequeños, son conscientes de ello. Este estudio muestra que los alumnos de la ESO ya tienen una perspectiva de una situación precaria y limitada de la Ciencia en España. Y esto redunda en que en estas edades se van formando las ideas sobre las elecciones futuras. En este punto hay dos formas de leerlo, una optimista, que defiende que los estudiantes son conscientes de las deficiencias y carencias de la Ciencia y esto les impulsa a sumarse a carreras científicas; y otra más pesimista que manifiesta que los alumnos van perdiendo la motivación por la Ciencia y evitarán la carrera científica al ser una carrera con menos potencial de futuro.

Influencia de la Covid-19

En esta investigación se les pidió a los alumnos de la ESO que puntuaran sobre lo que piensan cuando hablamos de Ciencia en términos de progreso, peligro, utilidad o aburrimiento. Es aquí donde se descubrió una de las sorpresas del informe, y es que los alumnos que habían estado infectados por la Covid-19 puntuaban significativamente menor en que la Ciencia significaba progreso o que la Ciencia era útil, en comparación con los alumnos que no habían sido infectados. Además, en términos de aburrimiento, fueron los que estuvieron contagiados los que afirmaron que la Ciencia es aburrida. Sin embargo, los estudiantes que han pasado el coronavirus presentan una mayor sensibilidad a las cuestiones medioambientales.

Según las informaciones disponibles, un 7,3% de los alumnos han estado infectados y más del 60% de los jóvenes afirman que han tenido algún amigo que haya tenido Covid, y que fuera en la tercera ola cuando estas cifras se hayan incrementado considerablemente.

Actividades y tecnología

Con la llegada de la pandemia y el consiguiente confinamiento el entretenimiento también sufrió un giro del todo inesperado. Los alumnos de estas edades se vieron obligados a reducir en estos meses entre un 19 y un 21% la visita a los museos, a las exposiciones de arte, parques zoológicos, etc. Mientras ciertas actividades empezaban a disminuir, otras, como los videojuegos, empezaron a crecer enormemente. Según este informe, se ha incrementado aproximadamente una hora más de uso de videojuegos de lunes a jueves, y de casi una hora y media durante los fines de semana. Además, estudiantes que antes de la pandemia no jugaban a videojuegos, ahora lo hacen.

La otra cara de la moneda la guardan las redes sociales. El uso de internet se ha incrementado de lunes a jueves en casi un 15%, el viernes un 11% y el sábado y domingo un 7,3%. Estos resultados sugieren que el incremento del uso de internet para navegar durante los días laborales ha estado asociado con actividades escolares. En cuanto a las redes sociales, se ha observado un aumento del 7% en días laborales y un 4,9% el sábado y el domingo.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin