Ecoaula

Las empresas se adaptan a la nueva era a través de la formación

  • Hoy en día existe una falta de relación entre las universidades y el mundo real del empleo
Madrid

Adaptarse a las circunstancias actuales trae consigo un gran esfuerzo y trabajo que han llevado a cabo muchas empresas del país. Cada vez más negocios están ofreciendo formación para actualizar conocimientos de empleados, especialmente, de las nuevas incorporaciones. Lo que muchas de estas empresas empiezan a notar es la falta de relación que existe entre las universidades y el mundo real del empleo, haciendo que sea mucho más complicado para los universitarios incorporarse a un trabajo. En España existe un relevante desfase de conocimiento y formación entre los titulados que salen de las universidades y los perfiles y las capacidades que demanda el empleo.

Es el caso de varias compañías españolas. Desde S4G Consulting han decidido poner en marcha la S4G Academy, por la que pasan las nuevas contrataciones junior durante varias semanas y que están remuneradas. En Syntonize tienen algo más informal: los viernes de sushi & code en donde se actualizan y comparten conocimientos. Finalmente, en Paradigma Digital disponen de un "ágora" en el que organizan diferentes cursos de formación y actualización de conocimiento o especialización en nuevas tecnologías que van surgiendo.

Alinear los planes

Desde Syntonize lo tienen claro: el objetivo es alinear los planes estratégicos empresariales con los planes de carrera de los empleados. Es así como se desarrollan las iniciativas formativas que los equipos solicitan para incluir nuevas tecnologías o metodologías de trabajo punteras. Esto se lleva a cabo mediante un seguimiento continuo de las habilidades tanto soft como técnicas de cada uno de los miembros del equipo. De manera individualizada se estudian las habilidades que se pueden potenciar, de igual manera que se tienen en cuenta los intereses de crecimiento laboral/personal de cada uno.

Las formaciones que se organizan en Syntonize se utilizan para potenciar las capacidades de todos los empleados. Además, ofrecen a todos los miembros del equipo plataformas con innumerables cursos, para que puedan destinar una parte de sus esfuerzos y tiempo, a desarrollar sus planes de carrera profesional.

Es así como surge el proyecto Sushi&Code. Syntonize pone a disposición del equipo un espacio y los materiales necesarios, en donde, además del sushi, los miembros del equipo pueden compartir con el resto de los compañeros información relevante. Durante una hora un miembro del equipo expone al resto una píldora formativa personal, que considera interesante y relevante para el resto. Se trata de un espacio para compartir, donde se busca la participación y la interacción del equipo con un contenido de interés. Desde Syntonize lo tienen claro "Nuestros trabajadores son nuestro mejor recurso", así, la formación la entienden como algo vivo, que no responde a ningún plan estratégico profesional rígido.

Disponibilidad y conocimientos

Paradigma Institute nace como un programa presencial de un año de formación intensiva y sesiones de trabajo orientadas a proyectos reales. Los únicos requisitos que piden son tener disponibilidad y conocimientos medios de algún lenguaje de programación. A cambio, ofrecen formación, salario competitivo y altas posibilidades de incorporarse a Paradigma. Principalmente los alumnos aprenden cómo se desarrolla software de la mejor calidad en formato Bootcamp: sesiones de trabajo orientadas a proyectos reales, clases presenciales, ejercicios y autoformación guiada.

Desde esta empresa persiguen el talento, por lo que toda aquella persona que supere el curso se incorporará a la plantilla de la empresa y podrá empezar a desarrollar su carrera profesional en el sector tecnológico.

En Paradigma también le dan una importancia especial a la formación interna. Son los propios compañeros los que desarrollan los contenidos de las formaciones y lo comparten con los demás a través de distintos formatos. Esta metodología les permite estar siempre a la última en las tecnologías más punteras y fomentar cuatro de sus valores: el compañerismo, la excelencia, el compromiso y la innovación.

Esta empresa cuenta también con un espacio donde se evoluciona como Humano y se desarrollan las "soft skills". La escuela no-Humanoide se base en dos principios, la autorresponsabilidad en el aprendizaje y la libertad para decidir y elegir por dónde empezar. Los tres itinerarios de aprendizaje son: No Humanoide (emoción, razón y acción); No somos Siri ni Alexa (claves para mejorar las habilidades comunicativas); y Hazte un Meme (aprender a impulsar lo mejor de nosotros mismos). La asistencia a todas estas formaciones es voluntaria porque el objetivo es aprender. Estos talleres tienen una hora de duración aproximada, dividida en una parte teórica y otra de debate o práctica.

Escasez de talento tecnológico

Ya lo dijo el informe publicado por Randstad Sourceright en 2021: el 40% de los líderes de recursos humanos continúa encontrando escasez de talento en tecnologías de la información. La necesidad de las empresas para iniciar su transformación digital para sobrevivir a una pandemia no ha hecho más que aumentar la demanda por el talento digital. Toda esta situación obligó a S4G a apostar por una serie de políticas de RRHH orientadas a cuidar y fomentar el talento relacionado con todo lo digital dentro de la empresa tanto a través de la búsqueda internacional como la formación interna en la compañía para desarrollarlo.

Para esta compañía: "Una empresa que no se preocupe por la formación deja de ser competitiva, sobre todo en un contexto económico en el que los clientes demandan soluciones que resuelvan sus necesidades casi en tiempo real", explica Laura Maseda, Employee Experience Manager de S4G. Desde S4G han puesto especial interés y esfuerzo en crear un programa formativo que les permita ser competitivos y enseñar una de las tecnologías más apasionantes del momento como es Salesforce a través de S4G Academy.

Se trata de un programa que les permite incorporar tanto a profesionales con experiencia en otras tecnologías como a recién graduados y que constantemente van actualizando y mejorando con nuevas iniciativas y programas de formación. Lo novedoso de todo este proyecto es que son los propios compañeros los que se encargan de la formación y de difundir conceptos básicos, buenas prácticas y una metodología de trabajo basada en un modelo de mejora continua. "Que los formadores sean parte del equipo permite consolidar y reforzar el conocimiento en toda la empresa", indica Laura Maseda.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin