Ecoaula

"Uno de cada tres menores de entre 9 y 17 años ha sido víctima de acoso escolar"

  • La edad media de inicio en la Red de forma habitual entre los menores cada vez es más temprana,
Madrid

En la actualidad, navegar por Internet y el manejo de nuevas tecnologías es prácticamente universal en nuestro país, con un uso del ordenador del 95,6% y un 87,1% de internautas en España. La edad media de inicio en la Red de forma habitual entre los menores cada vez es más temprana, y los expertos la sitúan entre los 7 y los 13 años, cuando en torno a un 40% cuenta ya con perfil en al menos una red social. Un mundo enorme abierto a los más pequeños que trae también consigo algunos riesgos que deben prevenirse.

Para debatir sobre las consecuencias que derivan de esta situación entre los menores, IMF Institución Académica ha celebrado una mesa redonda con la participación de varios expertos, como María Lázaro, autora del libro Redes Sociales y Menores; Maitane Valdecantos, abogada y socia de Audens, compañía especializada en Propiedad Intelectual y Derecho Digital; Cristian Olivé, profesor de Lengua y Literatura en secundaria y en Máster universitario; y José Ángel Fernández, policía nacional especializado en investigación tecnológica. Francisca Morán, directora académica de IMF Institución Académica, ha sido la encarga de moderar la sesión.

Principales delitos relacionados con menores y redes sociales

Dentro del entorno web existe una extensa variedad de delitos digitales. María Lázaro ha explicado alguno de los más utilizados en los últimos años, como el grooming, cuando un adulto se hace pasar por un niño para ganarse la confianza del menor, generalmente con fines sexuales; el cibercontrol, afán por controlar las amistades, los movimientos, los mensajes, la forma de vestir o las aficiones a través de mensajes; o el más conocido, el denominado ciberbullying o ciberacoso, que no es sino el acoso a través de un medio digital. Un tipo de agresión en constante ascenso, puesto que Lázaro ha revelado que el porcentaje de menores españoles de entre 9 y 17 años que afirma haber sido víctima de acoso escolar ha pasado del 15% en 2010 al 33% en 2018, según EU Kids Online.

Pero lo que realmente está aumentando es el acoso en general, el cara a cara, el presencial y, por extensión, el online. El estudio Behind the numbers: Ending School Violence and Bullying de la Unesco muestra que uno de cada tres niños y niñas en todo el mundo sufre o ha sufrido acoso escolar, porcentaje que desciende a uno de cada diez cuando se trata de ciberbullying. "Lo que sucede es que la experiencia de este acoso digital es más violenta, porque se puede producir durante las 24 horas del día, los siete días de la semana, sin puertas que lo contengan, y haciendo que la humillación llegue a niveles incalculables", explica Lázaro.

Los retos de educar en pleno desafío digital

Una vez más, la educación es una de las armas más poderosas para evitar caer en todos los abusos que sufren los menores. Según se ha debatido en la mesa redonda organizada por IMF Institución Académica, el sistema educativo tiene que ser capaz de garantizar la plena inserción del alumnado en la sociedad digital y el aprendizaje de un uso de los medios digitales que sea seguro y respetuoso con la dignidad humana y con los derechos fundamentales. Para favorecerlo, han comentado los expertos, el profesorado debe ser competente a nivel digital y recibir la formación necesaria para la enseñanza y la transmisión de los valores y derechos. Como ha explicado José Ángel Fernández, la educación tecnológica es imprescindible para niños, policías, abogados y todos los públicos. "Si no conocemos el mundo donde nos encontramos ¿cómo vamos a movernos correctamente en él?".

Por su parte, Maitane Valdecantos ha involucrado a los padres, puesto que han de ser responsables tanto ética como legalmente. "La Ley Orgánica de Protección de Datos prevé que padres, madres y tutores tienen que procurar que los menores de edad hagan un uso equilibrado y responsable de los dispositivos digitales y de los servicios de la sociedad de la información. El fin es garantizar el adecuado desarrollo de su personalidad y preservar su dignidad y sus derechos fundamentales".

Conforme con el resto de ponentes, Cristian Olivé ha puesto sobre la mesa un punto de vista más optimista, puesto que en su opinión no se debe criminalizar a las redes sociales, que "no son malas en sí mismas y que pueden utilizarse para hacer el mal, pero también para hacer el bien". Y continúa: "Las propias redes pueden ser la mejor herramienta para enseñar a los jóvenes a cómo usarlas". Señala, a su vez el potencial que tienen para enseñar conocimientos y valores tanto a pequeños como a mayores. Profesores de cualquier disciplina en Youtube, poetas en Twitter o actos reivindicativos como el movimiento #MeToo o #IceBucketChallenge, son algunos de los ejemplos.

Para acabar la sesión, los presentes han coincidido en las múltiples posibilidades que ofrece la digitalización, pero, al mismo tiempo, los riesgos que traen consigo. Y como ha concluido Francisca Morán, directora académica de IMF Institución Académica: "Es responsabilidad de los padres, colegios, institutos y de la propia administración el proporcionar la adecuada educación con respecto al uso del entorno digital a los jóvenes. No sirve de nada que dotemos a nuestros menores de todas las herramientas tecnológicas disponibles si no les enseñamos a utilizarlas con seguridad, a detectar riesgos y a percibir las consecuencias de sus actos. Y, por supuesto, también, a ser conscientes de sus obligaciones y deberes", ha concluido.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin