Ecoaula

Universidades no descarta la celebración online de exámenes si no se pueden cumplir las medidas sanitarias

  • El Ministerio asegura que trabaja con Sanidad para que este asunto tenga la "centralidad" que la comunidad universitaria demanda

El Ministerio de Universidades mantiene su postura de que se celebren los exámenes universitarios de manera presencial, pero no descarta que se pasen al modo online en caso de "imposibilidad" en el cumplimiento de las medidas sanitarias acordadas para evitar contagios de COVID-19.

Esta es la respuesta que ha dado el Departamento que dirige Manuel Castells después de que desde la comunidad universitaria hayan salido voces reclamando que los exámenes, que en muchas universidades arrancan en este mes de enero, sean online para evitar así las aglomeraciones en pasillos y aulas y por la ola de frío que azota estos días al país. Incluso el Sindicato de Estudiantes exigió este lunes directamente su cancelación y su sustitución por trabajos, presentaciones o debates.

Desde el Ministerio se insiste en que Castells se reunió este pasado martes con representantes del Consejo de Estudiantes Universitario del Estado (CEUNE) y de la Coordinadora de Representantes de Estudiantes de Universidades Públicas (CREUP) donde "se escucharon las diferentes propuestas y sensibilidades relacionados con este asunto".

Asimismo, incide en que el propio Castells trasladó al ministro de Sanidad, Salvador Illa, la necesidad de abordar la celebración de los exámenes de manera presencial junto con las comunidades autónomas en el próximo Consejo Interterritorial de Sanidad, que se celebra este miércoles.

Universidades recuerda que "es necesario el escrupuloso cumplimiento de los requisitos sanitarios establecidos por las autoridades competentes para el desarrollo de cualquier actividad académica presencial".

Sin embargo, "como ya se recogía en los planes elaborados, en caso de imposibilidad de cumplimiento ha de implementarse un modelo de docencia híbrida o, en caso necesario, totalmente virtual que respete los derechos de estudiantes, profesores y personal de administración y servicios, y que asegure la calidad tanto de las enseñanzas impartidas como de la evaluación de las mismas".

Es decir, pide "extremar las medidas de precaución y prevención sanitaria para llevar a cabo la actividad universitaria con las mayores garantías posibles" y, en caso de que esto no fuera posible, entonces habría que "trasladar esas actividades a modelos online", tal y como, por otra parte, ya planteaban los protocolos que los diferentes actores de la comunidad universitaria prepararon el pasado verano de cara al curso 2020/2021.

En cualquier caso, destaca la importancia de que "todas" esas medidas adicionales que se tomen sean tomadas en el marco del consenso y la escucha de todos los actores de la comunidad universitaria con el objetivo último de "garantizar la calidad de las enseñanzas universitarias y el cumplimiento de los objetivos docentes".

En este sentido, informa de que el Ministerio ha enviado una carta a toda la comunidad universitaria a través de los Consejos Universitarios, en la que recuerda su postura y en la que recuerda que trabaja con el Ministerio de Sanidad en el seno del Gobierno "para que estos asuntos tengan la centralidad que la comunidad universitaria" demanda.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.