Ecoaula

Optimismo, resiliencia y adaptación: las claves de Wisdom School para este nuevo curso

  • Wisdom School Madrid es uno de los centros que ha enfocado todas sus fuerzas en adaptar de la mejor forma posible la vuelta al colegio en septiembre
Formación online en Wisdom durante el confinamiento
Madrid

Una crisis sin precedentes llegó hace más de medio año para cambiar todo a nuestro alrededor. La economía, la sociedad y hasta la educación se tuvieron que adaptar en cuestión de horas a una realidad completamente diferente y desconocida por entonces. El paso de la educación presencial a la telemática fue un esfuerzo que todos los centros educativos se vieron en la obligación de realizar en un corto espacio de tiempo. Pero ¿cómo ha afectado meses después la llegada de la Covid-19 a la educación?

Wisdom School Madrid es uno de los centros que ha enfocado todas sus fuerzas en adaptar de la mejor forma posible la vuelta al colegio en septiembre. Se trata de un colegio concertado bilingüe laico situado en el distrito madrileño de Chamartín y que, desde el año 2012, trabaja en un proyecto educativo que combina diferentes estrategias pedagógicas con vistas a atender las necesidades de los alumnos en todas las etapas educativas. Actualmente cuenta con 671 alumnos y una plantilla de 91 trabajadores entre docentes y personal auxiliar.

Formación online en Wisdom durante el confinamiento

Septiembre es época de cambios y de comienzos y, en el entorno educativo todavía más. Teresa Hebrero Esteban, propietaria de Wisdom School, indica que cualquier curso escolar siempre es un reto, pero que este ha sido excepcionalmente difícil debido a la incertidumbre. La estrategia a la hora de enfrentarse a este nuevo escenario explica "no puede ser otra que conjugar la seguridad de alumnos y docentes y el bienestar de las familias en los distintos escenarios". Para poder abrir las puertas de este centro se trabajó durante todo el verano en establecer las medidas oportunas para garantizar la seguridad de la comunidad educativa. Este esfuerzo se pudo realizar gracias a un préstamo ICO, que fue de más de 200.000 euros y una ayuda de más de 3.000 euros de la Consejería de Educación para la adquisición de EPI´s, mascarillas, geles, termómetros, etc. "Desde aquí queremos agradecer todo esto ya que somos conscientes de que somos muchos centros y es una situación especial", expresa Teresa.

Formación y adaptación

Con el cierre de los colegios, Wisdom School decidió utilizar la plataforma de videoconferencia Zoom para las clases. Durante la primera semana se formó tanto al profesorado como a los alumnos y las familias y en la segunda semana todas las etapas educativas ya estaban funcionando a través de ellas.

Formación online en Wisdom durante el confinamiento

La docencia online supuso un reto especialmente importante en las etapas de infantil y primaria, donde los alumnos dependían de sus familias para conectarse. Toda la comunidad respuesta tan positiva que hubo por parte de las familias y de los alumnos, a los que hay que felicitar por su autonomía y el gran sentido de responsabilidad que demostraron a la hora de desarrollar su competencia digital. "Nuestros alumnos nos dieron un gran ejemplo de resiliencia y optimismo ante esta situación tan compleja", confiesa Teresa.

Tanto durante el confinamiento como en la actualidad, desde la dirección del Centro "intentamos aportar a los docentes los recursos, herramientas y materiales necesarios para que sus alumnos sigan disfrutando y aprendiendo día a día con ellos, ya sea en el aula o en casa", manifiesta Hebrero.

Principales cambios

El verano 2020 estuvo sometido a grandes cambios en este centro en concreto. En un tiempo récord se realizaron varias reformas que tenían como objetivo principal ampliar el número de aulas para el desdoblamiento de siete grupos y aumentar el espacio al aire libre en la medida de lo posible. De esta forma, se sustituyeron tabiques por paneles móviles de última generación, se pudo aprovechar el gimnasio en función de las necesidades y el antiguo salón de actos se convirtió en aulas con el mismo sistema de paneles.

Gimnasio reconvertido en aulas

Las autoridades han recomendado desde un principio que se ampliara todo lo posible el aprovechamiento del espacio exterior para evitar los contagios. Wisdom School lo siguió al pie de la letra y consiguió habilitar una terraza y convertirla en un patio al que ellos alumnos de Infantil pudiera acceder sin tener que compartir pasillos con otras etapas educativas. La adquisición del material también fue importante: "Como es natural, ha habido que equipar los nuevos espacios con proyectores, pizarras digitales y el mobiliario necesario para poder usar esos nuevos espacios reformados", manifiesta la propietaria del centro.

La digitalización ya había empezado a ser protagonista en este centro hace unos meses. Desde el curso pasado Wisdom ya había reforzado y ampliado el cableado de Internet en todo el centro, aumentando los puntos de acceso WIFI, para poder así atender con la debida calidad tanto las clases presenciales como las que se imparten online.

Más personal

Teresa Hebrero define como "ingeniería pedagógica" todo lo que supuso el desdoblamiento de clases y el mantenimiento de los grupos burbuja. "El centro se siente especialmente satisfecho de haber logrado mantener separados a alumnos de diferentes edades, lo cual es muy importante para su correcto desarrollo pedagógico, sobre todo en edades tempranas", apunta Hebrero.

Obras del gimnasio en Wisdom

En este sentido, la Comunidad de Madrid dispuso 25 horas de profesor por cada clase desdoblada. Dado que Wisdom ofrece una significativa ampliación horaria respecto a lo exigido por la Conserjería de Educación, el equipo docente del centro se ha reforzado con seis nuevas incorporaciones en plantilla, con las que ya suma 52 profesores. Además, para poder atender debidamente los refuerzos educativos, el colegio ha ampliado a jornada completa los contratos de docentes que estaban a media jornada. El servicio de limpieza y de vigilancia de comedor también se ha visto incrementado. En total, para poder hacer frente a los retos de este curso, la plantilla de Wisdom School se ha incrementado un 8%.

Comida a domicilio

Se trata de una de las iniciativas que más ha destacado y es que este centro ha incorporado al comedor de los alumnos un servicio de comida que puede ser recogida en el centro o entregada a domicilio. Dirigido a aquellos estudiantes que, por distintos motivos, no se encuentran en las clases presenciales en el centro, y puedan disfrutar de un servicio completo de comida, liberando así a los padres del esfuerzo y gasto adicional que supone tener que ocuparse de la comida de sus hijos cuando están en casa. "Con esta medida, el centro consigue mantener dimensionado y en activo a todo el personal que atiende el comedor y se racionaliza la inversión en esta partida, ya que no se desperdician alimentos", aporta Teresa.

Difícil es la palabra que más se repite a la hora de describir la situación que están pasando muchos centros. Para el equipo directivo del centro la satisfacción de las familias, el progreso de los alumnos y la tranquilidad de que todos los docentes disponen de las herramientas necesarias para impartir sus clases son el mejor acicate para seguir adelante. La pandemia ha llegado para transformar todo a nuestro alrededor y, tal y como dice Teresa, todo lo que ha supuesto "nos permite afrontar con confianza y serenidad cualquier reto que el futuro nos pueda deparar".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin