Ecoaula

La EUSS apuesta por el uso de los vídeos en los estudios de ingeniería porque pueden mejorar el rendimiento académico

  • El profesor de Física Antoni Pérez-Navarro lidera un estudio sobre la incidencia de las herramientas audiovisuales en la enseñanza de materias científicas y técnicas
  • La Escola Universitària Salesiana de Sarrià ha habilitado un laboratorio para profundizar en la creación de vídeos

El profesor de Física de la EUSS Antoni Pérez-Navarro ha liderado un estudio que muestra la efectividad del uso de videos para mejorar el rendimiento académico del alumnado de asignaturas científicas y técnicas, en particular, en la asignatura de física. "El vídeo ayuda a que el alumno pueda entender mejor las cosas a medida que va estudiando", señala. Es un refuerzo para recuperar los detalles que se le han escapado durante la clase, y es importante que "lo haya preparado su profesor", porque el alumnado valora la personalización.

La EUSS utiliza los vídeos en sus grados de ingeniería de forma regular desde hace años. Antoni Pérez-Navarro, que también es miembro del grupo de investigación Internet Computing & Systems Optimization (ICSO), del Internet Interdisciplinary Institute (IN3) y de los Estudios de Informática, Multimedia y Telecomunicación (EIMT) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), los empezó a introducir en la asignatura de física en 2007.

En ese momento, una pieza de dos minutos le suponía muchas horas de preparación, pero después de experimentar con diferentes técnicas y formatos, como tableta, tableta digitalizadora, captura de pantalla con un documento, bolígrafo grabador, ha dado con el modelo que mejor se adapta a las necesidades del aprendizaje, a la vez que es relativamente sencillo de crear por el docente: el vídeo con las manos, en el que se graban las manos del profesor haciendo la explicación, y basta la cámara del teléfono móvil y un micrófono.

El profesor explica que los vídeos no solo contribuyen a mejorar el rendimiento académico, sino que, curiosamente, inciden en una mayor asistencia a las clases. "Cuando terminaba los vídeos, los pasaba a los estudiantes, antes de la clase. Se podría esperar que no fueran, pero el efecto fue el contrario, incluso entre las personas con una asistencia más errática". Este efecto se daba también en otras asignaturas en las que el profesorado incorporaba los vídeos.

Los beneficios asociados a esta práctica llevaron a la EUSS a montar un laboratorio para la creación de vídeos, y específicamente adaptado para facilitar la grabación de vídeos de explicaciones con las manos.

La escuela universitaria está preparando nuevos proyectos para la profundización en la fórmula audiovisual, que se pondrán en marcha en cuanto se estabilice la situación generada por la pandemia de Covid-19.

Una de las cuestiones que ha puesto de relieve el estudio, llevado a cabo conjuntamente con la UOC, es que los vídeos son útiles tanto para la enseñanza presencial como a distancia.

En un primer momento, se contó con la participación de 129 alumnos del Grado en Tecnologías de Telecomunicación y 423 del Grado en Informática de la UOC, durante tres semestres, y de 62 estudiantes de Física de la EUSS durante un semestre. Después se profundizó con los estudiantes de telecomunicación porque eran aquellos para quienes la introducción de los vídeos había sido el único cambio en la asignatura a lo largo del período observado.

El estudio se realizó antes de que la pandemia obligara a normalizar la enseñanza online. En la UOC no ha supuesto ningún cambio, pero para las universidades presenciales ha significado un proceso de adaptación muy brusco. El hecho de que la EUSS ya tuviera experiencia en el uso de los vídeos ha sido un valor añadido. "La asignatura en la que se hizo el estudio cuenta con una batería de vídeos que cubre prácticamente todo el temario", comenta Antoni Pérez-Navarro. Y lo más importante es que se trata de material resultado "de un proceso de aprendizaje sobre cómo hacer vídeos con el tiempo necesario, y no grabados a toda prisa en una situación de emergencia".

«No hay marcha atrás» en el uso de los vídeos en la enseñanza, asegura el profesor. "Cada vez estamos más acostumbrados a las herramientas audiovisuales. La pandemia ha normalizado el uso, y los móviles han facilitado la creación", añade. A pesar de que su preparación implique tener que dedicar horas, es un recurso que en estudios complejos, como son las ingenierías, se ha demostrado muy útil.

En la EUSS, "hay un profesorado extraordinario que se preocupa de dar las mejores herramientas a sus estudiantes, y se pueden encontrar muchos tipos de vídeos", afirma Pérez-Navarro. En todo caso, "es importante tener presente que un vídeo es un formato diferente de una clase presencial y, por tanto, si se utiliza, debe ser pensado como tal", concluye.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin