Ecoaula

Las supercompetencias digitales

  • Ha llegado la hora de diseñar nuestros propios CVs académicos para orientarlos al objetivo que nos hayamos planteado
Madrid

David dirige el departamento de People de una compañía que ha facturado en el último año 30 millones de euros vendiendo gafas de sol a través de Internet. Ha quedado para tomar un café con Paula, una colega que ocupa un puesto similar, pero en el sector de moda: las energías renovables; vende energía limpia al consumidor final; a ese consumidor informado, formado y exigente.

En las reglas de recruiting de estas dos compañías tan diferentes hay algo que coincide: el análisis de competencias prima por encima del lustre de las titulaciones.

David dice que hay CVs de chicos menores de 30 años que académicamente son tan impresionantes que pocos presidentes del IBEX 35 podrían igualarlos. Pero añade que eso no garantiza que sepan hacer. Paula le da la razón y habla de la sobre cualificación de algunos perfiles. Te encuentras con ingenieros optando a puestos de operarios digitales. Compiten con chicos que se han construido su propio itinerario formativo con cursos no reglados de competencias digitales avanzadas o incluso de grados superiores de la FP.

Esta escena anterior ya es costumbrista en la economía digital, osea, en nuestra economía. Paula y David necesitan ingenieros, comerciales, financieros, abogados, directores de equipos en sus empresas, pero también necesitan SEOs, CROs, Content Managers, Growth Hackers, Data Analytics, expertos en comercio electrónico, en experiencia de cliente digital o en gestión de talento digital… A los primeros se les puede fichar por el CV académico. A los segundos, por un análisis de supercompetencias digitales.

Hoy usted, su madre, su hijo y su vecino, tienen competencias digitales. Son las habilidades que hemos desarrollado todos para adoptar en nuestras vidas las tecnologías y dispositivos esenciales en el día a día en unos tiempos en los que los contenidos, las comunicaciones y las compras, por ejemplo, son cada vez más digitales.

Y por eso mismo, hoy las competencias digitales se quedan cortas en un proceso de empleo. No llegan. Es el momento de las supercompetencias digitales.

Para vender gafas de sol o energía limpia para su hogar, hay que saber implementar campañas de captación que conviertan ese tráfico en Internet en leads (contactos) a los que enamorar con contenido atractivo que cubra las exigencia de ese consumidor profesional exigente, formado e informado. Un proceso de enamoramiento, nurturing, que provocará que empresa y usuario se conozcan más y mejor y que puedan llegar al altar para convertirse en cliente y empresa.

Para mantener a ese cliente en la compañía de energía limpia de Paula o para que renueve al año siguiente las gafas de sol de la marca de David, hay que saber diseñar procesos de experiencia de cliente diferenciales a los de la competencia, hay que tomar decisiones en tiempo real basadas en datos…

Ha llegado la hora de diseñar nuestros propios CVs académicos para orientarlos al objetivo que nos hayamos planteado. Si usted quiere emplearse rápido y bien, póngale a su ensalada un superalimento: fórmese en supercompetencias digitales.

Elaborado por Juanjo Amorín Fundador & Presidente Ejecutivo Edix

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin