Ecoaula

Acade, contra los obstáculos al desarrollo de las universidades privadas

  • La cifra de matriculados se ha duplicado en la pasada década y en el curso 2018-2019
Madrid

El Ministerio de Universidades ha iniciado la tramitación de un Real Decreto que establecerá los requisitos fundamentales para la creación y reconocimiento de universidades y que tendrá efectos retroactivos. La Asociación de Centros Autónomos de Enseñanza Privada (ACADE) desea hacer público lo siguiente:

En los últimos años no ha parado de crecer el número de estudiantes que prefieren seguir sus cursos en universidades privadas. La cifra de matriculados se ha duplicado en la pasada década y en el curso 2018-2019, último del que hay cifras oficiales disponibles, registró una subida del 11´8 por ciento, pasando de los 253.000 alumnos del año anterior a 283.000.

Estos crecimientos contrastan con el estancamiento de matriculados en universidades públicas, y con el hecho de que en el curso 2018-2019, siempre según los datos oficiales, quedaron vacantes 25.000 plazas de estudios de grado ofertadas por las universidades públicas, cuya tasa de ocupación no llegó ni al 90 por ciento.

Es evidente que el incremento de alumnos en universidades privadas no se debe a que no haya suficiente oferta de plazas en las universidades públicas, sino a otros motivos como:

La tasa de empleabilidad de las privadas es catorce puntos superior a la tasa de las públicas. Esto significa que, a los pocos meses de obtener la titulación, el porcentaje de egresados en centros privados que tiene trabajo es catorce puntos más alto que el de los que han estudiado en centros públicos.

En todas las demás tasas que miden la excelencia académica (Rendimiento, Éxito, Evaluación) las universidades privadas aventajan a las públicas con diferencias muy significativas. (Fuente: "Indicadores de rendimiento académico de estudiantes universitarios. 2018-2019)".)

Asimismo es muy inferior la tasa de abandono en las universidades privadas, así como el tiempo medio invertido en obtener la titulación.

El porcentaje de alumnos extranjeros en centros privados es del 12 por ciento, y solamente del 4 por ciento es universidades públicas.

En estudios online, las privadas obtienen ya una cuota del 37 por ciento sobre el total de alumnos.

La inmensa mayoría de las universidades privadas en funcionamiento son de muy reciente creación, acogidas a la Ley que las autorizó en 1993 y que fue impulsada por el entonces Ministro de Educación, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Los resultados obtenidos se han logrado en muy pocos años y el Estado ha sido el primer beneficiado: si tuviera que proveer de plaza a cada uno de esos 283.000 alumnos que se pagan ellos mismos (y sus familias) los estudios universitarios, a casi 10.000 euros por alumno y año, tendría que incrementar en más de 2.800 millones de euros el gasto público educativo. Además, las universidades privadas atraen cada año a estudiar en España a 35.000 alumnos extranjeros, con el consiguiente efecto económico sobre nuestro PIB.

Dicho todo lo anterior, ACADE no puede entender que se prevea establecer más limitaciones y obstáculos al desarrollo de las privadas en España, que ya están controladas y fiscalizadas por los mismo órganos que las públicas, que a la luz de todos los datos expuestos deberían ser el principal motivo de preocupación del Ministerio de Universidades.

ACADE considera que las universidades privadas deben tener libertad para elegir su modelo, sin imposiciones arbitrarias creadas ad hoc para detener su implantación en España.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin