Ecoaula

La pandemia obliga a las academias privadas a digitalizarse contrarreloj

  • Ni el Ministerio de Educación ni el de Inclusión han establecido medidas para dotarlo de alguna ayuda
Madrid

La Unión de Profesionales y Trabajadores Autónomos (UPTA) vaticina el cierre de 15 mil centros de enseñanza no reglada por la Covid-19. El presidente de UPTA, Eduardo Abad declara: "Este sector parece ser olvidado por parte de las administraciones, y ni el Ministerio de Educación ni el de Inclusión han establecido medidas para dotarlo de alguna ayuda que consiga aliviar su situación económica".

El caso de la danza

En marzo de 2020, durante la primera ola de la pandemia, los centros tuvieron que cesar su actividad, temporalmente o definitivamente. Algunos pudieron seguir impartiendo sus clases de forma virtual como Studio11, en Madrid: "Se intentó desarrollar un plan adecuado a las circunstancias que vivíamos pero las plataformas que existen en la actualidad no facilitan el trabajo", aclaran desde la escuela de baile, que ya ha recuperado sus clases presenciales: "Es necesario que el profesor vea y corrija a los alumnos, el aprender en grupo".

Para ello, ha establecido un protocolo en el que gel y mascarilla están presentes en todo momento y en cada una de sus aulas de las dos sedes que disponen : "Dentro de las mismas se mantiene la distancia gracias a puntos distintivos en el suelo. Las entradas son escalonadas, dejando el suficiente tiempo entre clase y clase. Además así se respeta el sistema de ventilación".

Los alumnos adultos en escuelas de baile se han incrementado durante estos meses

Ha disminuido el número de alumnos de las clases pero no necesariamente el de inscripciones: "Hay alumnos del año pasado que no se han apuntado porque prefieren actividades al aire libre pero a la vez, se han apuntado más alumnos nuevos, sobre todo adultos, buscando ese movimiento y esa distracción que tanta falta hace. No hemos notado un gran parón, nos alegra ver como la gente sigue preguntando y está deseando apuntarse. En la actualidad tenemos el mismo número de alumnos que en febrero", cuentan desde la academia.

Uno de los planes de futuro de Studio11 es crear una escuela online, pero no debido a la situación del Covid: "Sería por cuestión geográfica, para gente que vive lejos o en otras comunidades, para que todos tengan acceso al baile".

En el caso de WOSAP, fundada en 2008: "No hacemos clases online porque aprender a bailar a través del ordenador es bastante complicado y la gente en casa no tiene espacio para poder hacer bien los ejercicios. Siempre teniendo al profesor al lado es mucho más sencillo", declaran desde la misma, a lo que añaden: "La forma de enseñar no ha cambiado. Simplemente ahora se toman medidas de distanciamiento y aforo, se baila con mascarilla y algunos ejercicios de contacto se han suprimido pero poco más".

WOSAP afirma que en el número de alumnos se ha notado a causa del Covid: "Hay quién tiene miedo y muchos padres no permiten a sus hijos venir a bailar. Aun así, tenemos mucha gente con ganas y a pesar de que hemos tenido que reducir el aforo de 30 personas a 15, por suerte, todas las clases están llenas". En lo que sí han notado un incremento de alumnos es en la formación que imparten y que permite la obtención de título para abrirse camino en el mundo laboral: "A raíz de la pandemia se ve que mucha gente ha decidido hacer algo que de verdad le apasione".

El paso a la digitalización

Para Gianluca Stamerra, director regional de GoDaddy para España, Italia y Francia, es muy importante que las academias adapten su servicio a entornos digitales: "Hoy en día puedes aprender en remoto, hacer deporte en remoto y practicar tu actividad favorita a distancia. Sabemos que no es la situación ideal, pero sin duda es una opción que deben tener implementada. Para ello, solo necesitan contar con las herramientas digitales necesarias, como un sistema de videoconferencia como Teams (incluido en la suite de Microsoft Office) que les permita desarrollar sus actividades. Además, deben mejorar también su presencia digital, para que puedan llegar a un público más amplio que el de su propio barrio. El 60% de las pequeñas empresas y autónomos españoles cree que solo las compañías más digitalizadas podrán frenar el impacto negativo del Covid-19 en el negocio".

Desde GoDaddy aportan el caso de Onlitraining, que dio este salto digital: "Creó en plena pandemia un negocio de entrenamientos personalizados por videoconferencia. El valor añadido es que no solo ponen un vídeo, sino que una monitorate corrige posturas y da consejos", añade Gianluca Stamerra.

Mireia Casas, COO, Directora de Operaciones de Kids&Us, con más de 400 centros de idiomas en España, afirma que han trabajado contrarreloj en el proceso de digitalización: "El objetivo es que nuestros alumnos puedan seguir aprendiendo inglés desde sus casas si es necesario para que su formación no se vea interrumpida en caso de confinamiento". Así, manejan tres escenarios: clases presenciales pero con las medidas de seguridad necesarias, alternando una semana de clase presencial y una online, y por el último, contenido de autoformación para los más pequeños y clases online para alumnos de más de 8 años en caso de un cierre total. Por el momento, Kids&Us ha podido abrir todas sus escuelas y ninguna ha tenido que cerrar por Covid: "Dicen los expertos que el entorno educativo es donde más seguridad hay".

"Este año hemos tenido una tasa de fidelización inferior, pero también es cierto que ha habido un retraso en la decisión de matriculación por parte de las familias. El 65 por ciento de ellas aún no ha matriculado a sus hijos por el miedo al contagio y el desconocimiento de la eficacia del aprendizaje online. Hace unos meses, la prematriculación se hacía antes del verano, este curso es en octubre cuando alcanzamos los ritmos de captación que se producían en septiembre".

Mireia Casas concluye: "Aunque es verdad que el nuevo curso lo afrontamos con incertidumbre, debemos adaptarnos y evolucionar más rápido de lo que teníamos previsto".

Herramientas para el paso a lo digital

Para GoDaddy es fundamental que el centro tenga una web para acceder a vídeos e impartir clases online a través de videoconferencia. Además de poner en marcha estrategias de marketing digital para ganar visibilidad en redes sociales, mejorar el posicionamiento web y así llegar a un mayor número de clientes potenciales y vender el producto.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin