Ecoaula

Sindicatos de Educación se encierran y piden la dimisión de la Consejera de Cantabria por suprimir la semana no lectiva

  • Ante su "actitud dictatorial" en la supresión de la semana no lectiva de noviembre

Los sindicatos de la Junta de Personal Docente (STEC, ANPE, TU, UGT, CCOO y CSIF) se han encerrado hoy en la sede de la Consejería para pedir la dimisión o el cese inmediato de su titular, Marina Lombó, ante su "actitud dictatorial" en la supresión de la semana no lectiva de principios de noviembre.

Ante la actitud negociadora de Lombó, una decena de representantes de los citados sindicatos ha decidido encerrarse en la Consejería tras la reunión de la Mesa Sectorial esta mañana -para tratar la Oferta de Empleo Público Docente del próximo año- y, en principio, hasta las 17.30 horas, cuando está convocada una concentración frente a la sede de Educación en protesta por la eliminación de las vacaciones escolares de la próxima semana.

La negativa de Educación a negociar la supresión de la semana de descanso de los alumnos del 2 al 6 de noviembre; el anuncio oficial de esta anulación por parte del presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla; las instrucciones enviadas por escrito a los centros educativos y las cartas a las familias hacen suponer a los sindicatos que la Mesa Sectorial del próximo sábado por la tarde "será un mero paripé burocrático", por lo que han decidido encerrarse en la Consejería.

En este sentido, desde ANPE han opinado que la negociación "no será, como exige la ley, de buena fe, puesto que la medida ya está decidida antes de convocar la mesa y no parece que existan informes que justifiquen (desde el punto de vista sanitario) la misma".

Mientras, UGT ha expresado su "total desacuerdo e indignación" con la medida, "tomada unilateralmente, sin ningún tipo de consenso ni apoyo por parte de ninguna de las organizaciones presentes en la Mesa Sectorial".

En este sentido, UGT ha recordado que el calendario vigente este curso escolar "fue impuesto, también unilateralmente", por la Consejería de Educación, y esta nueva modificación "termina con lo poco que quedaba de pedagógico en el calendario escolar".

El sindicato ha manifestado que Consejería de Educación "se escuda" en que es una decisión tomada por Sanidad, "cuando el representante de esta Consejería ha declarado públicamente que la medida la había tomado Educación". Además, según UGT, en el informe técnico elaborado por Salud Pública no aparece, "ni siquiera como recomendación", la posibilidad de anular la semana no lectiva.

"La Consejera de Educación ha intentado justificar su decisión por 'la evolución negativa de la actual crisis sanitaria', alegando que habían adoptado 'una serie de medidas entre las que se incluye la modificación del calendario escolar, de modo que la próxima semana tendrá carácter lectivo'".

Desde UGT consideran "una tomadura de pelo" este "intento de justificación", pues la decisión de suspender el período no lectivo "se tomó cuando aún no se había decretado el cierre perimetral de la Comunidad".

"Además, resulta tremendamente incoherente que hablen de medidas tomadas al tiempo que modifican el horario escolar de algunos centros educativos para facilitar el paso de la Vuelta ciclista por las localidades en las que se encuentran dichos centros", ha denunciado el sindicato.

UGT ha subrayado que hay "otras muchas situaciones" que están contribuyendo de forma negativa en la actual situación sanitaria, como la saturación en los medios de transporte, las ratios excesivas en gran cantidad de centros, la escasa o nula distancia de seguridad en las aulas, etcétera.

"Las medidas que dicen haber tomado deberían haberse extendido a todas estas cuestiones si tuviesen intención real de contribuir a que la situación sanitaria no empeorase", ha observado el sindicato, que se ha preguntado qué pasará en Navidad. "Si la situación epidemiológica es similar, ¿también lo serán las medidas?", ha cuestionado.

UGT ha recordado que la semana no lectiva tiene una finalidad pedagógica en el desarrollo del proceso de enseñanza-aprendizaje y este curso, "más que nunca, se hace imprescindible para el alumnado, que se encuentra en los centros en circunstancias especialmente adversas".

"Nosotros, al contrario que la consejera, no tenemos la osadía de considerar que los hogares de nuestros alumnos son menos seguros que los centros escolares. Creemos, además, que es una falta de consideración hacia las familias que ya habían planificado su calendario laboral en función del escolar y que, de nuevo, pagan las consecuencias de una mala gestión por parte de la Consejería de Educación", ha denunciado el sindicato.

Además, ha apuntado que se genera a las familias en régimen de separación una problemática judicial, que repercute directamente en los afectados y vuelca la responsabilidad en los centros, que carecen de cobertura legal alguna en unas circunstancias nunca antes contempladas.

Todo ello, en opinión de UGT, debido a la falta de desarrollo y concreción de los escenarios 2 y 3 del protocolo anticovid.

"Quizá sea este el motivo por el que no se ha tenido en cuenta la propuesta presentada por UGT el pasado miércoles de mantener la semana no lectiva y la semana posterior retomar la actividad en escenario 2, poniendo a prueba así la eficacia de las medidas planificadas por los centros para dicho escenario, en previsión de que la situación sanitaria empeore y haya que tomar medidas más drásticas", ha relatado el sindicato.

"La nefasta gestión del PRC al frente de Educación es manifiesta. Cuando el propio presidente, Miguel Ángel Revilla, declaró públicamente el 1 de julio de 2018 que 'había llegado el momento de que el PRC llevase Educación' y que, con esta cartera gestionada por los regionalistas, 'sería muy distinta', nunca pudimos imaginar cuán distinta sería", ha denunciado UGT.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.