Ecoaula

Universidades y autonomías podrán ceder las plazas de personal que no cubran a las que las necesiten

  • El ministro subrayó que del presupuesto total para becas (2.090 millones), unos 1.250 irán para el ámbito universitario
Madrid

Las administraciones universitarias autonómicas y las universidades públicas podrán transferirse la tassa de plazas de personal que no cubran para que otras que los necesiten puedan reponer las bajas por jubilación de profesores y personal de administración y servicio. Según las previsiones, en la próxima década se jubilarán el 90% de los catedráticos.

Así lo señaló este viernes el ministro de Universidades, Manuel Castells, en un encuentro telemático con la prensa en el que estuvo acompañado por el secretario general de Universidades, José Manuel Pingarrón, y el subsecretario de Universidades, Luis Cerdán.

Éste precisó que en el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) presentados esta semana hay una "clara apuesta para revertir el envejecimiento de las plantillas", pues se posibilitará una tasa de reposición del 110%, lo que significa que por "cada diez que salen pueden entrar once al sistema". Esta medida también tendrá repercusión, dijo, en los profesores asociados y, según el ministerio, desbloquearía una situación que lleva años produciéndose.

Durante el encuentro, Castells calificó de "modesto" el presupuesto asignado a su "ministerio", pues contaría con 462 millones, de los que "sólo" el 3% sería para "gastos de personal y corrientes de la máquina del Ministerio" y el resto llegaría directamente a la ciudadanía.

Becas

Asimismo, el ministro subrayó que del presupuesto total para becas (2.090 millones), unos 1.250 irán para el ámbito universitario.

Los presupuestos, destacó, también aumentan la partida para investigación, ámbito que en un 70% tiene lugar en las universidades y reforzarán la inversión en la Universidad Nacional de Educación a Distancia (UNED), que depende directamente del Ministerio de Universidades y que en breve presentará un plan para dinamizar la formación en las zonas más despobladas y deprimidas de España a través de sus 70 centros.

Pese a la previsión de aumento presupuestario, el ministro llamó a la prudencia, porque el proyecto debe ser aprobado. "Es la carta a los Reyes Magos, que están en las Cortes y en Bruselas. Si nos portamos bien, los tendremos. Precaución. Las becas ya están hechas, las hemos hecho con nuestros ahorritos, pero todo lo que pueda venir depende de sus señorías y de las superseñorías de Bruselas", señaló.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.