Ecoaula

El rector de la UA reivindica la presencialidad como "máxima expresión" de la formación universitaria

  • Pide disculpas a alumnos y docentes "si se han sentido atropellados por la premura en las adaptaciones" a la situación por la Covid

El rector de la Universidad de Alicante, Manuel Palomar, ha reivindicado este jueves la presencialidad en los centros como "máxima expresión de formación universitaria", durante su intervención en el acto de apertura del curso académico de las universidades valencianas, celebrado este año en la entidad que dirige.

Palomar ha presidido en el Paraninfo LA que espera que sea su última apertura del curso en la UA, acompañado del 'president' de la Generalitat, Ximo Puig. El acto ha contado con la presencia de los rectores del resto de universidades de la Comunitat Valenciana y de la consellera de Innovación, Universidades, Ciencia y Sociedad Digital, Carolina Pascual.

El acto se ha celebrado de acuerdo con las medidas de seguridad e higiene que dictan las autoridades por la Covid-19, con un aforo limitado a 200 personas -de las 900 que lo componen habitualmente- y con el Salón de Grados 'Ramón Martín Mateo' habilitado para seguirlo por streaming. Además, no ha contado con la tradicional entrega de distinciones a los miembros de la comunidad que celebran los 25 años de servicio, las jubilaciones y los fallecimientos y la comitiva ha quedado reducida a rectores y autoridades.

En su intervención, la tercera en la que el actual rector se despide del cargo, Palomar ha reivindicado de nuevo la "presencialidad" del alumnado en las aulas, ya que asegura que la docencia adquiere "su sentido más pleno" y la ha contrapuesto a la enseñanza digital no presencial "que no garantiza adecuadamente el principio de la igualdad de oportunidades, que es la base de todo sistema democrático". Palomar, sin embargo, ha reconocido que "la presencialidad a la que podemos aspirar es insuficiente, la situación es compleja y puede complicarse".

Pese a todo, el rector ha reivindicado la digitalización como "un tren que no podemos perder" y ha asegurado que la inteligencia digital "debe afianzar una nueva cultura, un nuevo modelo económico, laboral y social, que nos permita conocer con más precisión la realidad y mejorar con ello la toma de decisiones de individuos, empresas y administraciones".

También se ha referido a los problemas que afectan a estudiantes y profesorado. "Soy consciente de la incertidumbre que generan los nuevo métodos de enseñanza y evaluación, carencia o insuficiencia de medios tecnológicos o de conexión adecuada a internet y también del sobre esfuerzo que para el profesorado suponen los nuevos métodos de docencia, el rediseño de objetivos, así como el aprendizaje y el despliegue de las tecnologías que los hacen posibles", ha afirmado.

Disculpas

Palomar ha pedido disculpas "si se han sentido atropellados por la premura en las adaptaciones": "Se nos juzgará por los resultados y quiero asegurar que, para las universidades, los estudiantes son su razón de ser; su seguridad y su salud, pero también su formación, son prioritarios". En su alocución, el rector de la Universidad de Alicante ha recordado que las universidades públicas no han recuperado aún "los niveles de financiación previos a la crisis y seguimos reivindicando un modelos de financiación suficiente y previsible".

Antes de finalizar, el máximo responsable de la institución académica alicantina ha agradecido a Puig su presencia en el acto y la gestión en la crisis sanitaria del coronavirus. Según ha trasladado Palomar al 'president': "Has favorecido consensos básicos y donde la voluntad de acuerdos amplios, más allá de las fronteras ideológicas, ha permitido afrontar en mejores condiciones que en otros territorios del Estado los impactos de la pandemia con el concurso de los agentes sociales y pese a nuestra crónica infrafinanciación".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.