Ecoaula

Educación permitirá contratar como interinos a profesores sin toda la formación

  • "Los centros son lugares de detección precoz, no lugares de contagio"
Madrid

La ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, acordó este jueves con las comunidades autónomas "flexibilizar" la contratación de profesorado de refuerzo a personas que no tengan toda la formación exigida para dar clase, como el máster en formación del profesorado de educación de Secundaria y el antiguo Certificado de Aptitud Pedagógica (CAP).

Así lo aseguró en la rueda de prensa posterior a la reunión telemática presidida por los ministros de Educación y Sanidad con los consejeros del ramo para valorar la evolución de la pandemia en el arranque del curso escolar.

La ministra precisó, no obstante, que será una medida "excepcional" y "limitada" ante la falta de bolsa de profesores de refuerzo en algunas comunidades autónomas, por la suspensión de las oposiciones de profesorado por la pandemia del Covid-19.

"Muchas comunidades han manifestado dificultades para encontrar profesorado para cubrir las contrataciones previstas", dijo, en referencia a que este curso los centros han tenido que reducir el número de alumnos por aula para evitar la transmisión del coronavirus y, por tanto, contratar más docentes. "A algunas se les ha acabado la lista de sustituciones. Se tendrá que cubrir con personal interino", dijo.

Esta flexibilización de los requisitos para ejercer la docencia será "hasta cuando se decida que ha terminado el curso de la pandemia", recalcó.

La EBAU sigue flexible

Otros acuerdos alcanzados entre Gobierno y autoridades regionales en materia educativa pasan por regular mediante una orden ministerial la adaptación de las pruebas de Bachillerato para acceso a la Universidad a un modelo "similar" a las del curso pasado, cuando se flexibilizaron y se ofrecieron más opciones en los exámenes para que los alumnos pudiesen examinarse de los contenidos que habían estudiado.

Asimismo, se adaptará el currículo y las programaciones didácticas para los contenidos no alcanzados y "poder avanzar" en el proceso formativo para "aprendizajes imprescindibles", pues Celaá es consciente de que no todos los alumnos han recibido todo el temario por causa de la pandemia.

Además, en el encuentro con los consejeros se abordó la adaptación de las prácticas de Formación Profesional (FP), con la reducción de la duración de los módulos de la formación en centros de trabajo, como se hizo en el fin de curso pasado. Y en la FP superior las prácticas de centro de trabajo se podrán integrar en el módulo de proyecto, integración que también podrá producirse en la FP básica y de grado medio.

Durante su intervención, la responsable de las políticas educativas del Gobierno insistió en la necesidad de asegurar la formación "a tiempo completo y en las mejores condiciones", para lo que habría que "potenciar metodologías didácticas innovadoras". "También para alumnos cuarentenados por 10 días, por dar positivo o estar en contacto con un positivo. No podemos permitir que ningún estudiante desatienda su proceso de formación", añadió.

La ministra también hizo hincapié en la "máxima importancia" de "identificar y atender con especial cuidado" a los alumnos con dificultades "emocionales" de aprendizaje "sea cual sea la circunstancia" y recordó a los padres la obligación de llevar a sus hijos al colegio.

Celaá se hizo eco de que presentó este jueves a los consejeros el informe que el Gobierno solicitó a la Abogacía del Estado en el que se afirma que "la pandemia no exonera la obligación de atender a las clases en la enseñanza obligatoria" e insistió en la seguridad de los centros educativos ante el Covid-19.

"Los centros son lugares de detección precoz, no lugares de contagio. Hay que tener mucho cuidado a la salida del centro educativo, en las actividades sociales", añadió, reportando las palabras que le trasladaron los consejeros. En relación a ello, la ministra deseó que esa detección precoz también se logre en la Comunidad de Madrid.

En la rueda de prensa también hubo referencias a la reforma educativa que se tramita en el Parlamento y Celaá mostró su desacuerdo con las críticas de que se impulse en plena pandemia y que el texto quede obsoleto en la 'nueva normalidad'. Al contrario, defendió que "la pandemia ha puesto de manifiesto la necesidad de activar modificaciones urgentes" y que "la educación no puede esperar más" para afrontar "desafíos" como el abandono escolar temprano y la digitalización.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.