Ecoaula

Educadores infantiles alertan de que 125.000 niños se quedarán sin plaza tras el cierre de guarderías por el Covid-19

  • La organización revindica asimismo que estos centros son "servicio" más que un negocio
Madrid

La Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI-Waece) alertó este viernes de que, con el cierre de las escuelas infantiles de 0 a 3 años causado por el coronavirus, se estima que más de 125.000 niños se quedarán sin plaza. La asociación pide ayudas para poder mantener la oferta educativa y evitar que el sistema colapse.

En una nota, la asociación subrayó también que un 40 por ciento de las escuelas infantiles privadas se ven abocadas al cierre por la falta de apoyo de las administraciones, lo que dejará a miles de niños sin plaza en el mes de septiembre por la reducción de la oferta. "Las administraciones tienen que apoyar económicamente a estos centros puesto que su cierre generará un problema de grandes dimensiones a las familias de toda España", aseguran los educadores.

AMEI-Waece, que agrupa a más de 40.000 profesionales solo en España, alerta de la situación que se vivirá cuando dé comienzo el curso escolar. "Las administraciones no son conscientes del problema que se les viene encima. Con el cierre de las escuelas infantiles causado, no tanto por el coronavirus sino por la falta de apoyo que el sector ha recibido, la oferta de plazas será mucho menor a la que hay ahora de por si escasa", explica Juan Sánchez Muliterno, presidente de esta asociación-.

Como recuerda Elvira Sánchez-Igual, responsable de comunicación de AMEI-Waece, "en época de elecciones, la totalidad de los partidos políticos han afirmado su compromiso con la escolaridad en la etapa 0-3 y han anunciado la universalización de la educación desde el mismo momento de su nacimiento. ¿Dónde queda ahora ese compromiso?". Y alerta de que la escolarización temprana (de 0 3 años) "ayuda a las familias a conciliar, especialmente a la mujer que es la que suele asumir el cuidado de los hijos cuando uno de los progenitores se tiene que hacer cargo de los niños en horario laboral- y previene las desigualdades desde la primera infancia".

La organización revindica asimismo que estos centros son "servicio" más que un negocio, y que responden a la inquietud vocacional de sus trabajadores. Además, lamenta que se hagan promesas electoralistas sobre la educación 0-3 y que en puertas del próximo curso no se den soluciones para todos esos niños que se quedarán sin plaza.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin