Ecoaula

¿Estaban las universidades preparadas para una situación como la del Covid-19?

  • Un 60% de las universidades presenciales contemplaba la docencia online
Madrid

La pandemia del Covid-19 ha supuesto un gran reto para las instituciones de educación superior. En la mayoría de los países, los campus debieron cerrar sus puertas y la docencia y evaluación presenciales no pudieron llevarse a cabo. Las instituciones de enseñanza superior han tenido que adoptar nuevas lógicas y dinámicas de educación, migrando la transmisión del conocimiento a una modalidad digital con rapidez y pragmatismo.

La pregunta de fondo es si las universidades estaban preparadas para afrontar un reto de tal magnitud. Para ello, U-Multirank (que brinda desde 2014 una clasificación internacional de las instituciones de educación superior con un enfoque multidimensional) ha intentado responder el interrogante analizando su extensa base de datos con cerca de 1.800 instituciones, más de 4.000 facultades y 8.000 programas de grado y másteres relativos a 22 ámbitos de conocimiento. Este análisis incluye también los datos de los ámbitos incluidos en su última edición, presentados en junio de 2020.

En U-Multirank y, por lo tanto, en los resultados que se muestran a continuación, no se incluyen universidades no presenciales o programas que se impartan exclusivamente de forma online. Dado que la enseñanza presencial es la más habitual en las universidades, lo que resulta más relevante analizar es la digitalización de los programas presenciales para ver cómo estaban preparadas las universidades para una situación como la provocada por la pandemia, en las que la docencia y evaluación en el aula se han visto imposibilitadas.

Los datos procedentes de U-Multirank sugieren que antes de la crisis del Covid-19, tanto las universidades que impartían los ámbitos de Educación, ADE y Economía como las universidades más grandes y generalistas han sido las que con más probabilidad impartían programas online. Aunque la mayoría de las instituciones de enseñanza superior ha comprendido la relevancia estratégica de la enseñanza online, solo unas pocas estaban preparadas para ello.

En los ámbitos de Ciencia e Ingeniería, el porcentaje de programas ofrecidos completamente online es inferior al 3%; valor considerablemente mayor en ámbitos como ADE (11,9%) y Economía (7,3%). Además, los datos de U-Multirank muestran que la disponibilidad de herramientas interactivas de aprendizaje y de exámenes digitales ha sido escasa, lo que apunta que la provisión de recursos de apoyo online ha sido compleja para gran parte de las universidades.

1. ENSEÑANZA ONLINE EN LA VISIÓN ESTRATÉGICA DE LAS UNIVERSIDADES

Tanto U-Multirank como el Ranking CYD (el mayor ranking de universidades españolas y miembro del consorcio del U-Multirank) recogen información relativa a diversos aspectos de la digitalización de los programas ofrecidos en las universidades. Tras analizar la disponibilidad de un plan estratégico institucional para los estudios online, los resultados son similares entre Europa y España.

Los datos muestran que, en el caso de las universidades presenciales españolas, un 60% de ellas contemplaba de alguna forma la docencia online (un 20% disponía de un plan completo con objetivos y medidas concretas y un 40% dedicaba algún apartado de plan estratégico a esta modalidad de docencia). Por otro lado, un 40% de ellas declaró no tener ningún plan a este respecto. Tal y como se observa en el gráfico, son cifras similares al del conjunto de universidades europeas participantes en U-Multirank.

2. ENSEÑANZA ONLINE EN LOS PROGRAMAS UNIVERSITARIOS

Si se analiza la correspondencia entre el tipo de universidad y la modalidad de enseñanza impartida, se distingue una limitada oferta de los programas de enseñanza online.

Además, la información incluida en el Ranking CYD permite analizar si es posible detectar diferencias entre tipos de universidades y de programas. Tanto en las universidades públicas como privadas son los másteres los que se imparten de forma online de manera más habitual con un 3,53% y un 10,63% sobre el total respectivamente. Para los grados, en ambos tipos de universidades la cifra no llega siquiera al 1% del total. De forma global, tanto para los grados como para los másteres, hay un mayor porcentaje de programas online impartidos en las universidades privadas.

Para los ámbitos de conocimiento presentados en U-Multirank en las tres últimas ediciones (2018, 2019 y 2020), prácticamente la totalidad de los programas incluidos en ellos se impartían únicamente de forma presencial. En el caso de las universidades europeas, solo un 1,62% de los programas presenciales contemplaba la modalidad online mientras que la proporción en las universidades españolas era ligeramente mayor (2,24%).

No obstante, se observan diferencias en cada ámbito de conocimiento. Mientras que en las Ciencias e Ingenierías el porcentaje de programas con modalidad totalmente online era menos de un 2,5%, la proporción detectada fue mayor en ámbitos como ADE (11,9%), Economía (7,3%), Lingüística (9,7%) y Ciencias de la Tierra/Geología (8,6%).

A partir de los datos del Ranking CYD es posible analizar la situación de las universidades españolas. De forma mayoritaria, para los 25 ámbitos presentes en el ranking destacan los programas de grado y máster impartidos de forma presencial. Por grado, los ámbitos que disponían de una mayor proporción impartida en ambas modalidades han sido: Psicología (10,53%), ADE (10,33%), Ciencias Políticas (7,14%), Historia (6,25%) y Sociología (5,66%).

Como sucedía de forma global, hay una tendencia mayor en los másteres que en los grados a tener una modalidad online o semipresencial de los programas que se ofrecen de forma presencial. Así, para los másteres, estos porcentajes alcanzan el 37,5% en el caso de Enfermería, seguida de Educación (19,30%), Trabajo Social (15,38%), ADE (14,56%) y Sociología (14,29%).

A nivel internacional, el peso de la enseñanza digital difiere en los distintos ámbitos siguiendo una pauta similar a la de España. Algunas especialidades como ADE, Economía, Educación y Ciencias de la Computación cuentan con una alta proporción de programas completos con modalidad online. También es el caso de Lingüística y Ciencias de la Tierra/Geología a pesar de que utilizan en menor proporción formas de aprendizaje digital. El área de Ciencias (Física, Química y Biología) además de algunas Ciencias Sociales (Historia, Sociología y Geografía Social) no destacan en ninguna de las dos variables.

3. ENSEÑANZA DIGITAL Y DOCENCIA INTERACTIVA: VALORACIÓN DE ESTUDIANTES

En paralelo, es posible comparar el peso de la docencia digital con la valoración que hacen los estudiantes de la digitalización de los programas. El indicador de U-Multirank sobre enseñanza online (e-learning) combina varios aspectos de la digitalización como el uso de medios digitales clásicos, las evaluaciones online y las herramientas interactivas.

Al combinar estos dos aspectos (formas de docencia digital y valoración de la digitalización por parte de los estudiantes) también se observan diferencias entre los ámbitos, estando algunos mejor preparados que otros para hacer frente a retos como el Covid-19. En algunos ámbitos la alta proporción de docencia digital coincide con una valoración relativamente elevada de los estudiantes de dicha forma de docencia; este es el caso de Ciencias de la Computación, Ingeniería Industrial, ADE, Economía y Educación. Por el contrario, en Geografía, Historia, Biología, Sociología, Química, Ingeniería Civil e Ingeniería Química, ambos indicadores se sitúan por debajo de la media. En algunos ámbitos como las Ingenierías Mecánica y Eléctrica, Matemáticas y Física los estudiantes tienen una actitud más bien crítica ante la evaluación online a pesar de que el peso de la docencia digital es más bien alto.

Si se relacionan dos aspectos importantes de la docencia online como son la evaluación online y el uso de herramientas de aprendizaje interactivas, los estudiantes de ADE, Economía, Educación, Ingeniería Industrial y Lingüística son los que otorgan unas mejores valoraciones a ambas variables. Por el contrario, estudiantes de la mayoría de Ciencias, Historia, Sociología, Geografía Social e Ingeniería Mecánica y Química son más críticos con estos dos aspectos.

En España, los resultados obtenidos en la encuesta de satisfacción de la última edición del Ranking CYD indican unos parámetros de valoración similares a los del conjunto de estudiantes encuestados en el U-Multirank atendiendo a los ámbitos de conocimiento y, si acaso, con una valoración ligeramente más negativa por parte de los estudiantes españoles en relación con el conjunto de universitarios de las instituciones participantes en U-Multirank.

4.RESUMEN Y CONCLUSIONES

Los resultados de la séptima edición del U-Multirank incluyen información de aproximadamente 1.800 universidades de 92 países. En función de estos datos es posible estimar la provisión de la educación online en las universidades a escala mundial.

Según Frans Van Vught, codirector del proyecto U-Multirank, "la crisis del covid-19 cogió por sorpresa a las universidades de todo el mundo. Solo unas pocas han tenido una estrategia de gestión de crisis que les haya permitido responder a una pandemia. La capacidad de ofrecer programas y apoyo online es una estrategia crucial pero no estaba ampliamente disponible cuando golpeó la crisis".

Tras analizar las últimas tres ediciones del U-Multirank para comprobar si las universidades estaban preparadas para ofrecer una docencia online a los estudiantes matriculados en programas presenciales, los datos sugieren que con la excepción de las universidades no presenciales (no incluidas en el análisis), las universidades en general no estaban preparadas para afrontar retos como los que ha provocado la pandemia.

La evidencia sugiere que hay grandes diferencias entre ámbitos de conocimiento. Algunos como ADE, Economía, Educación y Ciencias de la Computación obtienen buenos resultados tanto en la presencia de programas completos online como de formas de docencia digital; otros como las Ingenierías Industrial, Ambiental y Eléctrica combinan un peso relativamente elevado de formas de docencia digital con la obtención de mejores valoraciones por parte de los estudiantes de dicho formato aunque, sin embargo, no destacan por tener un gran número de programas presenciales ofrecidos de manera completa en modalidad online. En el otro extremo, aparecen ámbitos como Química, Ingeniería Química, Geografía Social, Física e Historia que parecen estar peor preparadas en todos los aspectos anteriormente mencionados.

"En relación, específicamente, con la preparación de las universidades españolas, la evidencia sugiere que no hay una diferencia sustancial con las europeas que forman parte de U-Multirank y las cerca de 1.800 instituciones que analiza el ranking. Sí se observa una mejor situación de las universidades españolas en la consideración de estudios online dentro del plan estratégico y un mayor porcentaje de programas completamente online impartidos en las universidades españolas que en las de la UE y del conjunto del U-Multirank. Por el contrario, los indicadores de satisfacción de estudiantes sobre educación online son ligeramente peores para los estudiantes españoles" ha afirmado Martí Parellada, Director del Ranking CYD.

Los resultados 2020 del U-Multirank no solo dan una idea de los efectos de la enseñanza online, sino que además muestran en detalle el rendimiento de las universidades utilizando cerca de 40 indicadores de referencia. Gracias a ello, los estudiantes pueden decidir qué o dónde estudiar según sus preferencias. En cuanto a las universidades, pueden utilizar los datos para evaluar sus puntos fuertes o débiles y encontrar la manera de elaborar o reforzar sus planes estratégicos, incluidos los aspectos relativos a la digitalización de los programas; una nueva norma tras el Covid-19.

"Dada la crisis actual, es incluso más importante que a la hora de seleccionar una universidad los estudiantes consideren lo que más les importa a ellos. U-Multirank sirve de ayuda al ofrecer datos sobre la satisfacción de los estudiantes, ya sea respecto a la calidad de los cursos, la organización de los estudios, el tamaño de las aulas, acuerdos con empresas e incluso a la graduación en tiempo normativo. Los estudiantes pueden seleccionar los criterios que consideren pertinentes y crear su ranking personalizado", ha valorado Frank Ziegele, codirector del proyecto U-Multirank.

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.