Ecoaula

Vuelven los cursos formativos en el extranjero con la máxima seguridad posible

  • El 94% de los estudiantes se decanta por los países en los que puede mejorar su nivel de inglés
Madrid

La formación, sea donde sea, siempre va a ser positiva para el estudiante. Sin embargo, tras una pandemia que ha golpeado a España por todos los sectores posibles, la idea de viajar al extranjero a estudiar podría haberse escabullido de los objetivos de los más jóvenes. Con medidas de seguridad y de higiene todo puede recuperar cierta normalidad y es por eso por lo que ASEPROCE, la Asociación Española de Promotores de Cursos en el Extranjero, ha indicado que tiene en marcha multitud de planes para realizar cursos académicos y de idiomas en el extranjero durante el próximo curso. "Desde finales de agosto y principios de septiembre, nuestros asociados ya resaltan una reactivación en la demanda, pues muchos alumnos han dado un paso adelante", manifiestan desde la agencia. Esta asociación está formada por 67 empresas y organizaciones de toda España que ofrecen experiencia, seguridad y solvencia en cursos como años académicos en el extranjero, estudios universitarios, másteres, etc.

Con una situación tan crítica como la que tenemos en España actualmente, lo primero que entendieron desde Aseproce que debían hacer es "transmitir tranquilidad con una propuesta segura". "La reactivación del año académico se debe a que las agencias de Aseproce únicamente trabajan con destinos seguros para los alumnos, lo que transmite una gran tranquilidad", confiesan fuentes de la agencia.

Oferta variada con seguridad

La norma Aseproce es auditada anualmente por la consultora LRQA Business Assurance, lo que garantiza que se cuenta con el título de Agente de Viajes, así como que tenga sus contrataciones e impuestos en regla y que cumpla con un seguimiento permanente del alumno y una disponibilidad 24 horas en caso de ser menores.

De entre los programas que ofrece esta agencia destacan los cursos de verano para niños, jóvenes y adultos, un año escolar en el extranjero, dirigido a alumnos y alumnas entre 12 y 18 años, cursos para empresas y ejecutivos, preparación para exámenes oficiales como Toefl o Cambridge, etc. "Del total de alumnos que siguen cursos de idiomas en el extranjero, en torno al 83% lo hace en programas de duración igual o inferior a 4 semanas, normalmente en verano", explican desde Aseproce.

El perfil al que van dirigidos todos estos tipos de formaciones es aquel que "coincide en que salir de casa requiere una actividad, un plan concreto y unos objetivos que conviene analizar de antemano", apuntan. Consideran, además, que se trata de una decisión complicada que suele pasar de ser un proyecto formativo para convertirse en un proyecto vital.

A la hora de elegir un país, el 94% de los estudiantes, se decanta por aquellos en los que puede mejorar su nivel de inglés. No obstante, los destinos para realizar cursos de idiomas en el extranjero presentan un amplio abanico de posibilidades, entre los que se encuentra Estados Unidos, Irlanda, Gran Bretaña, Sudáfrica, Nueva Zelanda o Hawai. Los países destinatarios preferidos por los españoles son: Gran Bretaña (34%), Irlanda (27%), Estados Unidos (15%) y Canadá (14%).

Confianza desde el principio

Analía y Naroa son dos estudiantes que han escogido Aseproce para continuar con sus estudios. A la hora de decantarse por esta asociación, Analía tuvo muy presente la profesionalización de su trabajo: "Las agencias con las que trabaja Aseproce son empresas veteranas y el perfil de los que trabajan allí coincide con el de personas con vocación internacional, que planifican, asesoran y realizan un seguimiento exhaustivo de los estudiantes", considera. Por su parte, Naroa pone en valor la confianza y la buena impresión que le dieron desde un principio para vivir una experiencia única: "Se aprende muchísimo cuando viajas fuera: conoces a otra gente y, sobre todo, te ayuda a conocerte a ti misma", explica.

Tomar la decisión de volver a estudiar en el extranjero después de la llegada de la pandemia no les costó demasiado a ninguna de las dos. Analía continúa queriendo viajar: "Ya conozco los cursos en el extranjero y he estudiado en Canadá previamente, es un país seguro y tienen unas altas medidas de seguridad", declara la joven. Por su parte Naroa tiene claro que volverá "porque 1º de bachillerato es uno de los cursos más importantes del instituto y va a ser clave para mi desarrollo académico y profesional hacerlo en Estados Unidos".

comentariosforum0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin