Ecoaula

Las protestas de la escuela concertada y la Iglesia contra la 'ley Celaá' vuelven a ser 'trending topic' en Twitter

  • El cardenal Osoro pide "no esconder o eliminar a Dios" de la educación
Madrid

La segunda protesta virtual convocada por la escuela concertada para este miércoles 20 de mayo en Twitter, contra la tramitación durante el Estado de Alarma del proyecto de Ley Orgánica de Modificación de la Ley Orgánica de Educación (LOMLOE), ha conseguido ser uno de los temas más comentados en la red social en España, convirtiéndose en 'trending topic' la etiqueta #ParemosLaLeyCelaa.

Asimismo, se han registrado miles de tuits con la etiqueta #ReliEsMas, una iniciativa convocada por más de 50 delegaciones de Enseñanza de la Iglesia española para defender la clase de Religión.

En cuanto a la protesta de la escuela concertada, se trata de la segunda que convocan en lo que va de mayo, en vista de que "el Gobierno sigue haciendo oídos sordos al clamor popular contra la tramitación de la 'ley Celaá' durante la peor pandemia que ha vivido España y el mundo en los últimos 100 años". La primera 'Quedada digital', tal y como la denominan, tuvo lugar el pasado 4 de mayo en Twitter y también se convirtió en tendencia en España, con más de 100.000 tuits.

La promotora de esta iniciativa, la Plataforma 'Concertados', es una entidad constituida por Escuelas Católicas (FERE-CECA y EyG), la Confederación Española de Centros de Enseñanza (CECE), la Confederación Católica Nacional de Padres de Familia y Padres de Alumnos (CONCAPA) y la Confederación de Padres de Alumnos (COFAPA). También están integrados los sindicatos mayoritarios de la concertada: la Federación de Sindicatos Independientes de la Enseñanza (FSIE) y la Federación de Enseñanza de la Unión Sindical Obrera (FEUSO).

De forma paralela, cerca de medio centenar de delegaciones de enseñanza de las diócesis que conforman la Iglesia en España, padres, profesores y distintas entidades del ámbito educativo, han lanzado la iniciativa #ReliEsMas, que también ha conseguido este miércoles miles de mensajes en defensa de esta asignatura que consideran que queda "arrinconada" con la 'ley Celaá'.

La LOMLOE es cuestionada por estas entidades porque elimina el concepto de demanda social en la planificación escolar y la obligatoriedad de la asignatura de Religión, entre otras cuestiones.

"La propuesta ministerial perjudica particularmente a la enseñanza de la Religión en la escuela, aplicando un laicismo excluyente ajeno a la Constitución y contrario a la demanda de las familias que alcanza cerca de 3,3 millones de alumnos, más del 61% del total de los alumnos del sistema educativo", subrayan los promotores de la iniciativa #ReliEsMas.

Por ello, piden habilitar "una solución de consenso" que permita "la posibilidad de elegir libremente esta asignatura, con una carga lectiva digna y con una asignatura alternativa de carácter académico, con el valor de la evaluación como criterio pedagógico imprescindible y que sea computable para la media y el acceso a becas".

Las protestas virtuales han continuado esta tarde de 18.00 a 19.00 horas. Entre los tuits destacados figuran el del cardenal arzobispo de Madrid, Carlos Osoro, quien ha subrayado que "la educación debe permitir el desarrollo de todas las dimensiones del ser humano, también la trascendente". "No escondamos o eliminemos a Dios", ha zanjado, añadiendo el hashtag #ReliEsMás.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.