Ecoaula

Cómo motivar a los alumnos ante los nuevos retos y propósitos educativos

  • Los estudiantes se topan con la necesidad de adquirir habilidades mucho más personales
Madrid

Las nuevas tecnologías han revolucionado el panorama mundial, de eso no cabe duda. El impacto de las TIC en la sociedad está abriendo paso a nuevos modelos educativos que a su vez, reclaman en las aulas alumnos con nuevos perfiles.

La sociedad de la información, plantea nuevos retos y paradigmas pedagógicos a los que tanto centros educativos como alumnos han de hacerle frente. Se presenta, por lo tanto, un panorama educacional en el que las TIC, junto con la didáctica se han convertido en el principal motor de la cultura educativa digital.

Ante este hecho, los estudiantes se topan con la necesidad de adquirir habilidades mucho más personales que les permitan su inclusión en el mundo laboral. En este sentido, hablamos de potenciar el pensamiento crítico, la creatividad, la fluidez comunicativa o la capacidad de adaptación de los estudiantes. Pues la sociedad está reclamando unas aptitudes y actitudes que distan de las tradicionales.

En este sentido, la motivación de los alumnos es fundamental para alcanzar tales objetivos de cara al futuro. Por ello, desde Hastings School proponen las claves de una enseñanza motivacional en el aula:

1. Los alumnos se tienen que sentir involucrados de manera emocional con la materia para alcanzar el máximo nivel de interés.

2. Los estudiantes deben ser capaces de reflexionar y razonar por sí mismos.

3. El trabajo en grupo es clave para desarrollar capacidades que les permita debatir y argumentar las distintas opiniones que puedan surgir con respecto a un tema.

4. El futuro es incierto y es una de las mayores preocupaciones que albergan los centros, por ello desde las aulas se debe fomentar que los alumnos deliberen respecto al mismo.

Además, junto con todo ello, es indispensable trabajar con cada alumno una base one to one para conocer su progreso en el aula e impartir lecciones no solo dinámicas sino que también estimulen la confianza de los estudiantes en sí mismos y con las que abandonen la idea del miedo al fracaso.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin