Ecoaula

Juventudes Socialistas reivindica una formación libre de prejuicios sobre sexualidad en los centros educativos.

  • Juventudes Socialistas hace un llamamiento a seguir protegiendo y defendiendo los derechos sexuales de todas las personas
Madrid

Juventudes Socialistas de España (JSE) reivindica este viernes, Día europeo de la Salud Sexual y Reproductiva, que en los centros educativos se proporcione una formación clara y libre de prejuicios sobre sexualidad.

El secretario general de JSE y diputado en el Congreso, Omar Anguita, defiende que cada cual adapte a sus gustos, inquietudes y comportamientos su sexualidad, que "no debe tener otros límites que la protección de la salud".

Desde la organización juvenil socialista apuntan a que el bienestar sexual ayuda a mantener una salud integral, que aporta beneficios a la condición física y a la autoestima, lo que permite al individuo conocerse mejor y redundar en su madurez personal, señalan en una nota de prensa.

Juventudes Socialistas hace un llamamiento a seguir protegiendo y defendiendo los derechos sexuales de todas las personas, vivan donde vivan y subrayan la importancia de cuidar la salud en todas las prácticas sexuales, concienciando sobre el impacto de las infecciones de transmisión sexual (ETS) como la sífilis, la gonorrea y las clamidias, así como embarazos no deseados.

Desde la organización juvenil hacen especial hincapié en que el 80 por ciento de los diagnósticos de VIH del último año se debieron precisamente a la transmisión sexual.

"Como potente instrumento de concienciación juega un papel esencial la educación que se recibe en la juventud, tanto en instituciones educativas formales como a través de redes informales", ha manifestado Blanca Ibarra, secretaria de Sanidad de la organización juvenil socialista.

Por ello, en JSE se reafirman en su oposición al "veto parental fomentado por la ultraderecha" y reivindican "la libertad de enseñanza en materia de educación sexual". "Es necesario que en las escuelas e institutos se proporcione formación e información clara y libre de prejuicios que permita tomar decisiones responsables sobre las prácticas sexuales de cada cual", ha finalizado Ibarra.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.