Ecoaula

Lucas Carmona: "La motivación que genera en el alumnado aprender con este tipo de retos como el ABF es altísima"

  • Esta experiencia llevará a convertir el ABF en una herramienta para fomentar la educación inclusiva
Madrid

El pasado jueves 28 de noviembre se celebró la jornada "Blockchain: Casos de uso reales", para la que fue seleccionada la startup Factory Matters, especializada en innovación educativa, y formó parte de un plantel de ponentes de primer nivel en el desarrollo e implementación de la tecnología blockchain. Lucas Carmona, cofundador y director tecnológico de Factory Matters, presentó la innovación que él y su equipo han creado.

¿De qué manera considera que está cambiando la innovación al mundo educativo?

La innovación y la tecnología están derribando muchos convencionalismos y axiomas que han formado parte de la educación hasta hoy. Para las generaciones que han nacido con Internet, las instituciones educativas y el profesorado ya no son los proveedores exclusivos de conocimiento e información. Ese muro ya ha caído y es obligatorio abrir las aulas y espacios de aprendizaje a nuevas formas de enseñar, aprender y medir el aprendizaje, nuevas metodologías, nuevos contenidos, nuevas competencias.

También el nuevo conocimiento científico en áreas como las neurociencias está aportando mucho a la transformación educativa: metodologías activas, competencias blandas y un sinfín de innovaciones que cada vez tienen más peso en la pedagogía.

Las tecnologías, y su evolución exponencial están teniendo un impacto muy relevante, por su disrupción en los procesos de enseñanza-aprendizaje, y por la emergencia social que provoca la velocidad a la que surgen y desaparecen las profesiones que desempeñarán las nuevas generaciones. Los itinerarios formativos clásicos se quedan desfasados y no se pueden actualizar al ritmo necesario. Todo esto influye en la desmotivación de estudiantes y profesorado.

Afortunadamente, hay noticias muy positivas en la evolución de la educación. Cuando las innovaciones se asientan sobre las bases de la pedagogía y el respeto a esta ciencia, llevan la educación al espacio que requiere en la Era Digital. Este es nuestro objetivo con la metodología ABF (Aprendizaje Basado en Factorías): conjugar la innovación y la pedagogía de forma totalmente beneficiosa para toda la comunidad educativa.

¿Cómo valora la trayectoria de Factory Matters en el campo de la innovación social?

Estamos muy orgullosos de los pasos dados hasta ahora y francamente emocionados con los que se avecinan. Factory Matters, y el ecosistema educativo basado en el ABF, tienen su origen en experiencias de aprendizaje en las que combinábamos la sensibilización sobre el daño cerebral y la diversidad funcional con el aprendizaje de la programación y el pensamiento computacional en niños y niñas de Primaria y Secundaria. Las llamábamos "Exponential Solidarity". Los resultados tan impresionantes que obteníamos cada vez que realizábamos este tipo de actividades, nos impulsaron a perfeccionarlas, sistematizarlas y empaquetarlas para que no solo nosotros, sino cualquier profesional de la educación con ganas de disfrutar de su profesión, tuvieran la oportunidad de experimentarlas.

Esa semilla que representaba la sensibilización en "Exponential Solidarity", ahora, en el ABF y sus Factorías Digitales Educativas (FDE) es uno de los pilares fundamentales en forma de impacto social: todos los productos y soluciones que se crean en las FDE han de contribuir a mejorar una necesidad del mundo. La forma más sencilla y potente de identificar y tratar esas necesidades está en los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la ONU para el año 2030, incorporados de forma implícita en todas las Factorías Digitales Educativas.

Como suponíamos, la motivación que genera en el alumnado aprender con este tipo de retos es altísima. El número de niñas que se interesan por la tecnología gracias a este planteamiento es muy superior al conseguido con otra tipología de contenidos. Esto nos está llevando a probar el ABF en todo tipo de entornos educativos.

"El ABF ya está siendo utilizado por entidades que trabajan con población infantil y juvenil en riesgo de exclusión social"

El ABF ya está siendo utilizado por entidades que trabajan con población infantil y juvenil en riesgo de exclusión social. En 2020 vamos a lanzar novedades muy importantes en esta línea, con participación en investigaciones para medir el impacto del ABF en entornos desfavorecidos.

Además, en este curso 19-20 hacemos la primera FDE con actividades de integración con centros educativos de educación especial. Sin duda, esta experiencia nos llevará a convertir el ABF en una herramienta para fomentar la educación inclusiva.

¿En qué consiste la metodología Aprendizaje Basado en Factorías (ABF)?

Fomentar el aprendizaje de 3 elementos que son clave para que las nuevas generaciones estén preparadas en la Era Digital: tecnologías y competencia digital, emprendimiento, e impacto social. Para ello, proponemos convertir el espacio de aprendizaje (aula, laboratorio, colegio completo), en una Factoría Digital en la que los "clientes" piden productos o servicios que mejoran el mundo, y los estudiantes en clase se encargan de crearlos y presentarlos a la sociedad.

A esa Factoría Digital le ponemos la coletilla de Educativa, dando lugar al concepto de Factoría Digital Educativa, que es un proyecto con un formato y características específicas que hemos establecido en la metodología ABF.

Estas características que definen el ABF están siendo analizadas, mejoradas, validadas y medido su impacto en el proceso de aprendizaje, por un equipo de investigadores de primer nivel de la Universidad Loyola. Hemos tenido la inmensa fortuna de que el ABF ha encantado en esta universidad y estamos trabajando en un proyecto de investigación propio, que en 2020 empezará a generar publicaciones académicas para dotar al ABF del rigor científico que toda innovación educativa ha de incorporar.

El ABF tiene unas bases metodológicas (formas de enseñar) y competenciales (qué se enseña) muy bien definidas. Las metodologías activas tienen un papel muy relevante en esas bases. Para las competencias estamos utilizando los marcos europeos de competencias digitales y competencia emprendedora, y los ODS como marco de impacto social.

Además, el ABF como ecosistema educativo está compuesto por:

- Formación a docentes en el ABF y el uso de las FDE.

- Factorías Digitales Educativas que utilizan en sus clases los profesores.

- Acompañamiento por nuestra parte en el uso de las FDE.

Estos tres elementos son el conjunto de servicios que reciben los colegios que trabajan con ABF.

¿Qué tipo de centros podrían aplicarla en sus aulas?

Está diseñada para que cualquier centro educativo de Primaria, Secundaria, Bachillerato y FP pueda aplicarla sin restricción. Cuanto más integrada está la innovación educativa con metodologías innovadoras como el aprendizaje por proyectos, colaborativo, etc (de las que bebe el ABF) mucho más fácil es introducirlo y más espectaculares son los resultados que se obtienen. Esto hay que señalarlo.

"Es una forma muy buena de dar el salto a la innovación educativa para los centros que todavía no lo han hecho"

Pero también es una forma muy buena de dar el salto a la innovación educativa para los centros que todavía no lo han hecho. Con la seguridad de tener unos procesos y contenidos totalmente estructurados y pensados para facilitar y potenciar esta transformación.

En nuestra evolución hemos pasado de dos centros escolares integrando nuestra metodología de forma curricular durante el curso 2018-2019, a más de 10 en el 2019-2020 y unas previsiones muy ilusionantes para 2020-2021 y cursos venideros. Entre ellos hay perfiles de todo tipo: centros privados con alto perfil innovador y tecnológico, o concertados y públicos en áreas desfavorecidas. En todos, el resultado está siendo realmente positivo.

El único requisito que han de cumplir los centros es disponer de conexión a internet y al menos 6 ordenadores con prestaciones mínimas.

¿A qué perfil de alumnos está dirigida?

En el alumnado no hay ninguna restricción ni requisito. Precisamente lo que aporta la metodología es que cualquier estudiante, parta del nivel que parta, progrese de forma significativa tanto en las materias curriculares como en las competencias digitales. Las FDE están adaptadas curricularmente para distintos niveles educativos.

"Estamos trabajando intensamente para potenciar la accesibilidad, la integración y la inclusión de alumnado con necesidades especiales"

Estamos trabajando intensamente para potenciar la accesibilidad, la integración y la inclusión de alumnado con necesidades especiales en el ABF. Tenemos mucho trabajo por delante para explotar todo el potencial que el ABF atesora en este ámbito, pero estamos muy ilusionados con los resultados que van a venir de este esfuerzo.

¿Qué tipo de competencias y habilidades adquieren los alumnos con esta metodología?

Nuestro objetivo con el ABF es proporcionar a las nuevas generaciones las habilidades y competencias clave para desenvolverse en la sociedad de la información en la que han nacido, y que estén preparados para la velocidad a la que se producen los cambios en ella.

El ABF se asienta sobre tres pilares competenciales fundamentales:

- Competencias Digitales y STEAM: usando como referencia los marcos europeos DigComp 2.1, Edu y Org, además de la capa de tecnología específica que se trabaja en cada factoría.

- Competencia Emprendedora: usando como referencia el marco europeo EntreComp.

- Competencia Cívica y Social: apoyándonos en los currículums de los distintos niveles educativos en los que trabajamos e incorporando el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Estos tres pilares fundamentales del ABF se complementan con los contenidos curriculares que cada FDE integra por la temática, la tecnología o los ODS que trabaje. Este trabajo de integración curricular, que abarca distintas áreas o asignaturas de forma transversal, facilita enormemente la labor del profesorado.

Además, las dinámicas, los retos y los procesos que incluyen las FDE, permiten que los alumnos desarrollen de forma natural y motivadora competencias blandas como el trabajo en equipo, el liderazgo, la toma de decisiones, la negociación o la comunicación.

Uno de los puntos más importantes de la investigación con Universidad Loyola es la medición de la mejora en la adquisición de estas competencias con el ABF por parte del alumnado.

¿Qué papel juega el talento en vuestra organización a la hora de desarrollar contenidos?

El talento es la gasolina de Factory Matters. Tenemos la inmensa fortuna de contar con un equipo de profesionales de altísimo nivel y motivación. Esta combinación hace que el talento se dispare y mes a mes se produce una evolución tan eficiente e ilusionante. Es importante señalar que en Factory Matters gana por goleada el talento femenino al representar las mujeres el 70% de nuestra plantilla. Estamos comprobando, además, cómo el talento interno es un imán para atraer más talento externo. Proveedores, colaboradores, clientes, inversores, etc. Estamos muy contentos con la afinidad hacia el proyecto de la mayoría de las personas que lo conocen. Por señalar algunos ejemplos, el equipo de investigación de Loyola y el equipo de Validated ID.

"En Factory Matters gana por goleada el talento femenino al representar las mujeres el 70% de nuestra plantilla"

¿Qué relación tiene el blockchain con la innovación educativa?

Blockchain va a tener un impacto decisivo en la educación, al igual que en el resto de áreas de la sociedad, como se vaticina. La tendencia es que el primer caso de uso claro y directo de blockchain en educación sea la emisión de diplomas educativos como credenciales verificables por parte de instituciones educativas de todo tipo. Además de los numerosos proyectos privados que están en marcha en distintos países, la Comisión Europea está trabajando muy intensamente en iniciativas realmente interesantes y útiles como EBSI (European Blockchain Services Infrastructure), EBP (European Blcockchain Partnership), ESSIF (European Self-Sovereign Idientity Framework), y un caso de uso específico para diplomas y credenciales educativas llamado EBSI Diploma.

Estos diplomas o credenciales educativas digitales en blockchain van a permitir que nos olvidemos para siempre de las titulaciones en papel. Las almacenaremos en una aplicación de identidad digital en nuestro teléfono móvil. Esta nueva forma de almacenarlos abrirá posibilidades alucinantes como llevar en el móvil todo nuestro expediente académico sin riesgo de que se pierda. También permitirá nuevas formas de usar las titulaciones educativas, como presentarlas desde el teléfono móvil para acceder a un puesto de trabajo en el mismo momento de la entrevista. Y en cualquier parte del mundo, no solo en el país en el que se ha emitido, como ocurre en la actualidad.

Las titulaciones serán solo el principio de muchas transformaciones basadas en Blockchain, que ahora mismo nos cuesta imaginar. Después vendrán muchas más como la gamificación y recompensas con criptomonedas por el éxito en el aprendizaje (cobrar por estudiar…)

Además, hay que innovar mucho también en la forma y etapas en las que se enseña Blockchain en el sistema educativo.

¿En qué consiste la iniciativa que habéis creado y presentado en la jornada "Blockchain: Casos de uso reales"?

Se trata del trabajo que estamos haciendo conjuntamente dos empresas, Validated ID y Factory Matters, dentro del programa Blockchers, promovido por la Comisión Europea para fomentar el desarrollo de la tecnología Blockchain/DLT y su utilización en casos concretos. Está especialmente enfocado a la participación de startups y pymes, y en cada propuesta presentada deben participar dos empresas: una especializada en el desarrollo tecnológico y otra que lo aplica. Actualmente estamos en la fase final del programa. Fuimos elegidos 8 finalistas entre más de 70 proyectos de toda la UE. En marzo presentaremos la solución en un evento en Frankfurt donde se premiarán los dos proyectos que más hayan avanzado en su materialización.

La solución que hemos definido consiste en dotar a nuestra plataforma de elearning (donde se almacenan las Factorías Digitales Educativas del ABF) de la funcionalidad de emitir credenciales educativas en formato "Blockchain" almacenables en una aplicación de identidad en el móvil. El control absoluto de nuestros contenidos (cursos y FDE) nos permite saber cuándo se produce el aprendizaje de un contenido concreto y emitir la credencial correspondiente. Validated ID, partiendo de su herramienta VidChain, está desarrollando los componentes necesarios para convertir la credencial que se emite desde nuestra plataforma elearning en el sistema de credenciales de blockchain.

El resultado de este esfuerzo será que, en una primera fase, los docentes que se capaciten en ABF con nuestros cursos recibirán su acreditación en la aplicación de identidad en su teléfono móvil. Posteriormente también recibirán este tipo de acreditación los estudiantes que aprenden usando las FDE, incluyendo la opción de que a los más peques que no tienen móvil se las custodien sus familiares hasta que tengan potestad para gestionar su identidad.

Consideramos que esta funcionalidad será un elemento de muy alto valor para el ABF. Además, estar a la vanguardia de la innovación tecnológica nos permite trabajar este apartado en nuestras FDE desde la experiencia real de crear innovación.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0