Ecoaula

Un informe apunta al bajo nivel de los profesores como causa del empeoramiento del bilingüismo en los adultos españoles

  • Los adultos no tienen muy buen nivel de inglés y faltan profesores
Madrid

El nivel de inglés de los adultos en España continúa empeorando por quinto año consecutivo, según el informe EF EPI 2019, que pone el foco en la baja formación de los profesores de inglés como una de las principales causas del fracaso del modelo de bilingüismo español.Según el trabajo presentado este martes en Madrid, España sigue a la cola de Europa, con un 55,46 de nota media, lo que le coloca en el puesto 35 a nivel mundial en inglés entre los 100 países y regiones no angloparlantes analizados (cifra global que ha aumentado en esta edición).

Este nivel indica que los españoles pueden participar en reuniones en el área de conocimiento propia o entender letras de canciones o escribir correos electrónicos profesionales sobre temas conocidos."El problema del profesorado es de todos los países. Los adultos no tienen muy buen nivel de inglés y faltan profesores. Hay diferentes estrategias, como cambiar la formación de los profesores, enviar profesores fuera para formarse. En Latinoamérica han puesto el foco muy fuerte en la formación del profesorado y han mejorado el nivel de inglés de los adultos", resumió la autora del estudio Kate Bell. Ese foco, indicó, debe apuntar "no sólo a los profesores de inglés, también a docentes de materias como Biología o Matemáticas". "Es democratizar la formación del inglés", agregó.

País Vasco, Madrid y Navarra son las comunidades autónomas con mejor nota, mientras que las Islas Baleares y Extremadura ocupan las últimas posiciones. Por todo ello, España desciende tres puestos respecto al año pasado (cuando obtuvo un 55,85 de nota).Por ciudades, Barcelona, casi con un 58, y Madrid, son las que mejores notas sacan en España. Todas las regiones españolas han bajado de nivel, una tendencia que ha sido menos acusada en la Comunidad de Madrid, según subrayó la autora.A nivel europeo, Francia, España e Italia van a la zaga de casi todos los demás estados miembros, aunque los galos han mejorado su inglés en los últimos años.

La autora recalcó que los estudiantes suelen subir su nivel de inglés cuando llegan a la Universidad, algo que "no es así" en España. De hecho, en España, los adultos de más edad no dominan el inglés. Según el Centro de Investigaciones Científicas (CIS), el 60% de los adultos españoles dice que no habla inglés en absoluto.También se percibe una gran diferencia entre sectores porque los más competitivos a nivel laboral tienen un inglés mejor pero en el sector público y la educación tienen peor nivel. "Es preocupante", recalcó Bell, quien justificó esa situación explicando que funcionarios y profesores suelen relacionarse en su día a día en castellano.

Los datos apuntan asimismo a que los directivos tienen mayor nivel que los ejecutivos y que las mujeres hablan mejor inglés que los hombres. Además, el nivel de inglés revela que "los países miran fuera cuanto más nivel tienen", algo que también podría aplicarse, según la autora, en cuestiones como la atracción del talento y la productividad.LOS JÓVENES, MEJORBell se refirió a otro estudio de EF que se centra en el desarrollo del inglés en la población de entre 13 a 22 años. Está realizado en 350.000 estudiantes de 43 países. Una de las conclusiones es que "los más jóvenes aprenden más rápido" (hasta los 14 años) y en Europa la tendencia va mejorando.

Bell estuvo acompañada por el director general de EF Education First, Xavier Martí, que subrayó que esta organización educativa privada cuenta con más de 46.000 profesionales en 116 países. Martí revindicó tener "más recursos" para desarrollar las escuelas bilingües."Cambiar algo hoy va a tener resultados positivos dentro de unos años. No podemos cargar en el sistema educativo actual", precisó la autora del estudio, insistiendo en que el estudio se centra especialmente en la población adulta.

En este contexto, Martí apuntó a la cultura audiovisual española, con doblaje en castellano, que impide un mayor contacto con el inglés de forma coloquial y habitual. También pidió más recursos y políticas enfocadas a mejorar el conocimiento del inglés porque el nivel ha descendido en el último lustro, cuando, según resaltó, no se han concedido tantas becas a adultos españoles para estudiar en el extranjero.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0
forum Comentarios 0
Deja tu comentario
elEconomista no se hace responsable de las opiniones expresadas en los comentarios y los mismos no constituyen la opinión de elEconomista. No obstante, elEconomista no tiene obligación de controlar la utilización de éstos por los usuarios y no garantiza que se haga un uso diligente o prudente de los mismos. Tampoco tiene la obligación de verificar y no verifica la identidad de los usuarios, ni la veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de los datos que los usuarios proporcionan y excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización de los mismos o que puedan deberse a la ilicitud, carácter lesivo, falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información proporcionada.