Ecoaula

El mindfulness deportivo aumenta la concentración y rendimiento escolar de los alumnos

  • Este curso se ha puesto también en marcha la "Puerta de las Emociones"
Madrid

Tranquilidad, relajación, paz, bienestar, concentración, calma. Esto es lo que sienten los alumnos del Colegio Zola Las Rozas tras realizar mindfulness después de practicar deporte.

Durante este curso se ha introducido en el Colegio Zola Las Rozas esta disciplina que aúna meditación y técnicas de relajación en todas las etapas (desde Infantil hasta Bachillerato) y en todas las actividades deportivas. Hasta este curso, la realización de mindfulness se realizaba en la asignatura de Educación Física, mientras que este año se ha extendido también a Ritmo y Movimiento, Judo, Hockey y Natación para niños y niñas de todas las edades.

¿Los resultados? Como explican Carlos García Vera, director del Departamento de Educación Física y Francisco Javier Díaz, dinamizador TIC, "los alumnos llegan al aula con las pulsaciones más bajas y más tranquilos con lo que se aumenta la concentración y el rendimiento".

Diferentes estudios apuntan que los niños que siguen los principios del mindfulness tienen una mayor capacidad de gestionar situaciones de estrés y de ponerse en el lugar de los demás. Una de nuestras alumnas lo resumen con estas palabras: "Cuando me relajo con mis amigos, siento que mi día va a ir a mejor".

Esta iniciativa forma parte del programa de Pensamiento Emocional de los Colegios Zola, que lleva implantándose en estos centros (Colegio Zola Las Rozas y Colegio Zola Villafranca) desde hace más de diez años. Con este programa se persigue desarrollar e incentivar en los alumnos el autoconocimiento, la asertividad, la empatía, las habilidades sociales, la resiliencia, el liderazgo y el trabajo en equipo.

En este curso, se ha puesto en marcha también como parte de este programa y dentro del Departamento de Educación Física, la "Puerta de las Emociones" para los alumnos desde Infantil hasta 2º de Primaria. Esta actividad consiste en ocho tipos de saludos diferentes para que cada uno de los alumnos elija cómo quiere saludar al profesor o al alumno ayudante (nombrado cada día en su aula) al comenzar la clase de actividad física. Con esta iniciativa se persigue propiciar que los alumnos aprendan a identificar y expresar sus emociones, así como a incentivar la cercanía y afecto tanto hacia el profesor como hacía los demás compañeros de clase.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0