Ecoaula

Participate Learning, la oportunidad de ser docente en Estados Unidos

  • Los maestros son contratados para trabajar por un periodo de 3 a 5 años
Madrid

El intercambio entre países en el área educativa ha dejado de ser una oportunidad aprovechada únicamente para estudiantes. Participate Learning ha dado un paso más y se ha lanzado de lleno a promover un experiencia intercultural que lleva triunfando en Estados Unidos más de 30 años. En este caso, son los docentes los protagonistas, no sólo con la transmisión de conocimientos, sino también convirtiéndose en auténticos embajadores culturales de su país de procedencia. Con prácticamente 10.000 educadores a escala global que han participado, provenientes de 84 países, este programa es hoy uno de los más exitosos del mundo. El objetivo principal de esta iniciativa es promover una ciudadanía global y que los niños, sus familias y comunidades tanto en Estados Unidos como en España y en otros países conozcan otras culturas y aprecien las diferencias.

Participate Learning es una B Corporation, es decir, una organización que cumple con todos los estándares de desempeño social y ambiental y se preocupa por un cambio cultural global para redefinir el éxito en los negocios y construir una economía más inclusiva y sostenible. Hasta la fecha, han sido 408 los maestros españoles que han participado en el programa. Uno de ellos es José A. Rodríguez, que se encuentra actualmente en Fayetteville, Carolina del Norte, dando clase a un grupo de quinto de primaria. A la hora de plasmar los motivos, Rodríguez lo tiene claro: "Conocer un sistema distinto al español, captar ideas que mejoraran mi experiencia profesional, ampliar mi CV con cursos universitarios y viajar por la geografía del país".

Según el punto de vista de Lucía Fernández, otra de las docentes de este programa y que se encuentra en una escuela de Carolina del Norte, afirma que "Cuando vine aquí descubrí que era un educador global porque me encanta enseñar en diferentes países".

Hasta la fecha, han sido 408 los maestros españoles que han participado en el programa

Los maestros son contratados para trabajar por un periodo de 3 a 5 años en escuelas públicas estadounidenses y pueden ser enviados a tres posibles estados: Carolina del Norte, Carolina del Sur y Virginia. Además de un salario igual al de un profesional de la educación estadounidense, los docentes españoles también reciben un seguro de vida, pasajes de avión y acompañamiento durante el proceso. Si el profesor seleccionado tiene familia y/o pareja, los integrantes de su hogar también podrán trasladarse a los Estados Unidos con sus respectivas visas y permisos.

Tras 12 años participando en este programa, José A. afirma que la experiencia, a pesar de las dificultades, siempre ha merecido la pena. "Lo recomendaría a todo aquel profesional inquieto, que no le tema a los riesgos y que tenga mucho aguante para poder estar al menos un año", confiesa. Uno de los aspectos más destacados, según este docente, son los cursos o workshops que se realizan. Además, indica que "aquí se trabaja por y para los problemas que tiene el centro educativo, lo que conlleva una estrategia de trabajo cooperativo entre los docentes para alcanzar objetivos comunes dirigidos por el director".

Requisitos del programa

Un buen nivel de inglés que le permita poder trabajar y comunicarse de manera efectiva, es uno de los valores principales que busca este programa. Además, también deben contar con un título universitario en Educación y tener al menos dos años de experiencia laboral a tiempo completo en una escuela o colegio. También deben estar trabajando actualmente, ya sea en una institución privada o pública y deben tener licencia de conducir y experiencia al volante para desplazarse en coche a su lugar de trabajo.

Entre las principales vacantes para profesores cuya lengua materna sea el español, están los puestos de preescolar y primaria en inmersión al español, es decir, que todas las clases se dan en este idioma.

Este programa busca profesores con ganas de vivir nuevas experiencias

Los educadores reclutados por Participate Learning podrán enriquecer su experiencia laboral al estar en contacto con novedosos métodos educativos que luego podrán aplicar en escuelas y colegios de sus países. Uno de los principales motivos por los que Lucía Fernández se lanzó a vivir esta experiencia fue por las técnicas educativas tan innovadoras que había en este país. Como indica el docente José A., en este tipo de educación "los profesores son observados y reciben feedback, y deben incorporar lo que la administración del colegio ha elaborado para buscar un centro lo más homogéneo posible en cuanto a tratamientos de disciplina".

En definitiva, este programa busca profesores con ganas de vivir nuevas experiencias, proactivos, resolutivos, emprendedores, innovadores y, sobre todo, que tengan una gran pasión por la educación global.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum0