Ecoaula

La cualificación de las mujeres no deja atrás la brecha salarial en carreras STEM

  • Los expertos coinciden en la necesidad de transmitir a las jóvenes la pasión por las carreras STEM.
  • Las universidades españolas necesitan atraer a las jóvenes a las escuelas politécnicas.
Madrid

La elección del campo de estudio de los jóvenes se guía por las oportunidades y aspiraciones profesionales.

Según el informe anual de la OCDE, sobre el Panorama de la Educación 2019, en el año 2017 solo el 24 por ciento de los matriculados lo estaba en los campos de ciencia, tecnología, ingeniería y ma- temáticas (STEM), y un 22 por ciento en negocios administración y derecho. Según este organismo, "los hombres se inclinan más por el estudio de carreras relacionadas con los campos de ciencias e ingenierías (STEM), mientras que una mayor proporción de mujeres se matricula en carreras relacionadas con la educación, humanidades, idiomas o arte, las cuales tienen asociados salarios inferiores". Por su parte, el sindicato UGT señala que la diferencia en la elección de carrera es la tendencia de la mujer a elegir profesiones "menos competitivas", que ofrecen "mayor flexibilidad laboral" y les permite "compatibilizar mejor las responsabilidades familiares y laborales". Asimismo, UGT determi- na que hay un mayor número de mujeres que de hombres con títulos universitarios, pero esta situación no se traslada de manera di-recta a una mayor presencia de estas en las ocupaciones de directoras, jefas, encargadas, responsables, o cualquier puesto de trabajo que tenga como tareas principales las de dirigir y organizar el trabajo en las empresas. Y esto, explican, sucede en todos los niveles de estudios, no solo entre los universitarios.

Las universidades españolas necesitan atraer a las jóvenes a las escuelas politécnicas de Ingeniería, en donde aún son minoría ellas, y así, ayudarles a integrarse en un mundo profesional que, hoy por hoy, sigue siendo masculino. Actualmente el porcentaje de mujeres en las universidades y escuelas politécnicas raramente supera el 25 por ciento, cifra muy baja si tenemos en cuenta que, según previsiones de la UE, el sector tecnológico va a necesitar un gran número de titulados en STEM: la Industria 4.0. supone un cambio de modelo económico que generará en los próximos años una previsión de nuevos puestos de trabajo de alta cualificación profesional que se cuantifica en millones. Los profesionales STEM son cada vez más demandados. Especialmente los perfiles que cuenten con amplia visión de negocio y dominio de múltiples disciplinas.

Según el informe de la Unesco Descifrar el código: la educación de las niñas y las mujeres en ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas (STEM), actualmente solo el 28 por ciento de todos los investigadores en el mundo son mujeres. Las diferencias de género en la participación en los estudios STEM en detrimento de las niñas ya se aprecia en la educación in-fantil y se vuelve más visible en niveles educacionales más altos. En la educación superior, las mu-jeres representan solo el 35 por ciento de los estudiantes matriculados en las áreas relacionadas con STEM.

En esta misma línea, cabe destacar el marcador Women in Digital, que evalúa la inclusión de las mujeres en trabajos, estudios y emprendimiento digital, y que demuestra que la participación de la mujer se está quedando atrás en cuanto a que es más reducida su formación en las especialidades TIC (Tecnología de la Información y la Comunicación) y STEM.

Por ello, los expertos coinciden en la necesidad de transmitir a las jóvenes la pasión por las carreras STEM y despertar su curiosidad por el mundo de la ciencia y la tecnología facilitará el acceso de más mujeres a la in-dustria TIC.

comentarios0WhatsAppWhatsAppFacebookFacebookTwitterTwitterLinkedinlinkedin
FacebookTwitterlinkedin