Distribución

Lidl promociona la marca España en Alemania con exportaciones por 400 millones el último año

Supone un tercio de todo lo que compra a proveedores españoles para exportar a sus tiendas en toda Europa

Lidl se ha convertido en embajador de la 'marca España' en Alemania. La cadena de supermercados de descuento, de origen alemán, exportó el año pasado productos españoles para la venta en el país teutón por un importe total de 400 millones de euros.

La compañía tiene una política de compras agregada para todo el grupo, pero descentralizada por mercados. De este modo puede comprar a proveedores en España para canalizar posteriormente su venta, a través de una plataforma logística en Gerona, a sus 10.000 tiendas en 26 países europeos.

En este sentido, sólo en 2012 compró mercancía a más de 350 proveedores nacionales por valor de más de 2.500 millones de euros, de los que 1.200 millones, un 48 por ciento del total, se destinó a la exportación.

"Alemania representa un tercio de los productos españoles que exportamos fuera", explicó ayer en Munich Miguel Paradela, el director general de compras de la empresa, durante la celebración de la 'semana española de Lidl'.

Se trata de un acto promocional que Lidl celebra en todo los países y que se acaba de iniciar en los 3.000 establecimientos que el grupo tiene en el mercado alemán.

Según Paradela, "con este tipo de iniciativas damos a conocer nuevos productos, que luego se pueden ir vendiendo durante el resto del año".

De hecho, según sus previsiones, la compra de productos españoles aumentará este año un 8 por ciento, hasta 2.700 millones de euros en total.

En 2012, Lidl compró por ejemplo 960.000 toneladas de frutas y hortalizas al campo español, generando un volumen de negocio en el sector de 860 millones de euros. Es una cifra que equivale al 6 por ciento de la producción total en valor.

Ferrán Figueras, director general financiero de Lidl España, apuntó además que, "de igual modo, el producto nacional adquiere año tras año mayor protagonismo en los lineales de las tiendas españolas".

Actualmente, más del 55 por ciento del surtido está formado por artículos suministrados por proveedores españoles.

Lidl entró en el mercado español en 1994 con la apertura de la primera tienda en Lérida. En la actualidad cuenta con una estructura de más de 525 tiendas, 8 plataformas logísticas y una plantilla de más de 9.500 personas.

En 2012 la filial española alcanzó una facturación de 2.400 millones de euros.

WhatsAppTwitterTwitterLinkedinBeloudBeloud