Distribución

El etiquetado sí condiciona nuestra forma de comprar: siete de cada diez consumidores reconocen que lo leen con atención

  • Nos preocupa la caducidad, los ingredientes y el modo de conservación
  • La edad influye... los mayores de 55 años son los que menos leen el etiquetado
  • Al consumidor le gusta saber lo que come, con toda la lista de ingredientes

Claro que estamos interesados en el etiquetado de los alimentados y parece que cada vez más. ¿Qué informaciones esperamos encontrar? ¿Responde este etiquetado a todas nuestras dudas? ¿Condiciona esta información nuestra cesta de la compra? ¿Quién se informa más.... jóvenes o mayores? ¿Sabías que hay una parte de la  información obligatoria y otra que no lo es?

Los consumidores miramos con atención el etiquetado de los alimentos para conocer la fecha de caducidad o consumo preferente, la lista de ingredientes, así como las condiciones de conservación y utilización del producto, según el último estudio monográfico del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación realizado a consumidores sobre el etiquetado.

Según éste monográfico, 7 de cada 10 consumidores consulta el etiquetado de los productos de alimentación siempre o casi siempre, aunque se aprecian diferencias dependiendo de la edad de los consumidores, siendo los mayores de 55 años los que menos leen el etiquetado.

Este estudio señala que los consumidores no tienen grandes problemas para encontrar la información en los etiquetados. En una escala de 0 a 10 valoran este aspecto con un 6,2. Sin embargo, hay un 17% de los encuestados al que les resulta muy difícil o difícil la localización de determinada información en el etiquetado.

¿Lo más importante de una  etiqueta?

Para el consumidor, los aspectos más importantes del etiquetado son: fecha de caducidad o consumo preferente, lista de ingredientes y condiciones de conservación y utilización. En relación a las fechas de caducidad y consumo preferente, 7 de cada 10 consumidores se fija en éstas.

En cuanto a la composición de los alimentos, existe una total preferencia por que el etiquetado refleje un listado de ingredientes completo. Al consumidor le gusta saber lo que come, según los resultados de este estudio. Muestra de ello es que 9 de cada 10 consumidores se decanta por esta opción frente a la lista reducida. De hecho, 3 de cada 10 deja de comprar algún alimento por tener algún ingrediente.

La información nutricional también es fundamental para los consumidores, ya que el 87,6% de los entrevistados la considera importante y útil. Los elementos en los que más se fijan los consumidores son las grasas, los azúcares y las calorías.

Otra información que quieren conocer los consumidores es el origen de los alimentos. De hecho, 7 de cada 10 consumidores se fija en este aspecto. Los alimentos en los que más buscan que el origen sea nacional son los productos frescos como pescados, frutas, verduras y carnes.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum1

Diego
A Favor
En Contra

Pos si, yo en contra veo que viene de Mordor-euscai (pai asco) o de la Catufalandia...otra ve pa er lineal y ya no lo vuervo a toca ni con un palo ^^

Puntuación 0
#1