Deporte y Negocio

Alex Morgan, la futbolista icono de marcas que rompe barreras por el feminismo

  • Genera anualmente alrededor de 3,5 millones de euros solo en publicidad
  • Una cifra que choca con los cerca de 500.000 euros que gana como futbolista
  • Tras ganar el Mundial 2015 denunció la desigualdad de salarios en EEUU
Foto: Getty.

Este martes, sobre el Estadio José Rico Pérez, España y EEUU jugaron un encuentro amistoso de preparación para el Mundial de fútbol femenino que tendrá lugar en Francia del 7 de junio al 7 de julio. Junto a la victoria del combinado norteamericano (0-1) ante las chicas de Jorge Vilda, los focos se centraron en una de la mejores futbolistas del mundo, Alex Morgan, icono publicitario y cuya trayectoria ha ayudado a romper barreras en favor de los derechos de las mujeres.

En un deporte que centra la inmensa mayoría de su atención en los hombres, Alexandra Patricia Morgan es un resquicio de esperanza feminista. Nacida en California, su carrera la ha convertido en un fenómeno de masas y en la futbolista a la que muchas niñas quieren parecerse en EEUU.

Doble ganadora de la liga norteamericana, campeona de liga y copa francesa, vencedora de la Champions femenina y oro con EEUU en los Juegos Olímpicos de Londres '12 y en el Mundial 2015, además de ser futbolista del año en su país en 2012 y 2018 y tercera en el Balón de Oro de la FIFA 2012, junto a otros muchos logros, Morgan ha completado este palmarés con el hecho de ser un reclamo para las marcas publicitarias.

Desde que saltase a la fama profesional en 2008 al ganar el Mundial sub-20, la delantera ha sido objeto de interés de grandes compañías como McDonals, Chevrolet, Bridgestone, Nationwide Insurance (servicios financieros), Mueller (equipaciones deportivas), P&G o AT&T. Unas empresas que se suman a EA Sports, Nike y CocaCola, sus tres grandes socios y causantes de que tenga una imagen global. Alex ha sido portada del FIFA 16 junto a Leo Messi, uno de los iconos de la multinacional deportiva o protagonista de varios anuncios de la firma de bebidas.

Además de ser seña de estas firmas, Morgan también ha colaborado para campañas en favor de los animales, ha reivindicado el veganismo como hábito saludable en actos junto a Michelle Obama, ha sido portada de Sports Illustrated, ha protagonizado sus propios libros (The Kicks) y una película sobre su vida (Alex&Me) o ha tenido un personaje en la serie Los Simpsons.

Una serie de repercusiones, a sus 29 años, que han influido en que Alex Morgan ingrese anualmente cerca de 3,5 millones de euros solo en publicidad. Una cifra que la convierte en la segunda futbolista que más gana, solo superada por la brasileña Marta. Pero a su salario por marketing, la delantera también famosa por haber hecho del supersticioso número '13' su dorsal, añade alrededor de 500.000 euros de sueldo por su rendimiento deportivo.

Morgan ha denunciado la brecha salarial con los hombres y llegó al Senado para tratar de equiparar los sueldos de la selección femenina con la masculina

Esta última cantidad, aunque muy superior a la que reciben sus compañeras en el Orlando Pride o en la selección estadounidense, ha sido fruto de reivindicación para demostrar la brecha salarial que existe entre hombres y mujeres en el fútbol, por no decir ya con las estrellas de la NBA como Russell Westbrook o Anthony Davis, con quien comparte representante (Dan Levy).

Tras ganar el Mundial en 2015, Morgan, junto a varias compañeras de selección, firmó una demanda contra la USSF (Federación de Fútbol de Estados Unidos, por sus siglas en inglés) por discriminación salarial. Una queja formal que llevó al Senado a aprobar una moción en favor de la igualdad de nóminas en las selecciones masculina y femenina (Landon Donovan ganaba hasta su primera retirada, en 2014, alrededor de 2 millones de euros entre la Selección y Los Angeles Galaxy).

La repercusión mediática de este caso llevó a plantearse a la FIFA las ayudas en premios al fútbol femenino. Por ello, con la llegada de Gianni Infantino, el máximo organismo de este deporte incrementó, entre otros, las ganancias por el Mundial aumentando desde los 13 millones de euros que se daban en 2015 a un poco más de 26 'kilos' en la edición que tendrá lugar este año (el bote para el campeón ha pasado de 1,75 millones a 3,5). Además, la FIFA incluyó ayudas para la preparación y para los clubes que prestan a sus jugadoras. Una mejora que, sin embargo, dista mucho del Mundial masculino por el que se dan alrededor de 350 millones de euros y por lo que se quejó la FIFPro, sindicato internacional de futbolistas.

Estas variaciones, aunque todavía injustas, reflejan la influencia del estatus que Morgan tiene ante el mundo, como cuando la futbolista consiguió modificar la política de garantías de la NWSL (Liga Nacional de Fútbol Femenino, por sus siglas en inglés). Mientras jugaba con los Portland Thorns, Alex se quejó de las instalaciones de un hotel en Kansas City donde había chinches. Esto provocó que el sindicato entrara de lleno en el asunto e introdujese normas para mejorar las condiciones de los viajes de sus futbolistas.

Una retahíla de triunfos dentro y fuera del terreno de juego que han llevado a la '13', quien siempre porta una diadema rosa desde que a su suegra le diagnosticaran cáncer de mama, a ser todo un referente del feminismo. En el Rico Pérez Morgan no marcó, pero Alicante sí pudo disfrutar de la presencia de una mujer que rompe barreras como icono mediático.

WhatsAppWhatsApp
FacebookFacebook
TwitterTwitter
Linkedinlinkedin
emailemail
imprimirprint
comentariosforum2

ANALISTA DE HECES
A Favor
En Contra

EL FÚTBOL FEMINISTA ES UNA PVTA MIE RDA PINCHADA EN UN PALO

Puntuación 3
#1
Raúl
A Favor
En Contra

en un mercado libre se cobra lo que se genera... ya lo dijo nadal, si las mujeres llenasen los pabellones, cobrarían más que los hombres... y de hecho cobran lo mismo en premio económico en torneo... pero claro llega la publicidad y quien da más espectáculo pues gana más...

Puntuación 3
#2